[Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Encuentro de Ragun y Light

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Sombra, Denna, Suzume Mizuno, Astro

[Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Sab Jul 08, 2017 3:17 pm

Spoiler: Mostrar
CRONOLOGÍA

1º parte

[Evento global: El Principio del Fin] > Este encuentro

2º parte

Día de la caída de Islas del Destino (1015)


Spoiler: Mostrar


Light no era el mismo desde su última misión (habían pasado varios días desde entonces). Los sucesos en Ciudad de Paso le habían dejado tan mal que no había vuelto a entrenar o hacer misiones. Apenas hablaba con la gente y se pasaba las horas muertas en su habitación; ni siquiera salía para comer, su mascota o su abuela tenían que traerle el alimento.

Sus seres queridos le daban ánimos, pero no era suficiente para retomar su vida habitual. Cuando le hablaban, les dedicaba una sonrisa débil, como si intentara decirles que lo llevaba mejor… pero era mentira. Simplemente quería que no estuvieran encima de él todo el rato, prefería la soledad. Además, todavía estaba de duelo por la pérdida de su Maestro. No tuvo valor para ir a su funeral.

Tampoco podía materializar la Llave Espada. Quizás ya no merecía empuñarla… No, estaba seguro de que ya no era merecedor.

Estaba cansado y frustrado. Y se sentía vacío, no tenía ninguna motivación en la vida ya. ¿Convertirse en un Portador como sus padres? Hace años decidió dejar de seguir su ejemplo. ¿Convertirse en un buen Maestro? Después de los últimos sucesos estaba descartado, no merecía serlo.

Claramente ya no tenía ningún interés en seguir cooperando con la Orden… ¿Así que para qué seguir ahí, estorbando? Y necesitaba huir.

Un día decidió dar el temible paso. Temible porque era vergonzoso teniendo en cuenta que era un Maestro (aunque él ya no se consideraba como tal) y que la Orden no estaba pasando por sus mejores momentos. Pero también liberador: tenía que hacerlo, porque no era feliz allí.

Iba a irse de Tierra de Partida. Pero, antes de partir, quería contárselo a alguien para que informara a los demás por si se preocupaban. A alguien que le comprendiera, a alguien que también vivió los terribles sucesos de Ciudad de Paso.

Ragun,

Soy Light y te escribo esta nota para decirte que me voy de Tierra de Partida. No me busquéis, la decisión ya está tomada y nada me hará volver. Sé que mi decisión es egoísta y que el mundo no está en su mejor momento, pero no puedo seguir aquí. Si otros preguntan por mí, cuéntales lo ocurrido.

También me gustaría pedirte otro favor. No voy a poder entrenar a Dos, ¿podrías ser su Maestro? Si tienes algún inconveniente, házselo saber a Lyn o a Iwashi, ellas sabrán enseñarle con mano dura.

Lo siento.

PD: Dile a Dos que lo siento y que no tiene ninguna culpa de lo que ha pasado. Todo es cosa mía.


Ahora Tierra de Partida y Bastión Hueco se habían unido, por lo que Ragun tenía una habitación en su castillo. Pasó la nota por debajo de la puerta de la habitación del Maestro y después regresó a la suya propia. Tenía ya el equipaje preparado —una simple mochila— así que solo quedaba invocar el Portal de Luz y marcharse.

Así hizo. Estiró el brazo, pensó en un mundo pacífico donde pudiera iniciar una nueva vida y abrió el pasillo luminoso.

Se giró un momento para observar por última vez su habitación, con cierta tristeza, y después… se fue.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Sombra » Sab Jul 08, 2017 4:05 pm

Spoiler: Mostrar


1013


Tierra de Partida era nuestro nuevo hogar. En los últimos días había vuelto a la que había sido mi habitación en el castillo cuando era aprendiz. Estaba muy vacía, tenía que llevar muchas cosas aunque ya había empezado a dormir en ella.

Habían pasado unos pocos días desde la destrucción de Ciudad de Paso, ver como un mundo caía era simplemente horrible... Y aquel era el destino que correrían todos los mundos si no deteníamos a Xihn. Desde lo sucedido, había evitado a Nanashi, Lyn y Ryota. Eran los que seguramente más habrían sufrido la muerte del antiguo líder de Tierra de Partida y tras haber informado de lo sucedido no me veía capaz de dirigirles la mirada. Estaba siendo infantil, lo sabía. Era un Maestro y debía actuar con decisión, pero todavía recordaba la mirada del Maestro Ryota, como sus ojos se clavaban como cuchillas, recordaba claramente a Nanashi diciendo aquellas palabras tan hirientes.

Eso, junto a lo doloroso de por sí que era perder a algún conocido me dejó en una situación incómoda los últimos días. Trabajaba duro con los demás portadores y ciudadanos de Ciudad de Paso para construírles un hogar para distraerme. De cuando en vez visitaba a Light. Desde lo sucedido a penas había salido de su cuarto y por lo que me había comentado su abuela a penas pegaba bocado incluso.

Los días se sucedieron, incluyendo el funeral del antiguo Maestro. Habían creado una réplica de su Llave Espada ya que no había sido posible recuperar la suya, tal vez algún día pudiésemos encontrarla para poder honrarle de verdad, pero por ahora debíamos conformarnos. Fue un funeral especialmente triste, pues Ronin era alguien muy querido por todos.

No pasó mucho más tiempo cuando una mañana vi un pequeño papel que alguien había metido bajo la puerta.

Ragun,

Soy Light y te escribo esta nota para decirte que me voy de Tierra de Partida. No me busquéis, la decisión ya está tomada y nada me hará volver. Sé que mi decisión es egoísta y que el mundo no está en su mejor momento, pero no puedo seguir aquí. Si otros preguntan por mí, cuéntales lo ocurrido.

También me gustaría pedirte otro favor. No voy a poder entrenar a Dos, ¿podrías ser su Maestro? Si tienes algún inconveniente, házselo saber a Lyn o a Iwashi, ellas sabrán enseñarle con mano dura.

Lo siento.

PD: Dile a Dos que lo siento y que no tiene ninguna culpa de lo que ha pasado. Todo es cosa mía.


Apreté la carta con fuerza y la lancé hacia el suelo violentamente mientras me abalanzaba sobre la puerta para dirigirme a la habitación del Maestro. La derribé de un placaje y miré alrededor esperando encontrarle allí y que todo hubiese sido una mera broma, esperando que me regañase por haberle roto la puerta... Pero la carta era real como la vida misma.

Light se había marchado.

Aquel día, recuerdo haber ido a hablar con el nuevo líder de la Orden; el Maestro Ryota sobre la marcha de Light. Me costó muchísimo que las palabras saliesen de mi boca, pues sentía que el Maestro podía guardarme resentimiento por aquello. Leí la carta palabra por palabra, temeroso, triste y muy enfadado. ¿Por qué se tenía que haber marchado? ¿Por qué no pudo venir a hablar conmigo? ¡Éramos amigos! No podía hacernos esto.

Busqué y busqué por todos los mundos que pude, pero no hubo manera. Light nunca apareció ese año, ni tampoco el siguiente. Decidí hacerme cargo de Dos a quien también le di personalmente la mala noticia y a quien prometí que algún día encontraría a su Maestro y lo traería de vuelta para que siguiese enseñando a la androide, pero mientras tanto... Yo me encargaría de ella.

