Contacto Espiritual

Encuentro entre Myxa y Kai

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

Contacto Espiritual

Notapor Myxa » Dom Jun 29, 2014 9:03 pm

Imagen

Cronología:
20 de Agosto, antes del Evento Global


La biblioteca estaba repleta de toda serie de volúmenes; libros de magia, cultura general, historia de los mundos visitados hasta la fecha, novelas, cuentos, etc. Todos y cada uno de ellos poseía en sus páginas el registro de valiosos conocimientos que pocos afortunados eran capaces de llegar a leer algún día. Una maravilla para cualquier erudito u ocioso de la lectura.

Y ahí estaba ella, mirando los estantes, embobada perdida. Cuantas personas hubiesen dado todo lo que tenía para poder estar en su situación, y ella no podía siquiera leer aquellos manuscritos. Tan sólo podía coger un volumen al azar, sentarse en el suelo e imaginarse lo que aquello contendría. Y así lo hizo.

No lo sabía en el momento, pero lo que tenía en manos era ni más ni menos que un libro titulado “Aprender a leer para idiotas”. Era irónico, ese libro podría ayudarla a aprender a leer, pero, como era un libro escrito, no podía. ¿Quién había colocado un libro semejante? Que broma de mal gusto.

Aaaah, que mierda. Yo quiero saber lo que pone aquí, jooo —fruncía los labios e inflaba las mejillas a modo de reproche hacia sí misma. Llevaba tiempo empeñándose en el empeño y tan sólo había logrado distinguir lo que era una “a” de una “o”, y poco más.

Volviendo a colocar el libro en su sitio, dándose por vencida aquel día, decidió buscar algún libro que tuviese muchos dibujos y paisajes ilustrados en sus páginas para entretenerse. Quizás también se decantaba por dibujar un rato, llenando las horas libres de aquella tarde. A la mañana había tenido entrenamiento matutino y estaba demasiado cansada como para salir afuera a una de sus típicas investigaciones. Tampoco le apetecía demasiado montar el glider y dar una vuelta por el lago, los nubarrones que se apelotonaban en el cielo tenían mala pinta. No quería volver chorreando en medio de una tormenta fortuita.

Puede que Mogrey me diga de algún buen libro de dibujos por aquí. Él supuestamente se conoce todo este sitio como la palma de su mano.

Tras un breve estiramiento para desperezarse se puso en marcha, rumbo hacia el mostrador de información donde estaba el moguri encargado. Debía acordarse de pedirle papel y lápiz también, se había olvidado el material de dibujo en su cuarto y la pereza podía con ella por primera vez desde que llegó al castillo.
Avatar de Usuario
Myxa
41. Monogoneta
41. Monogoneta
AnimeDesign
 
Mensajes: 1203
Registrado: Sab Sep 14, 2013 9:55 pm
Dinero: 0.00
Banco: 15,420.36
Ubicación: Persiguiendo al Moguri roba-yogures
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: Contacto Espiritual

Notapor Drazham » Mar Jul 01, 2014 6:07 pm

Un guerrero no solo depende de su condición física para el combate. Si se quiere salir airoso de cada situación, se debe entrenar tanto el cuerpo como la mente.

Si algo había aprendido Kai Sheng durante su corta estancia en la Tierra de Partida es que la Llave Espada, la emblemática arma de la Orden de caballeros que se asentaba en aquel mundo, abría a su usuario un abanico extenso de posibilidades. Era un arma excelente para el combate, pero también dotaba al portador de la habilidad de usar el arte conocido como magia.

Su maestro ya le había demostrado la gran utilidad que los hechizos podían tener cuando visitó su mundo natal. Y que decir de aquella ocasión en la que cierto aprendiz de tez morena le hizo sufrir en sus propias carnes el poder de la magia.