Era lo único que podía hacer.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4659
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 183,780.65
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Lun Jul 10, 2017 1:41 am

1015

Día de la caída


Spoiler: Mostrar


Ya había anochecido en Islas del Destino. Todos los niños habían vuelto a sus casas y los únicos que quedaban por las calles del pueblo eran los adultos que regresaban a su hogar tras una ardua jornada de trabajo. Y otros que, en lugar de volver al hogar, preferían ir al bar.

Light era uno de los segundos. Tras depositar en los almacenes la caza que había hecho, se dirigió hacia el único bar que había en aquel pueblo isleño y diminuto.

Quien diría que acabaría siendo un pescador, que sustituiría la Llave Espada por la caña. No le disgustaba en absoluto su trabajo e incluso se lo llegaba a pasar bien, pues salía a la mar con unos jóvenes con los que había hecho muy buenas migas. Y no se tenía que jugar la vida (a menos que hubiera un tiburón cerca).

Se podía decir que era feliz en aquel paraíso tropical. Aunque no por mucho tiempo.

Allí, en el bar, específicamente tras la barra, le esperaba una persona en particular. Una mujer rubia, cuya edad debía estar cerca de los treinta años. Le mostró una amplia sonrisa.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Hoy has venido más tarde.

Se nos ha roto la balsa y nos hemos entretenido reparándola —explicó, y le dio un beso en los labios.

Se trataba de Amanda, la dueña del bar. Su novia, su mejor amiga. Había sido testigo de muchas de sus depresivas borracheras y era una estupenda consejera. Incluso sabía de su pasado como Portador; aunque Light tenía prohibido revelar el secreto de otros mundos, había hecho una excepción con ella y le había contado absolutamente todo. Le encantaba escuchar sobre otros mundos (aunque al principio le tomó por loco).

La mujer sacó un vaso, le puso dos hielos y le sirvió su ron favorito. No duró ni diez segundos: Light se lo bebió de un trago.

Buenísimo, como siempre. No hay nada como un trago después de un día duro de trabajo.

¿Verdad? —Un hombre de avanzada edad que también se encontraba en la barra le dio la razón.

No estaban solos en el bar, allí había más personas, aunque no muchas: una decena a lo sumo. Algunos se dedicaban simplemente a beber, mientras que otros echaban una partida de cartas. O ambas cosas. El ambiente definitivamente era mil veces más tranquilo que el de las tabernas de Port Royal, ya que por suerte allí no había una multitud de temerosos piratas, solo gente normal.

Normal como la vida que estaba llevando ahora. Y tranquila. Se acabó lo de salvar mundos, perder compañeros y derramar sangre. Se acabó el sufrimiento.

Spoiler: Mostrar
Edit tras el post de Sombra que va después de este para aclarar, por si hay dudas, que este post ya es del día de la caída
Última edición por Light el Mié Jul 12, 2017 11:29 pm, editado 1 vez en total
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Sombra » Mié Jul 12, 2017 11:17 pm

1015
Día antes de la caída de Islas del Destino


El relajante sonido del agua contra el muelle era lo que siempre me llevaba a aquel lugar para desconectar de la realidad. Era imposible hacerlo, pues por la noche el cielo estaba especialmente negro sin prácticamente ninguna estrella en el firmamento.

Todavía recordaba cuando había empezado mis andadas como aprendiz, cuando me juntaba con Ivan, Nadhia, Fyk, Saxor… Ahora, ninguno de ellos estaba junto a mí.

Cada noche me gustaba recordar aquellos buenos y lejanos tiempos. Muy atrás había quedado mi época como aprendiz, había hecho nuevos y valiosos amigos. Pero temía que pudiese perderles otra vez. No quería volver a quedar solo, era demasiado triste.

Los entrenamientos que hacía con Bitron eran agotadores y aquello sumado a los demás deberes que tenía como Maestro y las misiones… A penas sacaba tiempo para mi vida personal.

He traído algo para beber —escuché una voz a mis espaldas.

Una mujer alta como una modelo caminó grácil por el muelle de madera, era sigilosa como un gato por lo que si no fuera porque podía sentir los corazones de gente que hubiese cerca no habría llegado a notarla.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Su espeso y largo cabello negro ondeaba con el viento.

Se sentó a mi lado y me tendió una lata de cerveza.

¿Y bien? ¿Mucho trabajo hoy? —me preguntó con una sonrisa afable.

Hoy no, estuve entrenando con Bitron casi todo el día en el castillo. Ha mejorado mucho, aunque me preocupa un poco que sea tan cabezahueca. Aunque he de admitir que tiene muchísimo potencial. ¿Y tú?

No demasiado. Ayudé a dar a luz a una mujer, su bebé estaba muy débil así que tuve que aplicar mis poderes y sacrificar un cordero para transferirle su fuerza vital.

Creo que eres la primera nigromante que conozco que utiliza su magia para sanar personas.

Oh, sí. Pero es muy bonito tener que ensuciarse la ropa con sangre, ¿tu sabes lo que cuesta que salga? —Me observó en silencio unos instantes—. Bueno, tú que vas a saber… Si siempre vas medio desnudo.

Oye, que llevo pantalones.

La mujer soltó una breve risa y dejamos que el silencio nos rodease mientras abríamos las bebidas y las bebíamos con calma mientras veíamos las oscuras siluetas de las puntiagudas colinas.

¡Qué fresquita! —soltó—. ¿Y bien? ¿Tienes alguna misión para mañana?

Sí, me toca hacer una ronda por algunos mundos para ver que todo sigue bien en ellos. Voy a ir a Islas del Destino.

Que suerte, seguro que hará buen clima y podrás darte un chapuzón… Y mientras, yo aquí ayudando en el hospital. Algún día me tienes que llevar contigo —guiñó un ojo de forma cómplice.

Claro, pero cuando sea seguro. No me gustaría ponerte en peligro —bajé la mirada y la clavé en el agua donde se podían ver algunos peces en el fondo del lago.

Me gustaría tanto que dejases de ser un Portador… Cada día siento que podría ser el último.

No puedo hacerlo, y menos siendo un Maestro. Alguien tiene que protegeros a todos. Tengo mucho miedo de Xihn, de Andrei, de Karel, de Verdín y… Ya sabes de quién más.

Tu antiguo amigo.

Sí… Pero ellos quieren borrarnos. Desean la destrucción de todo lo que conocemos y queremos y yo… No puedo permitirme perderte, si puedo seguir es gracias a ti.

Di un gran trago a la cerveza, colorado.

Había conocido a Lia pocos meses después de la caída de Ciudad de Paso. Ella, al igual que la mayoría que ahora habitaban el mundo era una de las refugiadas de aquel mundo. Fue mientras ayudaba a construir un edificio cuando la vi por primera vez, no fue amor a primera vista pero en cierto sentido conectamos mientras trabajabamos. Hablábamos mucho y en cierto sentido me ayudó a afrontar las derrotas que los Portadores sufriamos, se había convertido poco a poco en un hombro donde llorar, en un pilar que me apoyaba cuando más lo necesitaba… Y pasaron así los años hasta que finalmente ambos nos dimos cuenta de lo que sentíamos el uno por el otro. Llevábamos poco más de seis meses como pareja, aunque desde luego la quería de verdad. El problema era que nunca había tenido una relación de ese tipo antes, ella tenía más experiencia que yo en eso desde luego. A menudo sentía que no era suficientemente bueno para ella, no sabía como actuar con ella, ¿cuándo debía besarla? ¿Qué clase de conversaciones podía tener con ella? Nunca había pensado nada de eso, toda mi vida había sido pelear por la Orden. Mi vida se resumía en dos palabras: Llave Espada.

Fátima tenía a Malik, y en eso les envidiaba. Al ser ambos portadores se podían entender de una forma muy distinta. Lia tenía capacidad mágica y era hábil, pero no quería meterla en algo tan peligroso como era ser Portador. Ya había pasado por mucho cuando la mayor parte de sus seres queridos (incluyendo el que había sido su pareja) murieron junto a Ciudad de Paso.

Di otro trago a la cerveza terminando lo poco que quedaba.

Se está haciendo tarde... —dije con cierto pesar—. Debería marcharme al castillo, necesito estar con las pilas recargadas para mañana.

De acuerdo —asintió con la cabeza—. Yo volveré a casa con mi madre en nada. ¿Quieres venir éste fin de semana a cenar? Si estás libre, claro.

Por supuesto —sonreí. Deposité un beso en sus labios antes de materializar mi Llave Espada y transformarla en Glider—. Dulces sueños.

Lo mismo digo... Ten mucho cuidado.

1015
Día de la caída de Islas del Destino


Comprobé por tercera vez que mi hechizo para hacer que mis particularidades físicas desapareciesen funcionaba correctamente. Se me daba bastante mal el ilusionismo, de hecho lo único que era capaz de hacer era quitarme el color de piel azulado que tenía y cambiarles la forma a mis orejas, también era capaz de hacer que mi brazo izquierdo fuese normal y no una garra.

Llevaba todo mi equipo listo y unas ropas algo casuales pero lo suficientemente cómodas como para emplear en una batalla si era necesario, también llevaba un botiquín con pociones, éters… Todo lo necesario para sobrevivir a mi día a día.

Aquel día haría mi guardia solo. Bitron seguramente tendrían que hacer alguna otra tarea que Ryota les mandase, lo desconocía. Suspiré e hice un gesto para abrir un portal de oscuridad en mi habitación rumbo a Islas del Destino. Si mis cálculos con el Portal no fallaban, debería aparecer en un pequeño bosquecito de la Isla Principal, no demasiado lejos del pueblo.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4659
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 183,780.65
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Vie Jul 14, 2017 9:57 pm

Spoiler: Mostrar


Las primeras horas de la noche transcurrieron con mucha normalidad. Nueva gente acudía al chiringuito de playa y otros lo abandonaban, pero Light y Amanda seguían ahí, charlando sobre lo que les había pasado aquel día. El antiguo Maestro apenas bebió, no quería emborracharse.

Dos ancianos cercanos a ellos también estaban hablando, y Light no pudo evitar prestar atención en cierta parte de su conversación:

¿Sabes? Últimamente noto que hay menos estrellas en el cielo.

¿De verdad?

Light ensombreció el rostro. Él también se había dado cuenta de ello y no era un buen dato precisamente. De momento no había sucedido nada grave en las Islas del Destino, ¿pero qué estaría pasando en otros mundos?

Solía acordarse de Tierra de Partida. Aunque había comenzado una nueva vida allí, en aquella isla, era incapaz de olvidar del todo su pasado. Ojalá la Orden ya hubiera detenido a Aaron y los mundos estuvieran a salvo.

Estás poniendo cara de “estoy pensando en Tierra de Partida” —señaló Amanda, masajeándose la barbilla. Era bastante avispada y no se le pasaba una—. ¿Verdad?

A este paso vas a quitarle el trabajo a Gaomon, parece que puedes leerme la mente. —Bromeó, esbozando una pequeña sonrisa, aunque todavía quedaba algo de tristeza en su rostro. Luego suspiró e hizo una pausa—. Tengo un mal presentimiento simplemente y…

¿Estás pensando en volver?

No. —Se apresuró a responder. La mera idea de regresar le horrorizaba, y además no quería separarse de Amanda. Aunque por otro lado… tenía que admitir que echaba de menos a gente de Tierra de Partida. Y estaba preocupado por los mundos—. Y de querer no sabría cómo hacerlo después de lo que les hice —expresó, mirando pensativo la barra. Después de todo se había marchado en pleno conflicto con Aaron—. Si mi antiguo Maestro viera lo que he hecho estaría avergonzado de mí, él no me hubiera perdonado por haber abandonado Tierra de Partida.

Te lo he dicho muchas veces. —Le sirvió otro ron con hielos—. No tienes que hacer lo que tu antiguo Maestro quería, deja de torturarte. Tienes que hacer lo que tú quieres, simplemente. Si vas a volver, hazlo porque realmente quieres.

Light asintió y cogió el vaso. En efecto, había perdido la cuenta de las veces que Amanda y su eidolon le habían dicho eso. Que tenía que hacer lo que le dictara su corazón.

En ese momento otra persona entró en el bar. Light no se percató de su presencia todavía.

Aquella persona podría reconocerle, a pesar de algunos cambios. El más notorio: Light había sustituido el kimono por una camiseta blanca y unas bermudas azules. Su pelo oscuro no había variado. Luego, su rostro presentaba una cicatriz en la zona de la barbilla, por la herida que le causó Palamecia durante la batalla de Ciudad de Paso. Y en cuanto a su piel, estaba algo más bronceada.

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Sombra » Dom Jul 23, 2017 2:27 pm

Me transporté al bosquecito, era una noche cálida y tranquila. Podía escuchar a los grillos y a otros animales nocturnos entonando sus melodías.

Miré alrededor en busca de cualquier indicio de luz que me llevase al pueblo, no tardé mucho en divisar la luz que se filtraba de una de las casas del pueblo. Caminé hacia allí sin pausa, pero sin prisa.

Fueron quince minutos de caminata, no había nadie por la calle, pero lo primero que debía hacer era dirigirme a un bar y preguntar por alojamiento, esa sería mi "base" mientras estuviese en las islas.

No fue difícil encontrar un bar, podía escuchar desde fuera las risas y voces de la gente borracha, además de que un cartel indicaba claramente que era uno. Entré sin más miramientos ganándome la mirada curiosa de algunos de los habitantes del mundo que cesaron sus conversaciones por un instante antes de volver a sus cosas sin prestarme mayor atención. Era una suerte que mantuviese un aspecto humano con la ilusión, incluso mi brazo izquierdo parecía normal... De lo contraría no sería raro que me invitasen a salir.

Islas del destino era un mundo tranquilo, sorprendentemente La Orden no tuvo que intervenir demasiado en él para controlar a los sincorazón. Desconocíamos si por algún motivo en especial o si era simple coincidencia.

Me acerqué a la barra, donde había una mujer charlando con un hombre de más o menos mi edad que vestía con una camiseta blanca normal y corriente. No fue hasta que me acerqué que lo reconocí. Al principio me sentí emocionado y contento, pero pronto me sentí furioso. Light, era Light... Pero también era el hombre que nos había abandonado cuando más lo necesitábamos.