El joven aprendiz tenía claro que si quería entrenarse como caballero de la Llave Espada, tendría que demostrar y exprimir al máximo su entrenamiento con armas blancas y adentrarse en el misterioso mundo de la magia. Siendo esta última razón más que suficiente para explorar el lugar en el que encontraría algunas directrices para su aprendizaje: la biblioteca del castillo.

Hace poco que el aprendiz se había iniciado en el arte de la magia asistiendo a las clases del maestro que impartía dicha materia. Pero la teoría mágica le estaba resultando más tediosa de lo que imaginaba, además de que tampoco ayudaba el hecho de que el propio maestro solía quedarse innumerables veces en blanco, tratando de recordar que era lo que tenía que explicar a continuación. Es por ello que su mejor opción era estudiar por su cuenta para reforzar su conocimiento.

La biblioteca tenía a su disposición una selección bastante variopinta de libros y documentos ordenados en las numerables estanterías repartidas por la amplia habitación. Kai tendría que ponerse manos a la obra buscando la sección dedicada a la magia si quería sacarle provecho al día, y más aún cuando las nubes indicaban que se avecinaba un buen aguacero, por lo que hoy era el día idóneo para quedarse dentro a leer.

Con la ilusión de sacarle el máximo partido a la tarde, Kai se adentró en el laberinto que formaban las estanterías en busca de algún libro interesante.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: Contacto Espiritual

Notapor Myxa » Dom Jul 06, 2014 7:58 pm

Bostezó larga y sonoramente cuando, de pronto, chocó sin querer a la esquina de uno de los estantes. Perdió el equilibrio y terminó cayéndose al suelo, aturdida por el golpe. Habría jurado que caminaba por el centro del pasillo, debió de desviarse cuando cerró los ojos por unos instantes al expirar el aire de sus pulmones . Y, para colmo, una caja rectangular cayó desde la balda más alta y fue a parar directo a su cabeza.

¡Esto ya no es casualidad! —exclamó, dolorida por el golpe—. ¡Tu, maldito estante, estate quieto o te arreo!—lo señalaba con el dedo, como si esperase que de pronto se moviese o le pidiese perdón, cosa que no sucedería.

Tras lo que fueron unos segundos de silencio (más que silencio la sala se llenó de las protestas de los Aprendices que estudiaban para que dejase de armar jaleo) dirigió su atención hacia el objeto que había decidido crearle un nuevo chichón en la cabeza.

No era un libro, como lo había supuesto en un principio. Era una caja de colores apagados, con dibujos de fantasmas y espíritus ilustrándola. En la parte superior del contenedor estaba escrita el nombre del objeto que guardaba adentro, en grande y bien escrita.

Genial. A ver, a ver... Cinco letras...—acarició cada una de las letras y recorría el trazado de éstas con la llema de los dedos, despacio y con suavidad—. O... A... ¿Esto es una o o es una a? No, esto es una A y esto es una O. Anda, un palito. Eso es una I.

Poco a poco fue suponiendo lo que decía aquel mensaje cifrado, con cierta dificultad. O-I-A era lo único que había logrado sacar en claro, pero todavía faltaban dos letras por descifrar. ¿Cuales serían?
Avatar de Usuario
Myxa
41. Monogoneta
41. Monogoneta
AnimeDesign
 
Mensajes: 1203
Registrado: Sab Sep 14, 2013 9:55 pm
Dinero: 0.00
Banco: 15,420.36
Ubicación: Persiguiendo al Moguri roba-yogures
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: Contacto Espiritual

Notapor Drazham » Mar Jul 08, 2014 5:47 pm

La sección de libros sobre magia podía considerarse, sin duda alguna, de las mas amplias que habría en la biblioteca. Una auténtica delicia para los fanáticos de los hechizos y los más ávidos lectores.

Kai analizó de arriba abajo las distintas estanterías, comprobando que los libros que estas contenían iban aumentando en tamaño según avanzaba. Incluso llegó a ver un volumen de tal grosor que podría utilizarse como escudo. Estaba claro que con todo ese material, uno podría convertirse en un maestro de la magia, pero lo que el aprendiz buscaba era mucho más simple que lo que le podría ofrecer aquel libro.

Volviendo a la primera estantería en la que vio libros mas adecuados para su nivel, recordó los entrenamientos en las que había puesto en práctica la abrumante teoría que les había impartido su maestro. Hasta el momento, había logrado conjurar dos de los tres hechizos básicos de la llamada “Triada mágica” que se enseñaban a los principiantes: Piro y Electro.

La bola de fuego que materializó al intentar conjurar Piro no parecía bastante estable. Sobretodo cuando probó a dispararla y esta empezó a deshacerse en cuanto avanzó unos pocos metros y a una velocidad que dejaba mucho que desear. En cambio, su hechizo Electro tuvo mejores resultados, conjurando un rayo bastante consistente, pero algo pequeño.

Por el momento, Kai no buscaba aumentar su repertorio de hechizos, pero si mejorar sus bases para que sus escasos conocimientos de magia resultasen efectivos. Y con esas premisas centró su búsqueda.

La gran mayoría de libros trataban sobre los temas que su profesor de magia había explicado, siendo su lectura bastante recomendada si quería recordar las tediosas lecciones teóricas. No obstante, tras un buen rato buscando, se fijo en cierto libro en concreto, el cual le llamó la atención por su título. El aprendiz agarró el tomo y leyó el título impreso en su portada en voz alta.

¿Cuál es tu Afinidad Elemental?

El término “Afinidad Elemental” era uno de los pocos que había logrado comprender y almacenar en su cabeza de las clases. Según les explicó el maestro, todo el mundo (salvo ciertas excepciones) poseía una afinidad innata con uno de los catorce elementos que se habían descubierto hasta ahora. Dicha afinidad potenciaba notablemente el manejo de los hechizos de ese elemento, por lo que era conveniente que cualquier iniciado en la magia comenzase por explotar el elemento al que era afín.

Aunque el joven desconocía cual era su afinidad elemental, tenía bastante interés en el tema y no veía impedimento alguno para empezar su tarde de lectura con lo que había encontrado.

Pero antes de que llegase a abrir el libro, un sonoro golpetazo que se escuchó a sus espaldas le sorprendió, provocando que diese un respingo y que casi se le cayese el libro de las manos.

¡Esto ya no es casualidad! —Kai se volteó al escuchar los gritos de lo que parecía ser una voz femenina al otro lado de la estantería—. ¡Tu, maldito estante, estate quieto o te arreo!— extrañado, dejó el libro en su estante y avanzó hacia el otro lado de la estantería.

En cuanto cruzó la esquina del mueble, pudo ver quien había sido el causante de tal alboroto. Una adolescente de pelo castaño y ojos verdes se encontraba tirada en el suelo junto a una caja de colores apagados con dibujos de lo que parecían ser fantasmas.

El aprendiz miró con recelo la caja. Por algún extraño motivo, le transmitía una sensación un tanto desagradable. Posiblemente por el hecho de que, según indicaban los dibujos, estuviese relacionada con el mundo espiritual. Un tema que se tomaba muy en serio por las doctrinas de su clan.

También reparó en las letras que la figura rectangular tenía arriba del todo. Aunque con dificultad, logró leer la palabra que formaban las cinco letras.

<¿OUIJA?>

¿Qué demonios significaba aquello? Jamás había oído tal palabra en ninguna parte ¿Quién o qué era “Ouija”?

Prefirió dejar de preocuparse por aquella caja de aspecto tétrico y dirigirse hacia la chica del suelo, de la cual se había olvidado por completo.