Una cerveza Y... Otra para éste hombre. Por los viejos tiempos. —Le pedí a la mujer mientras señalaba a Light. Cuando la mujer se retirase clavaría mis ojos en el antiguo portador y lo observaría en silencio unos instantes.

Sentía unas tremendas ganas de darle un puñetazo en aquel mismo instante, sin embargo traté de calmarme y me senté en silencio. No quería montar una escenita, la misión era lo primero y si daba una mala impresión a los habitantes del mundo podía estropearlo todo.

Hola, Light. Cuánto tiempo —por mi mirada y mi tono de voz, Light sabría que me estaba conteniendo.

Mis ojos resplandecieron de forma amenzadora y la ilusión que cubría mi cuerpo cedió levemente notándose ligeramente mi piel azulada y unos grandes cuernos saliendo de mi frente... Pero solo por un instante. Estaba feliz por volver a verle y saber por fin que seguía de una pieza, pero sentía un profundo resentimiento por lo que nos hizo al dejarnos. Entendía que pasase por una mala racha, entendía que no se sentía bien e incluso podía entender que se marchase unos días o semanas de La Orden... Pero Light había huído para no volver, aquello lo aprendí tras dos años desde su marcha. Ni siquiera se había preocupado por mandar cartas, había roto todo contacto con nosotros.

Es un gusto ver que estás bien y sin preocupaciones mientras tus camaradas pelean y mueren para proteger lo poco que queda del Reino de la Luz. ¿Sabes cuántos mundos hemos perdido? ¿Sabes cuánto tiempo perdí buscándote? —golpeé la barra con el puño mientras alzaba la voz.

Cogí la jarra de cerveza cuando la mujer nos las sirvió y le di los platines. Hice ademán de chocar copas con el antiguo portador.

Un brindis... Por los viejos tiempos.

Mis sentimientos eran contradictorios y se arremolinaban con violencia, lo único que era capaz era de sonar "borde", no podía ser simpático tras habernos hecho eso. Era mi amigo, ¿pero qué era yo para él si era capaz de olvidarnos de aquella manera? No sabía si estar contento o enfadado, no sabía nada.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4659
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 183,780.65
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Lun Jul 24, 2017 12:23 am

Una cerveza Y... Otra para éste hombre. Por los viejos tiempos.

Aquella voz no pudo pasar desapercibida de ninguna manera. Light le miró fijamente y, a pesar de los cambios, logró reconocerle. Puso rostro de ligera sorpresa. No sintió demasiada alegría por el reencuentro, pero era bueno saber que seguía de una pieza.

¿Ragun…?

Así que tú eres Ragun —comentó con curiosidad la mujer (quién le examinó de arriba a abajo sin mucho disimulo), dejando claro que había oído hablar de él—. Eso está hecho, ¡e invita la casa!

Hola, Light. Cuánto tiempo.

En ese momento, Amanda retiró la mirada de ambos y Ragun mostró por un momento su verdadero aspecto. Si su intención era intimidarle, no lo logró en absoluto. Light, con una enorme frialdad, no se inmutó un ápice y desvió la mirada hacia la barra, inmerso en sus pensamientos. Era capaz de adivinar lo que se le pasaba a Ragun por la cabeza y ya se imaginaba lo que le venía encima. Iba siendo hora de dar explicaciones.

Sí…

Es un gusto ver que estás bien y sin preocupaciones mientras tus camaradas pelean y mueren para proteger lo poco que queda del Reino de la Luz. ¿Sabes cuántos mundos hemos perdido? ¿Sabes cuánto tiempo perdí buscándote? —Golpeó la barra.

«Así que es cierto que las cosas no andan bien», una sensación muy desagradable afloró en su estómago.

Siguió sin inmutarse, aunque el comentario no le sentó para nada bien. No resultó agradable confirmar que las cosas iban mal para la Orden mientras él disfrutaba de una vida pacífica. Aunque era mentira que no tuviera preocupaciones, en absoluto. Aunque su deseo era pasar página y empezar una nueva vida, nunca había sido capaz de olvidar la Orden. Había sido como su familia, después de todo.

La conversación no pasó desapercibida para Amanda (ni para otros muchos) y miró a Light con preocupación mientras les acercaba las jarras. Su rostro era todo un poema y Ragun podía detectar, o al menos sospechar, que sabía perfectamente de lo que estaban hablando. La mujer no recogió los platines de Ragun, ya que tal como había dicho les salían gratis.

Light…

Un brindis... Por los viejos tiempos.

Esto es absurdo. —Rechazó, y ni siquiera se molestó en coger su jarra. No estaba para brindis después de lo que acababa de soltar, y la tensión del ambiente no ayudaba en absoluto. No se mostraba enfadado o sorprendido, sino que seguía manteniéndose tranquilo. Abandonó la barra y se dirigió hacia la salida sin más tardar—. Este no es un buen sitio, vámonos.

Ragun podía beberse su cerveza antes de abandonar el local o llevársela si quería. Pero, antes de marcharse y seguir a su antiguo compañero, Amanda le detuvo, cogiéndole del brazo un momento.

Me imagino que te costará entenderlo, pero nunca ha dejado de pensar en Tierra de Partida. Y nunca se ha atrevido a dar el paso —indicó, afligida—. Pero puede que con tu ayuda lo haga.

Light esperó a que Ragun abandonara el local. Posteriormente, empezaría a andar por delante de él. No pronunciaría una sola palabra por el camino, aunque Ragun iniciara conversación.

Le llevaría a una cala alejada de la población, no tardarían ni tres minutos en llegar. Al contrario que la playa principal, a la que acudían algunos borrachos por las noches, ésta no era frecuentada en absoluto. Por eso la había elegido.

Aquí nadie nos molestará. Bien, vamos al grano. —Se viró hacia Ragun, quedando ambos frente a frente—. Sé que me odias después de lo que ha pasado, así que déjate de brindis y no te contengas. —Se cruzó de brazos—. Golpéame.

Permaneció estático, serio y cabizbajo mientras esperaba el golpe. No se defendería del ataque. Después de todo, alguien tan despreciable como él se merecía eso y mucho más.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Sombra » Lun Jul 24, 2017 2:46 am

Esto es absurdo. —setenció Light negándose a coger la jarra—. Este no es un buen sitio, vámonos.

Observé a Light marchándose del local. Todos los lugareños nos observaban, con razón. Me había sobrepasado y había montado un numerito.

Me dispuse a seguirlo cuando noté que alguien me agarraba del brazo.

Me imagino que te costará entenderlo, pero nunca ha dejado de pensar en Tierra de Partida. Y nunca se ha atrevido a dar el paso —explicó la mujer—. Pero puede que con tu ayuda lo haga.

No es suficiente. Light no era un mero aprendiz, era uno de los Caballeros más fuertes de la Orden y nos abandonó cuando más lo necesitábamos, he perdido amigos porque no éramos suficientes. Muertes que podrían haberse evitado de haber sido más. No sé por qué te ha contado información confidencial, pero yo lo único que veo es a un hombre inmaduro y que no ve más allá de su propio ego. Yo también he querido esconderme muchas veces porque estoy asustado de lo que Xihn y sus comandantes pueden hacer, pero sigo en pie luchando porque alguien debe hacerlo para que otros puedan vivir en paz, y lo mismo hacen mis amigos y compañeros. Cada día puede ser el último para nosotros.

Tras soltar aquello, seguí los pasos al ex portador saliendo del bar. Light esperaba fuera, no habló ni explicó hacia dónde íbamos. Caminamos hacia una cala cercana, pero alejada de miradas indiscretas. No tenía muy claro lo que quería hablar allí, pero una de las posibilidades me preocupaba.

¿Podía temer que lo delatara? ¿Intentaría pelear contra mí para que callase mi boca? De lo contrarío, ¿qué otro motivo podía necesitar para llevarme a aquel lugar?

Aquí nadie nos molestará. Bien, vamos al grano. —El hombre se giró mirándome a los ojos—. Sé que me odias después de lo que ha pasado, así que déjate de brindis y no te contengas. Golpéame.

Apreté los puños con fuerza y deshice la ilusión que rodeaba mi cuerpo dejando de lado mi aspecto humano y adquiriendo la apariencia de sincorazón en la que se había tornado mi cuerpo. Tras aquello tomé un actitud más relajada y me erguí algo más cómodo al volver a mi verdadera forma.

En aquella situación, en la que estaba preparado para luchar tenía clara ventaja contra alguien que posiblemente no estaba ni armado, además... Podía notar que su corazón no era el mismo que antes, era similar a cuando Nadhia perdiera la capacidad de utilizar la Llave Espada, aunque desconocía si realmente podía invocarla.

Si de verdad crees que soy el tipo de persona que levantaría primero la mano para atacar estás muy equivocado —contesté con sequedaz—. Me encantaría partirte la cara ahora mismo y te juro que si no lo hago es porque quiero creer que lo correcto es escucharte primero. Te busqué durante meses y me acabé rindiendo, decepcionaste a los Maestros, preocupaste a Dos y te perdiste cosas tan importantes como la boda de Fátima y Malik. Entiendo que lo que pasó te hiciera daño, ¿pero de verdad la única salida que veías era escapar? Tenías a tu abuela, nos tenías al resto de Maestros... Y lo único de lo que fuiste capaz en vez de compensar tus errores fue dejarnos solos. ¡Han caído mundos Light! ¡Mundos! Esto ya no es como cuando éramos aprendices, estamos en guerra contra Xihn, Dark Light ha conquistado un mundo y hace lo que le da la gana en él y los únicos que han logrado escapar viven a duras penas en una montaña, Agrabah es atacada día sí y día también por hordas de sincorazón que poco a poco van ayudando a que la corrupción avance. He sacrificado mi forma humana para ganar poder con tal de proteger a todos y necesito valerme de ilusionismo para que no me señalen si salgo de Tierra de Partida, muchos han dejado cosas atrás también con tal de mejorar, ¿y tú? ¿Qué has hecho todo este tiempo? ¿¡Eh!?

Me llevé la mano a la cabeza para limpiarme el sudor de la frente. Estar en aquella situación tan tensa con el que había sido mi mejor amigo y soltar todo aquello me ponía de los nervios y me hacía sudar a mares.

No pienso hacer que vuelvas —aseguré—. Ni siquiera sé si te querrían de vuelta tras desertar, si estuviese en mi mano no te dejaría volver desde luego, así que no esperes que haga lo que esa chica quería o te diga lo que en el fondo quieres escuchar. No te voy a convencer, cuando veas como éste mundo cae como los demás porque nadie pudo protegerlo porque no había suficientes guerreros entenderás lo que significa, porque parece que la caída de Villa Crepúsculo y Ciudad de Paso no significaron nada para ti.

»No tengo más que hablar. Tengo que buscar una posada donde alojarme, si tienes algo que decir escúpelo ahora. Solo te diré una cosa más: Te respetaba, te tenía en gran estima y eras una inspiración... Pero ya veo que ese Light murió aquel día.

Spoiler: Mostrar
Perdón por el monólogo xDDD
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4659
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 183,780.65
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Mar Jul 25, 2017 1:00 am

No es suficiente. Light no era un mero aprendiz, era uno de los Caballeros más fuertes de la Orden y nos abandonó cuando más lo necesitábamos, he perdido amigos porque no éramos suficientes. Muertes que podrían haberse evitado de haber sido más. No sé por qué te ha contado información confidencial, pero yo lo único que veo es a un hombre inmaduro y que no ve más allá de su propio ego…

No le dejó continuar. El rostro de Amanda se contrajo en una expresión de furia y no dudó en arrearle un guantazo a Ragun en la cara. Muchos de los que se encontraban en el chiringuito callaron de súbito al presenciar un golpe que, por cierto, seguramente ni habría notado el Maestro.

No tienes ni idea. Ni idea —Se la veía muy afectada.

No dijo más y simplemente le dejó marchar.

***




Ragun, que se veía a leguas que quería propinarle una paliza, al final rechazó su sugerencia de golpearle. Light asintió y volvió a darle la espalda. Se sentó en la orilla y sumergió sus piernas en el agua —que le relajaba— mientras escuchaba lo que su antiguo compañero tenía que decir.

Fue muy desagradable escuchar su discurso. Al principio se mantuvo calmado, pero a medida que Ragun seguía hablando se fue viniendo abajo. Descubrió cosas terribles, como que Dark Light había conquistado un mundo y que los ataques en Agrabah no cesaban. Y él, allí estaba, viviendo en una isla paradisíaca mientras el resto se jugaba la vida. Qué débil era, en efecto, no podía perdonárselo. No hacía falta que él se lo recordara, ya lo sabía.

…¿Qué has hecho todo este tiempo? ¿¡Eh!?

El corazón le latía rapidísimo y empezaba a sentir unas ganas tremendas de llorar. Quería mantener la compostura y no mostrarse débil, pero le costaba una barbaridad. Otra crisis. Empezó a temblar: no podía ni hablar.

«Respira hondo, cálmate», se dijo a sí mismo y aplicó su propio consejo. Tenía que tranquilizarse.

Logró relajarse un poco. Gaomon se ofreció para materializarse y hablar en su lugar, pero Light rechazó la idea. Aquello era algo que tenían que arreglar ambos.

No pienso hacer que vuelvas. Ni siquiera sé si te querrían de vuelta tras desertar, si estuviese en mi mano no te dejaría volver desde luego, así que no esperes que haga lo que esa chica quería o te diga lo que en el fondo quieres escuchar. No te voy a convencer, cuando veas como éste mundo cae como los demás porque nadie pudo protegerlo porque no había suficientes guerreros entenderás lo que significa, porque parece que la caída de Villa Crepúsculo y Ciudad de Paso no significaron nada para ti. —Light apretó los dientes. Aquello había sido un golpe bajo.

»No tengo más que hablar. Tengo que buscar una posada donde alojarme, si tienes algo que decir escúpelo ahora. Solo te diré una cosa más: Te respetaba, te tenía en gran estima y eras una inspiración... Pero ya veo que ese Light murió aquel día.

Supongo.

«Bien. Supongo que esto será lo mejor».

Se había imaginado la posibilidad de que Ragun intentara convencerle para volver. En ese caso se le había presentado otra vez aquel dilema importante. Pero al final no fue así, y… ¿Lo prefería? No tenía el suficiente valor para regresar por sí mismo, quedarse allí sería lo mejor, sí. Y si Ragun estaba tan enfadado, no se quería imaginar el resto de los Maestros. Su presencia allí solo causaría molestias, definitivamente.