Oye ¿Estás bien? —Kai le tendió la mano para ayudarla a levantarse—. Menudo alboroto has montado ¿Qué ha pasado?
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: Contacto Espiritual

Notapor Myxa » Jue Jul 17, 2014 6:38 pm

Oye ¿Estás bien? —de pronto notó que alguien le hablaba por la espalda. Al virar la cabeza observó cómo un joven Aprendiz le extendía la mano, la cual aceptó y se incorporó nuevamente—. Menudo alboroto has montado ¿Qué ha pasado?

Mientras se levantaba escrutó con la minara al chico: ojos del color de la oliva; cabello castaño, de un tono similar al suyo, ligeramente despeinado y, por último, una complexión algo delgada para su edad, que calculaba que tendría unos 16 años.

Sí, me he dado cuenta, lo siento—agachó la cabeza y se acarició el mentón con la mano izquierda, algo avergonzada cuando se dio cuenta de que había montado un numerito. Probablemente si nadie se hubiese acercado habría dejado pasar el tema, pero, en frente del chico de la bufanda, se le habían subido los colores—. Es que me he chocado contra un estante se me ha caído esto a la cabeza por si no fuera suficiente. Juraría lo que sea a que se ha movido, estoy segura.

Recogió la caja que estaba posada en el suelo y se la entregó al que suponía que era un Portador para que la examinase si quería, mientras ella entrecerraba los ojos y miraba desconfiada el estante que había causado la embarazosa situación que acababa de sufrir hace unos segundos. Si apartaba la vista podía volver a moverse.

Por cierto, creo que no me he presentado —añadió casi de golpe, pues se había dado cuenta que se había olvidado de presentarse como era debido—. Mi nombre es Myxa, uno de los Aprendices de Ronin.

>>Por cierto, ¿tu sabes lo que es esta cosa que ha caído? Es muy rara, tiene fantasmas pintados. Y también una tabla, ¿será algún tipo de juego?—forzada en contra de su voluntad (y propinando una pequeña patada al archivador con el talón que apenas se escuchó) le observó a la cara. Su curiosidad era más fuerte que otro posible cabezazo.

Esta vez no pensaba abrir ella la caja. Prefería que el chico de la bufanda naranja fuese el que diera el paso esta vez, pues nunca se sabía cuando un pequeño hocico asomaría entre las penumbras de la biblioteca, esperando al siguiente entrometido metiese las narices donde no debía para morderle el codo.
Avatar de Usuario
Myxa
41. Monogoneta
41. Monogoneta
AnimeDesign
 
Mensajes: 1203
Registrado: Sab Sep 14, 2013 9:55 pm
Dinero: 0.00
Banco: 15,420.36
Ubicación: Persiguiendo al Moguri roba-yogures
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: Contacto Espiritual

Notapor Drazham » Mar Ago 05, 2014 12:08 am

El pobre Kai Sheng no tenía suficiente con la presencia de la misteriosa caja que le inquietaba. Justo cuando pensaba que el día no podía volverse más raro aun, tomó la mano de la chica para ayudarla a incorporarse y sus preocupaciones no hicieron más que aumentar. En el momento que hizo contacto físico con ella, una extraña sensación le invadió. Era la primera vez en su vida que le había ocurrido esto.

<Los espíritus… no están…>

Desde hace varios años, el joven afirmaba ser capaz de sentir la presencia de los espíritus atraídos por las emociones de la gente. Aunque no era un método del todo fiable, le servía para conocer de antemano con que clase de personas se topaba. Obviamente, lo que los “espíritus” le decían no siempre era verdad, por lo que, últimamente, a aprendido a valorar a las personas con sin necesidad de juicios previos.

Pero lo que a Kai le resultaba tan extraño, era que no era capaz de sentir la presencia de los espíritus en la chica. A simple vista, parecía una muchacha normal y corriente, pero… ¿Por qué razón los espíritus parecían huir de ella?

Sí, me he dado cuenta, lo siento—ensimismado en sus propios pensamientos, Kai reacciono al escuchar la voz de la chica —. Es que me he chocado contra un estante se me ha caído esto a la cabeza por si no fuera suficiente. Juraría lo que sea a que se ha movido, estoy segura.