Adiós, Ragun.

Espera.

Gaomon al final tuvo que intervenir, a pesar que su amo le había dicho que no lo hiciera. La criatura azul se materializó y se aproximó al Maestro de Bastión Hueco. Light, a pesar de que les daba la espalda, percibió el destello azulado y se giró súbitamente. Y puso rostro de horror.

Creo que hay algo que debes saber. Light ha estado…

¡NO SE LO…! —exclamó, mostrando su carácter por fin. No quería que se lo dijera, no quería bajo ningún concepto. Pero eso no detuvo al eidolon.

…Enfermo. —Light apretó los dientes y volvió a darles la espalda, avergonzado—. Durante muchos meses ha pasado por una enfermedad llamada depresión. Si te crees que toda su estancia en las Islas del Destino ha sido maravillosa estás muy equivocado. —Negó con la cabeza, triste—. Mientras vosotros luchabais allá afuera, él ha tenido aquí su propia batalla. Una batalla contra sí mismo.

Gaomon no mentía, de hecho no podía haberlo descrito mejor: una batalla contra sí mismo.

Alejarse de Tierra de Partida no arregló las cosas. Cuando llegó aquí, no fue capaz de rehacer su vida. Solo bebía y bebía. Seguía echando de menos la Orden y se sentía fatal por marcharse. Pero por otro lado… no podía permanecer en Tierra de Partida y no quería ver a nadie de allí bajo ningún concepto. No después de lo que pasó en Ciudad de Paso.

»Daba igual donde se quedara, no sería feliz. Light perdió el rumbo y las ganas de vivir. La cosa empeoró y no tuvo fuerzas para hacer nada, ni para comer o beber. Hasta que un día… cuando recuperó unas pocas, intentó… suicidarse —confesó, con los ojos llorosos. Al ser su eidolon, sabía de sus pensamientos y había sido testigo de todo lo que se le pasó por la cabeza en ese momento. También había resultado perturbador para él.

Automáticamente, Light se cogió la muñeca del brazo izquierdo y empezó a temblar como un flan. Y lloró un poco. ¿En serio era necesario decirle aquello? No quería recordarlo. No… podía explicar cómo había llegado a intentarlo. Solo sabía que de no ser por Gaomon y Amanda, él no estaría allí en aquellos momentos. Si no le hubieran detenido, hubiera ocurrido una tragedia. Además, el apoyo de ambos había resultado fundamental para salir de aquella depresión.

Tras mucho tiempo y mucha paciencia, logró salir de la depresión. Fue entonces, hace pocos meses, cuando empezó a replantearse lo de volver a Tierra de Partida, aunque tiene miedo. Se siente débil por todo lo que le ha pasado y no se ve capaz de volver a…

Ya es suficiente. —Le detuvo, ya había hablado más de la cuenta. Gaomon se calló y se acercó a su amo, más recuperado—. Buen resumen, aunque eres muy bocazas. Gracias —comentó, con algo de dificultad, y le dio un abrazo. Luego sacó las piernas del agua, se puso de pie y se encaró a Ragun, aunque no mantuvo el contacto visual por mucho tiempo. Cogió aire y dijo—: Es un tema que no quería sacar, pero ya lo sabes. Esto… es lo que hay.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Sombra » Mar Ago 01, 2017 3:06 pm



No tienes ni idea. Ni idea

Dijo la mujer cuando me abofeteó. Pude haberla esquivado fácilmente, pero por alguna razón quise que lo hiciese. Una parte de mí estaba muy dolida por todo lo que sentía dentro. Era una rabia incontrolable fruto de la preocupación hacia un amigo, pero dudaba que pudiese considerarle eso a aquellas alturas.

No contesté a la mujer. Salí del bar sin más. ¿Que no tenía ni idea? Claro que la tenía, ella no había estado allí. Ella no había visto caer un mundo y tal vez tuviese la suerte de no hacerlo nunca... Pero me asqueaba que hubiese sido capaz de abandonar La Orden en un momento así. Por supuesto, era incapaz de entender lo que estaba viviendo Light por dentro, ¿pero acaso alguien lo había culpado? ¿Le habían señalado? Aaron ya lo había dejado claro; el mundo estaba condenado.

Cuando salí del bar seguí al Ex Maestro hacia la playa y allí no me contuve. Solté cada palabra como un afilado aguijón envenenado. Un puñal tras otros directo a su corazón.

Light no contestó, no se enfureció. Simplemente permaneció quieto soportando el aluvión de críticas. No supe si le daban igual o si simplemente no era capaz de contestar, en aquel momento no le di importancia.

Adiós, Ragun.

Aquellas fueron las últimas palabras que escuché de Light. Empecé a caminar hacia la salida de la cala temblando de frustración. ¿Alma inquebrantable? ¿Mandoble celeste? Y una mierda. Todo había sido una mentira, alguien así jamás debería haber cogido la Llave Espada. Tan solo era un desertor, como muchos otros, no merecía mi tiempo. Tenía que cumplir una tarea.

Espera.

Me detuve en seco cuando un resplandor azulado se materializó a mi espalda. Reconocí al eidolón al instante.

Gaomon —saludé con sequedad.

No tenía nada en contra del espíritu guardián. Era una mente separa de Light pese habitar en su interior, aunque desde luego no tenía ganas de mantener conversaciones con él en aquel instante. El eidolón se aproximó a mí y empezó a hablar:

Creo que hay algo que debes saber. Light ha estado…

¡NO SE LO…! —interrumpió con un grito y girándose con pavor. Gaomon no se detuvo y continuó hablando.

…Enfermo.

¿Enfermo? ¿Cómo que enfermo? —Me di la vuelta y observé a Gaomon y después a Light, que se giró avergonzado.

Durante muchos meses ha pasado por una enfermedad llamada depresión. Si te crees que toda su estancia en las Islas del Destino ha sido maravillosa estás muy equivocado. —explicó el espíritu con pesar—. Mientras vosotros luchabais allá afuera, él ha tenido aquí su propia batalla. Una batalla contra sí mismo.

Retrocedí un paso.

Yo... No tenía ni idea —dije con un tono de voz más calmado y suave.

Alejarse de Tierra de Partida no arregló las cosas. Cuando llegó aquí, no fue capaz de rehacer su vida. Solo bebía y bebía. Seguía echando de menos la Orden y se sentía fatal por marcharse. Pero por otro lado… no podía permanecer en Tierra de Partida y no quería ver a nadie de allí bajo ningún concepto. No después de lo que pasó en Ciudad de Paso.

»Daba igual donde se quedara, no sería feliz. Light perdió el rumbo y las ganas de vivir. La cosa empeoró y no tuvo fuerzas para hacer nada, ni para comer o beber. Hasta que un día… cuando recuperó unas pocas, intentó… suicidarse.

Tragué saliba y observé como Light se cogía la muñeca del brazo izquierdo. Sabía que el antiguo portador era diestro y creí entender el motivo de aquel gesto.

Cicatrices.

En ese instante me sentí como si me hubiesen tirado un jarrón lleno de agua helada. Olvidé mi enfado y empecé a temblar con más fuerza con los ojos llorosos.

No tenía ni idea...