La muchacha señaló a la infame caja que le había golpeado en la cabeza. El aprendiz hizo una mueca en cuanto volvió a mirar aquel trozo de cartón endemoniado.

Las cajas no se mueven por si solas —negó con la cabeza.

Pero la mueca pasó a un rostro de repulsión en cuanto la joven agarró la caja y se la acercó para que la cogiera. Si ya le daba malas vibraciones de lejos, teniéndola tan cerca era peor aun. No obstante, Kai decidió enfrentar sus temores y, con suma cautela, cogió la caja y la abrió.

Lo que el recipiente contenía le decepcionó por completo después del mal trago que le había hecho pasar: un simple tablero normal y corriente con todas las letras del abecedario y los dígitos del cero al nueve ¿Cómo demonios podía infundir tanto pavor un tablero con un montón de letras y números grabados?

Por cierto, creo que no me he presentado —una vez más, la muchacha sorprendió al joven sumido en sus pensamientos, por lo que dejó la caja y su contenido en el suelo—. Mi nombre es Myxa, uno de los Aprendices de Ronin.

¿Has dicho Myxa? —Kai se rascó la nuca, intentando averiguar de qué le sonaba ese nombre—. ¡Oh, claro! Tu eres la amiga de Bavol. Te mencionó junto a lo del incidente de unos pasteles —chocó el puño con la palma de la otra mano—. Conocí a ese pequeño granuja el otro día. En menudo lío nos metimos los dos.

>>Yo soy Kai Sheng, y al igual que tú, soy discípulo del Sensei Ronin.

Tenía bastante reciente el berenjenal en el que aquellos moguris maniáticos le metieron para solucionar el hurto de una tarta enorme. No tardaron en echarle las culpas a Bavol, quien se había acercado a las cocinas para disculparse con su amiga por un par de pasteles que robó de allí. Con sudor y lágrimas (sobretodo las de Kai) lograron demostrar la inocencia del gitano, aunque de la tarta no se supo nada.

Por cierto, ¿tu sabes lo que es esta cosa que ha caído? Es muy rara, tiene fantasmas pintados. Y también una tabla, ¿será algún tipo de juego? —Myxa le dirigió una mirada despreocupada y llena de curiosidad. Al parecer, era el único de los presentes que había notado la molesta presencia del “juego”.

Kai soltó largo suspiró y tomó entre sus manos el tablero para examinarlo detenidamente. Las letras y números seguían sin decirle la razón de por qué le provocaba esa sensación de malestar, pero en cuanto le dio la vuelta a la tabla, se encontró una nota pegada en la parte trasera.

Agarró la nota y comenzó a leerla en voz alta:

Bienvenidos, buscadores de lo paranormal.

Si lo que deseáis es contactar con los seres que han abandonado este mundo, la Ouija os puede ayudar en vuestro cometido.

Para hablar con los espectros del Más Allá, tan solo necesitaréis este tablero, un vaso y que seáis como mínimo dos los valientes que afronten este desafío.

Colocad el vaso en el centro del tablero y apoyad con decisión el dedo índice en él. Los espíritus se encargarán de guiar el vaso sobre el tablero para transmitiros su mensaje. Pero recordad que no es tan fácil tratar con los seres que ya no pertenecen a este mundo.

Os deseo buena suerte.


Al terminar de leerla, dirigió la mirada al tablero.

¡Menuda patraña! —soltó con genuino cabreo—. ¿Pretenden que alguien pueda hablar con los espíritus con ESTO?

Malhumorado, dejó caer la tabla sobre su caja con total desprecio. Le irritaba la idea de que tratar con los difuntos fuese como un juego.

Valiente falta de respeto…
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: Contacto Espiritual

Notapor Astro » Jue Ago 28, 2014 6:00 pm

Spoiler: Mostrar
Cerrado por petición de los participantes.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7


Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados

cron