Tras mucho tiempo y mucha paciencia, logró salir de la depresión. Fue entonces, hace pocos meses, cuando empezó a replantearse lo de volver a Tierra de Partida, aunque tiene miedo. Se siente débil por todo lo que le ha pasado y no se ve capaz de volver a…

Ya es suficiente. —intervino finalmente Light—. Buen resumen, aunque eres muy bocazas. Gracias

Gaomon se acercó a su mano, el Ex Maestro le dio un abrazo y se levantó. Cruzamos nuestras miradas unos instantes, antes de que él la apartase.

Es un tema que no quería sacar, pero ya lo sabes. Esto… es lo que hay.

¿Por qué no me dijiste nada? Podrías haber buscado ayuda, nos tenías a Fátima, a tu abuela, a mí... Yo jamás te culpé por lo que pasó ni lo habría hecho. Fue un error, todos los cometemos, ¿o no recuerdas que estuve a punto de matar a varios de los que ahora son mis mejores amigos? Ciudad de Paso estaba condenada en aquel instante. Todos lo sabíamos, no tenía salvación. Tu no hiciste aparecer a Caos... Fue Xihn, todo es por su culpa. Solo la suya.

Bajé la cabeza, arrepentido por todas las cosas horribles que le había contado.

No sé si sería buena idea que volvieses. Las cosas que hemos visto, todo lo que hemos perdido... Es demasiado. Algunos abandonaron también La Orden poco después de ti... Con suerte, Xihn y sus comandantes nunca se fijarán en este mundo, tal vez puedas llevar una vida humilde y feliz aquí y hacer una familia.

»Esas misiones de cuando éramos aprendices y nuestra máxima preocupación eran un par de sincorazón... Ya han pasado. Nuestro enemigo es un monstruo mucho peor y más peligroso que aquellos tiempos. Si no estás recuperado del todo y sin estar seguro de que puedas caer otra vez... Rompe cualquier recuerdo de esa época y quédate aquí. No te voy a decir que vuelvas y pretendo que lo hagas. Solo Ryota podría aceptarte de nuevo.

Era un bocazas. No tendría que haber soltado todo aquello sin pensar, pero era lo que de verdad sentía hasta que... Supe eso. Nunca entendí como alguien podía caer hasta ese punto de querer arrebatarse la vida, pero sabía que no era tan raro. Cuando cayó Ciudad de Paso muchos supervivientes quedaron solos y una enfermedad como la depresión no fue algo raro aquellos tiempos... No fueron pocos los días que alguien había decidido terminar con todo con la horca.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4659
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 183,780.65
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Vie Ago 04, 2017 1:15 pm

¿Por qué no me dijiste nada? Podrías haber buscado ayuda, nos tenías a Fátima, a tu abuela, a mí... Yo jamás te culpé por lo que pasó ni lo habría hecho. Fue un error, todos los cometemos, ¿o no recuerdas que estuve a punto de matar a varios de los que ahora son mis mejores amigos? Ciudad de Paso estaba condenada en aquel instante. Todos lo sabíamos, no tenía salvación. Tu no hiciste aparecer a Caos... Fue Xihn, todo es por su culpa. Solo la suya.

En ese momento no quería buscar ayuda —expresó, cabizbajo. Entre otras razones, porque por entonces no pensaba que pudiera existir “ayuda” para lo que estaba pasando. Y porque no creía merecerla—. La verdad es que ahora lo pienso y lo que hice fue realmente una estupidez, pero en esos momentos… simplemente no podía estar allí —confesó—. Todo este tiempo he pensado que sí que había salvación, que podríamos haber hecho algo para expulsar la oscuridad de la Cerradura y revertir la situación. Que cuando se trata de un mundo nunca es demasiado tarde. ¿Podríamos haber hecho algo a pesar de lo que dijo Aaron? A saber. Realmente nunca lo sabremos.

»Pero tienes razón en algo. No toda la culpa es mía, claro. Aaron y sus esbirros deben pagar por todo lo que han hecho.

No sé si sería buena idea que volvieses. Las cosas que hemos visto, todo lo que hemos perdido... Es demasiado. Algunos abandonaron también La Orden poco después de ti... —Light lo lamentó—. Con suerte, Xihn y sus comandantes nunca se fijarán en este mundo, tal vez puedas llevar una vida humilde y feliz aquí y hacer una familia.

»Esas misiones de cuando éramos aprendices y nuestra máxima preocupación eran un par de sincorazón... Ya han pasado. Nuestro enemigo es un monstruo mucho peor y más peligroso que aquellos tiempos. Si no estás recuperado del todo y sin estar seguro de que puedas caer otra vez... Rompe cualquier recuerdo de esa época y quédate aquí. No te voy a decir que vuelvas y pretendo que lo hagas. Solo Ryota podría aceptarte de nuevo.

Se quedó en silencio en unos largos instantes, pensativo. Era innegable que en aquellas islas llevaría una vida mucho más pacífica, siempre que no resultara atacada, claro. No habría batallas contra Sincorazón peligrosos, ni contra Aaron y sus esbirros. Se dedicaría a la pesca, no a la guerra. Y, como había dicho Ragun, podría formar allí una familia y llevar una vida de lo más normal.

Sin embargo… era consciente de que todos sus amigos lo estaban pasando mal. Ragun se lo acababa de confirmar, aunque ya lo había sospechado antes por la desaparición de las estrellas en el cielo. Y… no había olvidado los actos imperdonables de Aaron.

Ni los suyos propios. Surgía de nuevo el dilema. ¿De verdad... podría volver? ¿O iba a quedarse allí?

«Tengo miedo de volver... porque seguramente no me acepten después de lo que hice. Pero... ¿Es realmente tan importante eso?».

No tenía por qué ser un Caballero de la Llave Espada para unirse a la lucha, después de todo. Y sí que tenía motivos para unirse, sin duda. Quería detener a Aaron y sus esbirros.

Ahora que había salido de la depresión y conocía la situación, tenía fuerzas suficientes y el valor para tomar esta decisión:

Lo he estado pensando estos días. Sería maravilloso vivir aquí, sí, pero… Siento que… debo hacer algo. No puedo quedarme aquí y simplemente no hacer nada con todo lo que está pasando. Y no puedo… dejar que Aaron se salga con la suya después de todo lo que ha hecho. —Apretó el puño—. No podría vivir en paz.

Entonces vas a volver a Tierra de Partida… —indicó Gaomon. Light asintió.

»Como ha dicho Ragun, no sé si Ryota me aceptará. Pero… ¿Sabéis? Lo he estado pensando ahora y eso es lo de menos. Después de todo, no necesito el título de Maestro ni la Llave Espada para luchar —declaró, serio. Si se tenía que marchar a otro mundo porque no le aceptaban en Tierra de Partida, así lo haría. Comprendería que no le aceptaran teniendo en cuenta que les había abandonado en sus peores momentos—. Si os soy sincero no sé si estoy preparado para esto… supongo que es un riesgo que debo tomar.

»Pero… dejemos de hablar de mí. Ragun… ¿Puedo saber qué mundos han caído y quiénes han dejado la Orden? Seguramente no tengo derecho a preguntarte esto… pero te agradecería si me pudieras dar detalles para entender mejor la situación actual.

Y porque estaba preocupado.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Sombra » Vie Ago 11, 2017 2:48 am

Lo he estado pensando estos días. Sería maravilloso vivir aquí, sí, pero… Siento que… debo hacer algo. No puedo quedarme aquí y simplemente no hacer nada con todo lo que está pasando. Y no puedo… dejar que Aaron se salga con la suya después de todo lo que ha hecho. No podría vivir en paz.

Entonces vas a volver a Tierra de Partida… —señaló Gaomón.

»Como ha dicho Ragun, no sé si Ryota me aceptará. Pero… ¿Sabéis? Lo he estado pensando ahora y eso es lo de menos. Después de todo, no necesito el título de Maestro ni la Llave Espada para luchar. Si os soy sincero no sé si estoy preparado para esto… supongo que es un riesgo que debo tomar.

»Pero… dejemos de hablar de mí. Ragun… ¿Puedo saber qué mundos han caído y quiénes han dejado la Orden? Seguramente no tengo derecho a preguntarte esto… pero te agradecería si me pudieras dar detalles para entender mejor la situación actual.

País de las Maravillas, Selva Profunda, La Red, País de los Mosqueteros... Han caído también muchos otros, pero los principales son esos. —Relaté con pesar. Tragué saliva y me tomé mi tiempo para continuar hablando, era duro tener que informar de aquella manera de pérdidas—. También... Han muerto algunas personas. Rebecca, Diana, Daichi y Shinju fallecieron luchando valerosamente y ayudaron a ganar tiempo para evacuar a muchos civiles en diferentes batallas. Un aprendiz llamado Derhe Yeno también falleció, aunque fue un accidente en Tierra de Partida y no en combate. Sus Llaves Espada están reposando junto a la réplica que creamos para la tumba de Ronin.

Era doloroso recordar sus muertes, Diana y Shinju habían sido buenas compañeras durante muchos años y Rebecca... Aunque no había llegado a conocerla mucho, siempre me había parecido una buena persona. Daichi también había sido un buen compañero y su muerte había afectado muchísimo a Iwashi y Diana... Había muerto frente a Lyn, la Maestra había pedido un tiempo tras su muerte y se había quedado en su mundo natal unos meses como voluntaria para vigilar el mundo a la par que ayudar a la gente de allí, aunque ya había regresado. Pero era obvio que su principal motivo para haberse quedado allí había sido Diana.

Siento tener que informarte yo de algo así en un momento como este, pero si quieres volver vas a tener que asumir que no es raro que alguien muera en una misión pese a ser poderoso. Era un riesgo que ya teníamos antes, pero ahora más que nunca.

Bajé la cabeza incómodo. Todo parecían malas noticias, y desde luego no habían pasado demasiadas cosas que pudiese considerar buenas. ¿O sí?

»Ah, y sobre Dos... Ella está bien. La entrené durante algún tiempo, sin embargo al final Fátima fue quien se encargó de ella en tu ausencia y también ya que hablamos de ella... Ha cambiado mucho, Malik y ella se han casado y de hecho está embarazada.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4659
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 183,780.65
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Un nuevo comienzo

Notapor Light » Dom Ago 13, 2017 12:17 am

Light se enteró en ese momento de los mundos caídos y de los Portadores fallecidos. Resultó doloroso. De nuevo, se aproximó a la orilla para sentarse y sumergió las piernas. Se quedó callado, intentando asimilar todo lo que le había comunicado el Maestro. Si él no se hubiera marchado… ¿Quizás hubiera podido hacer algo para evitar esas desgracias?

No conocía demasiado a algunos Portadores pero eso no impedía que sintiera una tremenda pena por ellos. Incluso por el gordinflón.

No quería volver a hacer una escenita y ponerse a llorar, así que respiró hondo y trató de relajare. No podía dejar de pensar en Tron y en otros seres queridos.

«Lo siento».

Gracias —expresó. Estaba seguro de que había resultado difícil para él.

Siento tener que informarte yo de algo así en un momento como este, pero si quieres volver vas a tener que asumir que no es raro que alguien muera en una misión pese a ser poderoso. Era un riesgo que ya teníamos antes, pero ahora más que nunca.

Me lo imagino. —¿Sería capaz de participar en muchas más misiones tan traumatizantes como la de Ciudad de Paso? Como había dicho antes, tendría que arriesgarse.

Light, ¿estás seguro? —preguntó Gaomon.

Sí. Ahora que sé la situación definitivamente tengo que ir, aunque si os soy sincero tengo un poco de miedo. —Hizo una pausa—. Ojalá… hubiera sido más fuerte. —Ojala nunca hubiera caído en esa maldita depresión, ojalá hubiera tenido fuerzas para superar lo que ocurrió—. ¿Y qué tal está Dos?

Ah, y sobre Dos... Ella está bien. La entrené durante algún tiempo, sin embargo al final Fátima fue quien se encargó de ella en tu ausencia y también ya que hablamos de ella... Ha cambiado mucho, Malik y ella se han casado y de hecho está embarazada.

Siento todas las molestias. —Sonrió, mostrándose sorprendido por la noticia de la boda y el embarazo—. Y me alegro que me des también buenas noticias. Pero… ¿Que ha cambiado…?

Antes de que completara su pregunta o Ragun le diera una respuesta, notó una presencia. No sabría decir el qué, pero había escuchado un ruido. Le pidió al Maestro que se callara, se levantó y empezó a mirar a su alrededor. Aunque ya no entrenaba con tanta frecuencia, seguía contando con unos sentidos envidiables.

¿Quién anda ahí? —Alzó la voz. Su Sentido sísmico le permitió saber que alguien se escondía tras una gran roca. En cambio, si Ragun usaba su Instinto Sincorazón... no detectaría absolutamente corazón alguno—. Muéstrate, sé que estás detrás de esa roca.

La persona en cuestión finalmente se reveló. Se trataba de una mujer con el cabello alvino, muy pálida, que llevaba prendas oscuras. No era la primera vez que Light se encontraba con esa misteriosa y fría mujer.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Era pura elegancia y su mera presencia imponía de alguna forma, pero no tanto como en el pasado, había algo… distinto en ella. La mujer en cuestión se acercó lentamente a ellos.

Te conozco… espera… Tú… —Habían pasado bastantes años pero se seguía acordando de aquella misteriosa mujer. Nunca olvidaría esa horrible noche en Ciudad de Paso (parecía que todo lo malo ocurría en esa ciudad). Daba por hecho que sus intenciones no podían ser buenas, así que se preparó para lanzar un conjuro en cualquier momento.

Tienes buen oído. Volvemos a encontrarnos —indicó, bastante calmada. Le miró fijamente con sus ojos rodeados de sombras. No manifestaba una actitud hostil, al contrario… ¿Ternura?

Creo que te hablé una vez de esta mujer. —Quizás Nadhia o Xefil también se lo habían mencionado—. Ella y otro tío intentaron matarnos en Ciudad de Paso hace varios años. Querían un Portador y nos negamos a cooperar con ellos. Son villanos que manejan a los Sincorazón a su antojo. —Miraba a la mujer con odio mientras le explicaba a Ragun.

Me llamo Dusk. —Se presentó a Ragun, amable. Se hacía llamar la Reina del Crepúsculo, pero por alguna razón esta vez no se presentó como tal. A continuación tosió (¿había sido un tosido lo que había escuchado antes?) varias veces. ¿Estaba enferma quizás?—. Y simplemente he venido a reclamar lo que es mío.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4293
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 473,892.84
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59


Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado