[Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Ragun, Bitron, Light y Malik

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Astro, Suzume Mizuno, Denna

[Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Suzume Mizuno » Dom Ago 13, 2017 1:09 am

Imagen


Diciembre de 1017



Era un pueblo antiguo en los estándares que los Caballeros tendrían de tecnología. Había un cementerio en las afueras, una plaza centran con un edificio grande de techo a dos aguas que debía ser el ayuntamiento, un río que dividía en dos el lugar y una iglesia.

Y, sin embargo, nada en aquel pueblo era natural. Las cuestas eran absurdas, como si alguien hubiera empujado la tierra desde abajo hasta crear arcos de pesadilla; los tejados estaban demasiado estirados y retorcidos, las luces de las ventanas resplandecían a pesar de que dentro no había nadie. Y luego estaba la torre de la iglesia, con una brillante campana en lo alto. Era absurdamente alta. ¿Cuántas escaleras habría que subir para llegar? No solo eso sino que el resplandor de la campana era… sagrado. Como si estuviera completamente inmaculado y expulsara la oscuridad que invadía aquel lugar.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Un trozo del reino de la luz en las orillas del reino de la oscuridad.

Como ellos, en cierta manera.

Con todo nada podía compararse con la montaña que se alzaba sobre el pueblo. Sacada de alguna clase de pesadilla, competía con las de Tierra de Partida y resultaba mucho más escarpada y desagradable. Su cima en particular atraía las tinieblas hasta que casi se convertían en una capa de cielo negro.

Todo rezumaba Caos, Oscuridad y, ante todo, peligro. Lo extraño era que todavía no hubieran aparecido los Sincorazón.

Los tres Caballeros y el aprendiz habían acabado allí antes de lo esperado por un pequeño error. Su destino, acompañados de Ryota, Iwashi y Nithael, era aquel. La frontera del mundo de la oscuridad. Una que se había extendido y devorado demasiados mundos que no habían podido defender. Su misión era localizar la base de Xihn. Tras años de actuar a la defensiva, ya casi no les quedaba territorio que proteger. Un puñado de mundos y, varios de ellos, bajo el control de Xihn. Que no los hubiera hecho caer todavía para alimentar su propio mundo era un misterio para los Caballeros. En cualquier caso, decidieron que ya nos les quedaba otro remedio que atacar antes de que también perdieran a las Princesas del Corazón.

Partieron para escudriñar el terreno. Una misión complicada pero necesaria antes de lanzarse a ciegas. Sin embargo, el Interespacio había cambiado desde que Xihn se hizo con el Caos. Los mundos se estaban uniendo bajo el control de la Oscuridad sí, cubriendo el vacío que había entre ellos como si se tratara de tierra que rechaza al agua. Pero era un terreno difícil, retorcido, donde todos los mundos caídos se mezclaban sin lógica ni concierto, cubiertos por hordas de Sincorazón y tormentas que iban y venían. Toda aquella fuerza mágica afectaba al escaso Interespacio que quedaba.

Por eso, cuando ni habían avistado la orilla del mundo de la oscuridad, no terminó de sorprenderles que se les abriera en la cara un agujero de gusano. Lo que ya no les hizo tanta gracia fue los Sincorazón gigantescos que salieron de él. Fue un caos. Un completo y absoluto caos. Al final una explosión que provocó Iwashi los arrojó al interior del Agujero. Nithael fue detrás de ellos, todavía con sus alas manchadas de oscuridad, y atrapó a Bitron, que fue arrancado de su glider.

Y así acabaron en aquel lugar.

Los teléfonos no funcionan—observó Nithael tras asegurarse de que estaban bien—. Aun así, no creo que estemos muy lejos de la frontera. Un Agujero no podría habernos llevado tan adentro… La pregunta es… ¿Qué es este sitio? Y esa campana… Increíble. No noto Caos a su alrededor.

Estaban a las afueras del pueblo, justo al otro lado del cementerio. A menos que quisieran dar media vuelta y perderse en lo que parecía un interminable campo de oscuro, solo podían cruzar el cementerio y dirigirse al pueblo o a la montaña. Al menos para buscar referencias.

Y estaban en un problema. Ryota había dejado muy claras dos cosas:

Nada de hechizos de luz una vez entremos en el reino de la oscuridad. Ya sabéis que atrae a los Sincorazón y a lo que se encuentre por ahí. Eso incluye los Portales de Luz. Diría que también los de oscuridad. Xihn rastrea toda la magia que hay cerca de él, así que hay que mantenerla a mínimos hasta que creemos un punto protegido.

Los puntos protegidos eran una evolución de las enseñanzas que habían logrado escarbar de Zephyr. Una suerte de barrera que limpiaba el Caos temporalmente y se aseguraban, así, de que ninguna emanación poco oportuna volviera los hechizos contra ellos.

El problema era que eso se lograba con un mínimo de dos colgantes especiales. Uno lo tenía Nithael. El otro, Ryota, que a saber dónde estaba.

Quizás podría servirnos la campana—dijo Nithael, tentativo.

Y, entonces, los cinco notaron algo extraño. Un escalofrío les subió por la espalda. Dio la impresión de que la oscuridad se volvía más intensa justo antes de que la montaña empezara a temblar. Muy quietos, esperaron. No sucedió nada más. De momento.

El cementerio era grande y tenía dos caminos. Uno que los llevaría por la zona de un par de panteones y otro que parecía perderse entre las tumbas, muchas bastante altas, pero que al menos parecía ir hacia el pueblo.

Claro que, si sucedía algo, los panteones quizás fueran un buen refugio…

Fecha límite: miércoles 16 de agosto


Spoiler: Mostrar
Pues lo mismo que los otros. Espero que disfrutéis del mini evento, que hagamos todos un esfuerzo (que solo son seis ronditas de nada) y cualquier pregunta ya sabéis dónde estoy o/.

P.D.: recordad que SOLO TENÉIS SEIS RONDAS, es decir, no es un mini evento de investigar, sino de llegar a un lugar, obtener X y ya tá. Es lo que hay. No desperdiciéis tiempo (?).
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
60. Ferrocustodio III
60. Ferrocustodio III
 
Mensajes: 1786
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,441,356.09
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Sombra » Dom Ago 13, 2017 5:59 pm



Me levanté mareado tras el golpe que me había dado con el Glider tras haber sido engullidos por el agujero de gusano y me giré hacia el resto de exploradores que se habían unido en la complicada expedición para encontrar definitivamente la guarida de Xihn e iniciar el ataque final a sus dominios. Estábamos todos... Excepto Iwashi y Ryota.

¿Todos de una pieza? —pregunté alzando la voz para que todos me escuchasen, clavé mis ojos en Bitron y ayudé a que se levantase si hacía falta. Intercambié miradas con el resto haciendo un análisis de situación en cuanto a heridas y daños materiales.

Malik y Light no parecían estar mal, y si lo estaban Nithael no tardaría en encargarse de ellos conociéndole.

Contemplé tras unos instantes nuestra situación. Estábamos en un pueblo de aspecto antiguo, en cierto sentido me recordaba al tipo de arquitectura que podía encontrarse en La Cité das Cloches, aunque con un aspecto más retorcido y deformado, no era para menos. No estábamos en el Reino de la Luz, nos habíamos metido en las fauces de la oscuridad... Los dominios de nuestro enemigo.

El caos y la corrupción eran palpables en el ambiente y había deformado los caminos y cuestas creando cambios de altitud imposibles y edificios que parecían haber sido estirados. Había un cementerio a las afueras del pueblo, una plaza con algo que podría ser un ayuntamiento, un río en el que no me metería por nada del mundo y una iglesia con un campanario tan alto que resultaba tan antinatural como el resto de la aldea. Lo extraño de aquel campanario era la extraña campana que emitía un extraño resplandor que de algún modo parecía sagrado, tanto era así que parecía de alguna forma evitar que la oscuridad se acercase demasiado a ella. Tal vez deberíamos subir hasta allí, podríamos emplear aquel lugar como puesto de avanzada para hablar con tranquilidad y planear nuestro siguiente paso... Aunque había algo que me inquietaba.

La montaña, aquella monstruosa montaña cuyo pico prácticamente escapaba a mi vista y con una pendiente tan vertical que parecía imposible escalarla y de alguna forma parecía atraer la oscuridad creando un cielo todavía más negro a su alrededor.

Hice memoria por unos instantes tratando de orientarme, puesto que aún estaba algo mareado por el fuerte golpe que me había dado con el Glider al chocar contra el suelo. Varios Maestros y Aprendices habíamos empezado un plan para encontrar la base de Xihn y preparar a todo el mundo para la batalla final, puesto que esperar y defender no estaba funcionando demasiado bien. Las fronteras del mundo de la oscuridad se habían desdibujado y habían devorado gran parte del intersticio creando una basta tierra muerta y peligrosa, llena de criaturas nacidas de los horrores más profundos y terrenos que se deformaban continuamente junto a los restos de los mundos caídos. Muchos sincorazón se agolpaban en las fronteras de los mundos, que tan solo resistían por las débiles barreras que habíamos aprendido a levantar gracias a los artefactos que Nithael y Ryota portaban. La situación era desesperada y si se hacían con las Princesas del Corazón... Si se hacían con ellas no habría ni una posibilidad de vencer.

Cuando apareció el agujero de gusano frente a nosotros, recordaba que de él salieron enormes sincorazón. Fue un ataque masivo que no esperábamos y una explosión, fruto de un hechizo que ni supo de donde vivo nos lanzó contra el agujero.

Me sorprendió que los sincorazón gigantes no nos hubiesen seguido, tal vez no tardarían en aparecer... Y también me extrañaba que si habían salido de ese agujero de gusano no hubiese sincorazón a la vista en el pueblo. Algo no cuajaba

Los teléfonos no funcionan—comentó Nithael tras comprobar nuestro estado. No me sorprendió que no funcionasen los teléfonos. El Caos hacía que los aparatos de comunicación enloquecieran—. Aun así, no creo que estemos muy lejos de la frontera. Un Agujero no podría habernos llevado tan adentro… La pregunta es… ¿Qué es este sitio? Y esa campana… Increíble. No noto Caos a su alrededor.

Posiblemente sean los restos de algún mundo caído que desconocíamos —teoricé—. Y la campana... ¿Podría ser una creación de la Era de los Clanes? Magia arcana para repeler la oscuridad, como las Cadenas de Tierra de Partida, pero menos poderoso.

El pueblo era lo único que había a la vista, puesto que detrás de nosotros solo había un infinito campo oscuro. Invocar portales de luz y oscuridad no era buena idea estando en el mundo de oscuridad, nos arriesgábamos a traer con nosotros "algo" indeseado y Ryota ya había dejado claro que no debíamos utilizar magia de luz, algo que en mi caso no era un problema... Aunque Xihn podría detectar cualquier tipo de magia, era mejor no arriesgarse.

Quizás podría servirnos la campana—comentó en ese momento Nithael.

Supuse que se refería a uno de los Puntos Protegidos que Ryota y Nithael podían crear, aunque a saber donde estaba el Maestro en aquel momento. Era una fortuna que no terminásemos todos separados. Solo esperaba que Iwashi estuviese con él y no sola.

En ese instante, una muy mala sensación se apoderó de mi cuerpo cuando la montaña empezó a temblar y por un instante pareció como si la oscuridad fuera a tragarse todo el pueblo, por un segundo en el que permanecimos quietos y espectantes, sin embargo no pasó nada, ¿era aquello normal o había "algo"?

Creo que deberíamos hacer lo que dice Nithael —propuse—. El campanario tiene "algo" que parece emanar luz y repele la oscuridad, sería el sitio más obvio para ir y encontrarnos con Ryota e Iwashi, si están cerca estoy seguro de que irán hacia ahí.

»También sería buena idea dividirnos en un par de grupos, eso nos permitirá ver más terreno y con suerte encontrar algo que pueda servirnos mientras nos acercamos a ese lugar. Bitron, ¿vendrías conmigo?

Hice desaparecer el Glider y señalé las tumbas altas que parecían llevar de forma más directa al pueblo, los panteones parecían más seguros, aunque desconocía a donde llevarían y yo prefería ir a lo más directo.

¿Permiso para lanzar magia hacia el cielo en caso de vida o muerte? —Le pregunté a Nithael. Si concedía el permiso continuaría hablando:—. Si estáis en problemas haced lo mismo e iremos para ahí lo antes posible. Si lanzamos un solo hechizo hacia el cielo será para pedir ayuda, si lanzamos dos será para que evacueis pues significa que no llegaríais a tiempo y podéis darnos por muertos.

Miré a Malik muy serio.

Ni se te ocurra morir, a los hijos no deben faltarles un padre, ¿me oyes? Esos dragoncitos te necesitan.

Luego, le di un golpe amistoso en el hombro a Light deseándole suerte y eché a caminar hacia las tumbas que parecían llevar al pueblo. No forzaría a Bitron a que viniese conmigo, era su decisión.

Spoiler: Mostrar
Ragun se va por el camino de las tumbas.

Un placer estar en este evento, a ver que tal *3* (Gracias por el tema, Suzu~)
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4688
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 7,065.48
Banco: 15,568.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Light » Mar Ago 15, 2017 11:24 pm

El mundo de la oscuridad. Allí se encontraban en estos momentos, justo en la frontera, debido a un accidente que habían tenido durante un combate (de lo más caótico). Una explosión les empujó y atravesaron el agujero de gusano por el que antes habían salido los Sincorazón.

¿Todos de una pieza?

Asintió simplemente.

Light, que por suerte no se había hecho demasiado daño en la caída, se levantó y echó un vistazo a los alrededores. Por el momento, estaba todo bastante tranquilo. Y no sabía si eso era bueno o malo, todo le daba mal agüero.

No era el lugar más acogedor desde luego, era de lo más tétrico y escalofriante. Atisbó un cementerio, un pueblo antiguo de tejados retorcidos, un río y una siniestra montaña que no parecía ser real.

Mentiría si afirmara que no tenía miedo, sus vidas estaban en inminente peligro en aquel mundo de Oscuridad y Caos. Pero, durante los dos años de guerra se había acostumbrado a esa sensación de que podía morir en cualquier momento. Era el pan de cada día. La guerra contra Xihn era una guerra de verdad y no se podía comparar con otras misiones o con el conflicto con Bastión Hueco.

Había que acabar con la guerra cuanto antes y eliminar a Xihn. Lo tenía muy claro: era matar o morir. Y para vencer, primero había que tantear el terreno y localizar la base del villano. Tenía muy clara la misión.

Los teléfonos no funcionan —avisó Nithael—. Aun así, no creo que estemos muy lejos de la frontera. Un Agujero no podría habernos llevado tan adentro… La pregunta es… ¿Qué es este sitio? Y esa campana… Increíble. No noto Caos a su alrededor.

Dirigió la vista hacia la susodicha otra vez. Light también se había dado cuenta de ese curioso detalle. Quizás les ayudara a sobrevivir.

Posiblemente sean los restos de algún mundo caído que desconocíamos. Y la campana... ¿Podría ser una creación de la Era de los Clanes? Magia arcana para repeler la oscuridad, como las Cadenas de Tierra de Partida, pero menos poderoso. —Mientras supusiera una protección segura para ellos, le daba igual su origen.

Quizás podría servirnos la campana.

En ese preciso momento, experimentaron un desagradable escalofrío en la espalda. La montaña se agitó y, antes de eso, sintieron que la oscuridad ganaba fuerza. ¿Qué demonios estaba pasando? A saber. El mundo de la oscuridad era totalmente desconocido para él…

Creo que deberíamos hacer lo que dice Nithael —propuso Ragun—. El campanario tiene "algo" que parece emanar luz y repele la oscuridad, sería el sitio más obvio para ir y encontrarnos con Ryota e Iwashi, si están cerca estoy seguro de que irán hacia ahí.

»También sería buena idea dividirnos en un par de grupos, eso nos permitirá ver más terreno y con suerte encontrar algo que pueda servirnos mientras nos acercamos a ese lugar. Bitron, ¿vendrías conmigo?

Light, dubitativo, comenzó a sopesar.

Dividirse… es peligroso. Seremos más débiles. Y sin los teléfonos nos va a ser imposible ponernos en contacto entre nosotros y si algún grupo tiene problemas… —No terminó la frase—. Aunque también creo que llamaremos menos la atención y abarcaremos más terreno. Hagámoslo. —Apoyó finalmente la idea de Ragun: tampoco le apetecía iniciar una discusión—. Supongo que quien no arriesga no gana.

Después, Ragun le pidió permiso a Nithael para utilizar magia en caso de emergencia. En cierta manera, si la empleaban para enviarse señales, arreglaban un poco el problema de los teléfonos, pero no podían usarla a la ligera. Ya les había dicho Ryota que la magia conllevaba un enorme riesgo, pues podían facilitarles a Xihn su posición. Por su parte, intentaría no emplearla a menos que se dieran circunstancias excepcionales.

Evitad enfrentamientos innecesarios, ya sabéis a lo que hemos venido. —Les recordó—. Suerte.

Se despidió con frialdad de los demás, típico de él, y sin más dilación empezó a caminar hacia la zona de los panteones. Se puso en alerta, activando sus Reflejos felinos para reaccionar lo más rápido posible ante cualquier suceso que pudiera ocurrir. Quería evitar cualquier enfrentamiento innecesario, por lo que si se topaba con cualquier enemigo intentaría esconderse en algún sitio rápidamente.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Spoiler: Mostrar
▪ Reflejos felinos (HC) [Nivel 20] [Requiere Afinidad a Luna] El usuario, gracias a la afinidad Luna, adquiere una mejora de los reflejos (x1.5) durante dos turnos, aumentando así la evasión. Sus pupilas se vuelven semejantes a las de los gatos.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4305
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Tanis » Mié Ago 16, 2017 4:43 am

Malik aterrizó de forma aparatosa tras atravesar el agujero de gusano, pero se las arregló para no caerse del glider al tocar tierra. Derrapó dejando un surco a su paso, y desmaterializó el glider tras saltar y plantar los pies en el suelo con fuerza. A su espalda se le arremolinó la capa y los faldones del manto que llevaba para protegerse del frío de los mundos.

¿Todos de una pieza?

De momento —contestó Malik, sin molestarse en sacudir el polvo que se le había pegado a la ropa.

El caballero miró en derredor y comprobó el terreno cercano mientras comprobaba que su brazo mecánico no se había atascado. Era la primera vez que entraba al Reino de la Oscuridad, y la visión no podía ser más desalentadora incluso si pensaba que estaban allí para buscar la madriguera de Xihn. El pueblo junto al que habían aparecido era una pobre sombra de lo que debía de haber sido, una negrura retorcida, oscura y tenebrosa donde los edificios estaban deformados y combados de una forma antinatural. Malik intentó no pensar de qué mundo debía de provenir aquel pueblo y caminó hasta adelantarse un poco hacia el pueblo, con la vista fija en el pico de la montaña. El cielo lleno de Oscuridad y Caos no era sorprendente, ni nuevo, pero no le gustaba.

«¿En qué me he metido, señor?».

Se lo preguntó de forma jocosa. Quizá no era el miembro más fuerte ni avezado de la Orden, quizá aun no era maestro, pero sus habilidades tampoco eran tan modestas como siempre decía. Se había acabado el tiempo para lloriquear porque no era tan fuerte como otros, tenia trabajo por hacer y tenía que hacerlo rápido.

Creo que echo de menos algo —murmuró refiriéndose a los sincorazón.

Era raro que les hubieran recibido como un enjambre de abajas antes de atravesar el agujero, y que nada apareciera estando ellos quietos, como cebos de luz en medio de ese Caos y esa Oscuridad casi palpables. ¿Dónde estaba, qué estaba pasando? Retrocedió los pasos que había avanzado hasta situarse junto a Nithael.

Los teléfonos no funcionan—comentó Nithael al poco. Lo sorprendente hubiera sido que con todas esas tinieblas encima hubieran funcionado—. Aun así, no creo que estemos muy lejos de la frontera. Un Agujero no podría habernos llevado tan adentro… La pregunta es… ¿Qué es este sitio? Y esa campana… Increíble. No noto Caos a su alrededor.

Posiblemente sean los restos de algún mundo caído que desconocíamos —teorizó Ragun. Malik asintió mostrándose de acuerdo—. Y la campana... ¿Podría ser una creación de la Era de los Clanes? Magia arcana para repeler la oscuridad, como las Cadenas de Tierra de Partida, pero menos poderoso.

Malik desvió la vista hacia el susodicho objeto, un punto brillante en medio de aquella niebla sombría. Aparte del pueblo y la empinada montaña que atraía a la Oscuridad, no había nada más adonde dirigirse. A su alrededor todo era oscuridad vacía, sin caminos, ni estelas que seguir. Lo único que podían hacer era investigar el lugar y buscar lo que habían ido a buscar. Como había dicho Nithael, no debían de estar muy adentro del Reino Oscuro si aquella campana seguía brillando allí.

Quizás podría servirnos la campana—dijo el ángel.

Sí, yo creo que sí, podríamos utilizarla junto con nuestro perímetro de seguridad —terció Malik.

«Si encontramos a Ryota antes». A Ryota y a Iwashi, que esperaba que estuvieran bien. De repente un escalofrío le recorrió la espalda y la piel se le perló de sudor gélido, como si la garra de un sincorazón le hubiera rozado el cuello. Entonces la montaña tembló y la oscuridad se arremolinó como si fuera a cubrirlo todo con su manto negro. Por un instante Malik pensó que iban a explotar todos, pero cuando nada ocurrió suspiró y se enjugó el sudor de la frente. Lo que fuera que hubiera pasado…

Creo que deberíamos hacer lo que dice Nithael —propuso Ragun—. El campanario tiene "algo" que parece emanar luz y repele la oscuridad, sería el sitio más obvio para ir y encontrarnos con Ryota e Iwashi, si están cerca estoy seguro de que irán hacia ahí.

»También sería buena idea dividirnos en un par de grupos, eso nos permitirá ver más terreno y con suerte encontrar algo que pueda servirnos mientras nos acercamos a ese lugar. Bitron, ¿vendrías conmigo?

Malik reprimió el hacer una mueca y se tragó una réplica. No estaba en contra, en realidad, de las instrucciones de Ragun, era maestro y también estaba a cargo del liderazgo del grupo, pero…

Dividirse… es peligroso. Seremos más débiles. Y sin los teléfonos nos va a ser imposible ponernos en contacto entre nosotros y si algún grupo tiene problemas… Aunque también creo que llamaremos menos la atención y abarcaremos más terreno. Hagámoslo. Supongo que quien no arriesga no gana.

Light. Malik no le tenía mucho aprecio desde que había vuelto, desde que se marchó vete a saber dónde con sus propios problemas. Como si nadie más los tuviera al tiempo que combatía en la jodida guerra. No dijo nada y aceptó la posibilidad de tener que ir con él por el camino opuesto al de Ragun y Britron, porque tampoco quería dejar solo al muchacho.

¿Permiso para lanzar magia hacia el cielo en caso de vida o muerte? —Le preguntó Ragun a Nithael. Ah, sí, las señales de socorro y aviso—. Si estáis en problemas haced lo mismo e iremos para ahí lo antes posible. Si lanzamos un solo hechizo hacia el cielo será para pedir ayuda, si lanzamos dos será para que evacuéis pues significa que no llegaríais a tiempo y podéis darnos por muertos.

«... Muertos.»

Entendido.

Entonces Ragun miró a Malik seriamente, mientras este casi se ponía ya en camino.

Ni se te ocurra morir, a los hijos no deben faltarles un padre, ¿me oyes? Esos dragoncitos te necesitan.

Al principio Malik le miró en silencio, pero luego esbozó una sonrisa trémula y bufó por la nariz, haciendo un gestito con la mano mecánica sobre la frente.

Sí, maestro.

Evitad enfrentamientos innecesarios, ya sabéis a lo que hemos venido. —dijo Light—. Suerte.

«Sí, suerte para mí, a ver qué tal se me da estar contigo», pensó Malik.

Trotó para alcanzar el paso de Light, que ya había avanzado hacia el sendero que conducía a los panteones, y se colocó a su vera, atento también por si cualquier cosa saltaba a su paso. Como les habían ordenado hacer, no entablaría combate alguno si se presentaba la ocasión, si no que se escondería o huiría dado el caso, para ponerse a cubierto y seguir avanzando. Miró de reojo a Light, en silencio, para luego mantener a vista al frente.

La misión iba a ser larga.

Spoiler: Mostrar
Malik va hacia los panteones.

Otro placer estar en este evento con vosotros, vamos a darle caña <3
Avatar de Usuario
Tanis
27. Trepador
27. Trepador
 
Mensajes: 788
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 61,989.36
Banco: 12,806.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Ronda 2

Notapor Suzume Mizuno » Sab Ago 19, 2017 3:12 pm

Light y Malik


Los dos Caballeros se encaminaron hacia los Panteones. El lugar era siniestro y cada vez, aparentemente, más oscuro. Cómo era eso posible, no lo sabían, pero en un mundo azotado por el Caos tampoco tenía mucho sentido buscarle lógica a los hechos. La gravilla y la arena crujían bajo sus botas, hicieran lo que hicieran por permanecer silenciosos, y los empezó a acuciar la sensación de que los estaban… observando.

Había cuatro grandes panteones. A dos de ellos se podía entrar (uno tenía las tumbas abiertas, como si hubieran estado preparadas para unos durmientes eternos que nunca llegaron allí; la otra tenía una única tumba cerrada) y los otros parecían cerrados aunque seguramente con sus Llave Espada podrían apañar algo.

Claro que… ¿por qué iban a querer entrar?

Entonces escucharon un chasquido y de detrás de uno de los panteones apareció una figura relativamente menuda —¿quizá de mujer?— cubierta con una túnica negra encapuchada. Jadeaba y parecía cansada. Al verlos, dio un respingo y se quedó muy quieta.

En ese momento… empezó.


Ragun (+ Nithael)


Cruzar el cementerio no parecía tarea sencilla. ¿Cómo podía ser tan largo? Nithael encogía las alas y no parecía muy por la labor de volar para explorar los alrededores, quizás temeroso de que alguien lo disparara empleando las altísimas lápidas para ocultarse a su vista. Estaba preocupado por Bitron y pensando en volver a buscarlo, porque el joven se había quedado atrás en algún momento y si continuaban quizás lo perdieran de vista… Pero a la vez, debía asustarle la posibilidad.

No… no me gusta este lugar—farfulló, cubierto de sudor frío—. Apresurémonos, por favor, en cuanto Bitron nos alcance. Si tengo razón y consigo crear una resonancia entre el colgante y la lámpara quizá…

Se detuvo, con las plumas erizadas, y su vista (como la de Ragun) se dirigió de inmediato hacia la montaña.

Algo había empezado.

Todos


La montaña estaba envuelta en una luz oscura, acariciada a su vez por las nubes nocturnas. Entonces, en su punta, algo se movió.




Con una elegancia aterciopelada, una sombra se extendió. Abrió un ala a un lado, como si la estirara. Después la otra reveló el cuerpo que ocultaba.

Incluso a esa distancia pudieron verlo con claridad. Un monstruo gigantesco, más negro que la propia noche y de pura oscuridad, fusionado de cintura para abajo con la montaña. Algo que contrastaba absurdamente con Nithael. Un demonio todavía más grande que cualquiera de los Sincorazón a los que se hubieran enfrentado. No debían ser ni del tamaño de su uña.

La criatura extendió los brazos a los lados con movimientos dignos e impetuosos, los alzó al cielo y luego apuntó hacia lo bajo. Y la sombra se extendió. La vieron recorrer la montaña, llegar a la falda de la misma y, entonces, al pueblo.

Cubrió, como si fuera agua, las casas. Las luces de las ventanas se consumieron hasta quedar reducidas a un penoso titilar. Lo único que se mantuvo intacto, rechazando las sombras, fue la campana de la iglesia.

La tierra susurró bajo los pies de los Caballeros. Y, entonces, los muertos empezaron a levantarse.

Light y Malik


De una de las tumbas más cercanas se levantó un fantasma blanco y esquelético, tocado de una corona. Les pareció oír un relincho y su caballo, enterrado con él, se desplazó a su lado. El antiguo rey lo montó sin esfuerzo y, juntos, se encararon hacia los dos Caballeros. No los retó. Se limitó a cargar.

Su espada chocó con la de los aprendices, si intentaban defenderse, y se sorprenderían quizá al notar que había resistencia como si fuera un hierro de verdad. El rey aprovechó esta circunstancia para atacar y hacer un tajo a Light en un hombro; el chico, con todo, fue lo suficiente rápido para apartarse gracias a sus reflejos y no sufrir mayor daño.

Por desgracia había más. De cada tumba salían. Figuras cubiertas de capuchas, gente que se arrastraba al exterior como podía. Otros, directamente, cubiertos de jirones, volaban a lo alto. Blancos… pero también negros. ¿Era eso un maldito dragón? Uno pequeño, pero que bordeó uno de los dragones y atacó a la figura que habían visto antes. En lo alto resonaron chillidos y vieron a una… ¡Una bruja! Montaba una suerte de chacal negro que volaba y persiguieron juntos a la figura. Esta, tropezando y jadeante, corrió hasta la entrada del panteón vacío y se metió en su interior. Quizás los dos vieron algo plateado dentro de su capucha, pero no pudieron estar seguros ya que rápidamente la perdieron de vista.

Light y Malik pronto estarían rodeados. Al rey se unió una dama con las cuencas de los ojos vacíos y una sonrisa eterna. Llevaba una guadaña. No podían regresar, pero sí ir tras la figura… o… Oyeron golpes de uno de los panteones cerrados y un gemido estremecedor.

Los fantasmas se abalanzaron sobre ellos.

¿Huir a un panteón (¿al del desconocido y así averiguar qué demonios hacía ahí?) e intentar que al menos entraran de uno en uno, ya que no podían cruzar las paredes de los mismos al parecer? ¿O arriesgarse y luchar? ¡Si podían parar espadas, también recibir daño…! ¿No?


Ragun (+ Nithael)


Nithael soltó una exclamación cuando varios fantasmas de mujeres y hombres se arrojaron sobre él. Trató de echar a volar pero, desde lo alto, cayó sobre él una suerte de hombre embozado y los espíritus del suelo se elevaron agarrándose a su túnica y tirando de él. Nithael soltó un grito de alarma cuando lo hicieron caer al suelo y empezaron a herirlo. ¡Las malditas armas, incluyendo garras y dientes, funcionaban!

En cambio, solo un par se fijaron en Ragun. ¿Quizás por su naturaleza de Sincorazón? En cualquier caso, si luchaba, se encontraría con resistencia, aunque los fantasmas más normales rehuían sus golpes. Pero se le plantaron en medio dos caballeros, a uno de los cuales se le caía la cabeza hacia un lado.

Estaban en problemas. Habían elegido el camino más directo al pueblo, sí, pero los fantasmas salían precisamente de todas las tumbas que los rodeaban. Los del cielo, por suerte, no parecían concentrados por completo en ellos y muchos volaban directos hacia la montaña.

Pero algo de magia podía cambiar por completo la situación.

¡Además, habían perdido a Bitron!

Podían correr, intentar escapar hacia la campana buscando refugio en alguna de las casas del pueblo. Dejarían su espalda al descubierto pero al menos saldrían de esa boca del lobo... ¿o no? Al fin y al cabo era la dirección que habían tomado las criaturas. O buscar a Light y Malik, para ir en grupo y desplazarse con más fuerza. También regresar a por Bitron (quien se había detenido al lado de un árbol del cual había salido otra figura embozada, cual Muerte personificada, y se lanzaba contra su cuello con manos frías y fantasmales) cosa que cada vez parecía más difícil gracias a la cantidad de fantasmas y criaturas que se interponían en su camino.



Spoiler: Mostrar
Light
VIT: 70/76
PH: 68/88



Fecha límite: jueves 24 de agosto


Faltas:

Astro -1
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
60. Ferrocustodio III
60. Ferrocustodio III
 
Mensajes: 1786
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,441,356.09
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Light » Mié Ago 23, 2017 10:24 pm

Light y Malik fueron por el camino que llevaba a los panteones.

El ex maestro, aparentemente tranquilo, intentaba hacer el menos ruido posible con sus pisadas, pero resultaba imposible con la tierra y la gravilla. Y para colmo tenía la desagradable sensación de que alguien les estaba observando, pero por mucho que miraba hacia varias direcciones no daba con nadie. De momento.

Allí había cuatro panteones. Un par de ellos eran accesibles, y en cuanto a los otros dos siempre podían intentar abrirlos con las llaves, aunque no tenía claro qué podían sacar de aquellos lugares.

Aquel chasquido le alertó. Rápidamente, dirigió su mirada hacia la figura que se hallaba detrás de uno de los panteones. No se le veía la cara, pero se notaba que estaba cansada. ¿Les estaría espiando? Si se trataba de un esbirro de Aaron no podían permitir que se marchara de rositas tras descubrirles.

Le miró muy fijamente, con sus ojos felinos, e hizo ademán de acercarse. Algo le obligó a pararse en seco y a desviar la vista hacia otro sitio. La montaña.



«¿Qué es… eso?».

Un terrible y gigantesco demonio se reveló. Más grande que incluso el Sincorazón Alfa que había intentado destruir Tierra de Partida. Estaba fusionado con aquella gran montaña y quizás era el origen del temblor de antes. Desde luego no le apetecía nada enfrentarse a esa cosa y estaba decidido a evitarla a toda costa.

El gigante movió los brazos y comenzó a extender la oscuridad por la montaña y la ciudad. No era una buena señal.

Empezaron a salir del suelo seres blanquecinos y esqueléticos. ¿Acababa de resucitar aquel demonio gigante a los muertos? ¿Y para qué, para atacarles?

Los primeros, un rey y su caballo, cargaron contra ellos sin previo aviso.

Light, que había aumentado sus reflejos con la habilidad lunar, logró bloquearle a tiempo con su Llave Espada. Permaneció estoico mientras observaba fijamente a su contrincante. Ofrecía resistencia, desde luego, aquellos fantasmas no eran seres incorpóreos.

«Así que fantasmas...», a estas alturas ya no podía sorprenderse demasiado.

De nuevo, volvió a cargar contra él. Aunque hirió a Light, éste fue capaz de esquivar y evitar mayores daños al menos.

Más de aquellos fantasmagóricos seres empezaron a salir de sus tumbas: brujas, chacales y dragones, entre otros. Tanto blancos como negros. Algunos atacaron a la misteriosa figura, quien no dudó en poner los pies en polvorosa —¿acababa de ver algo plateado, quizás su pelo?—. Corrió hacia uno de los panteones para refugiarse.

Era una decisión inteligente, ¿por qué no hacer lo mismo? Estaban rodeados y se trataba de una batalla que solo serviría para arriesgar sus vidas, perder el tiempo y alertar a Aaron (si no lo habían hecho ya).

¡Por aquí!

Correría hacia el panteón, el mismo que había elegido aquel desconocido para refugiarse (el panteón cerrado desde el cual se escuchaban golpes y gemidos estaba más que descartado), y se abriría paso a base de tajos si los enemigos intentaban impedírselo. También ayudaría a Malik si tenía problemas: haría retroceder a todos los enemigos que le molestaran.

Una vez ambos dentro, cerraría la puerta (de nuevo, si los enemigos intentaban entrar, les haría retroceder a base de contundentes golpes de llave) y después buscaría una cerradura. Era una emergencia, ¿no? Y tampoco esperaba usar excesiva magia en su siguiente acción.

Apuntaría con su Llave Espada a la susodicha y la cerraría con un simple movimiento de muñeca. A ver cómo les alcanzaban ahora los fantasmitas.

Solo esperaba que realmente no pudieran atravesar paredes. Y que no hubiera nada peor allí dentro.

Si estaban a salvo, y si podía, se acercaría al desconocido para charlar tranquilamente.

Parece que tenemos enemigos en común —comentaría, observándole de arriba abajo con curiosidad—. ¿Quién eres y qué estás haciendo aquí? Identifícate. —No lo dijo con demasiada simpatía, no se fiaba un pelo de aquella persona sospechosa. Con aquella capucha seguramente quería ocultar su identidad.

«Espero, por tu bien, que no seas un esbirro de Aaron», todavía agarraba la Llave Espada, por lo que a la mínima señal de peligro no dudaría en protegerse con ésta.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4305
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Tanis » Mié Ago 23, 2017 10:46 pm

Malik caminó sin querer perturbar el silencio del camino, sólo roto por el crujido de la grava bajo las botas. A cada paso que daban el lugar se hacía cada vez más oscuro y tenebroso, y aunque Malik lo achacaba por supuesto al Caos, tampoco le animaba saber que en cualquier momento podían quedarse a oscuras de forma definitiva. Menos con la sensación de que le observaba alguien, viscosa y pegajosa, pegada a la nuca. Tenso y preparado para defenderse, fuera lo que fuese lo que les estaba vigilando, Malik continuó caminando hacia los panteones, que cada vez estaban más cerca.

Observó que dos de los edificios estaban abiertos y los otros dos cerrados. A medida que se acercaron el caballero se fijó en que, en los abiertos, uno estaba lleno de tumbas abiertas, y en el otro sólo había una cerrada. Le pareció un poco raro, pero no lo comentó. Seguramente no hubiese demasiadas pistas allí, así que lo mejor que podían hacer era comprobar las estancias y seguir hasta la campana.

Entonces escuchó el chasquido y casi estuvo a punto de convocar su Llave para enfrentar a lo que fuese que provocara el sonido. Vio a la figura encapuchada salir de detrás de uno de los panteones como si hubiera estado huyendo de algo. Malik se llevó la mano derecha a la ballesta del brazo izquierdo, con ademán hostil. Allí no debería haber habitantes, al menos no personas normales.

De pronto algo en la cima de la montaña se movió y Malik desvió la vista hacia el pico oscuro y negro, rodeado de nubes. Sin darse cuenta, atónito y de repente asustado, apretó los dedos sobre el brazo mecánico y contempló la enorme sombra que tomaba forma a lo lejos. Un ala se abrió, después otra, y se reveló el cuerpo siniestro de un monstruo, aún más oscuro que la noche de aquel mundo, y que estaba unido a la montaña por la cintura. Malik entreabrió los labios, con el aliento contenido. Ni el Alfa del Castillo del Olvido había sido tan grande. ¿Cómo iban a enfrentarse a eso?

«¿Qué vamos a hacer?»

El monstruo movió los brazos, los levantó y luego los apuntó hacia abajo. Como si su sombra se desplegase ante él, una nueva capa de oscuridad se extendió a lo largo de la montaña, cubriendo las laderas, la falda y el pueblo que estaba a sus pies… menos la campana luminosa de la iglesia.

Light… —masculló, como si quisiera advertirle y no supiera cómo.

El zumbido reverberó desde la tierra y entonces los muertos se levantaron. Malik se contuvo de retroceder, al tiempo que el primero de los fantasmas aparecía. Era un caballero, no, un rey, que cargó hacia ellos montado en su espectral corcel. Casi por instinto invocó la Llave y la interpuso junto a Light para evitar el envite. El temblor y el ruido de las armas eran reales, como si lo que les hubiera atacado fuera de carne y hueso y no un fantasma. Intentó defenderse, pero de repente vio que eran demasiados como para ponerse a pelear.

«No, no estamos aquí para combatir, necesitamos huir, necesitamos… ».

A cada segundo que pasaba aparecían cada vez más espíritus, tanto de personas como de criaturas. Malik gimió entre dientes cuando atisbó la figura espectral del dragón. El por qué algunos eran blancos y otros negros no quiso preguntarlo, ni pensarlo, tenían que escapar antes de que les hicieran unirse a ellos. Fue en ese momento cuando vio a la figura con la que se habían encontrado, perseguida por el dragón y una bruja montada en un chacal volador. Vio cómo acertaba a meterse en uno de los panteones vacíos… que los fantasmas no atravesaban.

«Eh…»

¡Por aquí!

Malik siguió a Light antes de que terminara de pronunciar la palabra y corrió tras él para meterse en el panteón junto con la figura misteriosa. Por alguna razón le parecía algo sensato, ya que quien fuera, se veía igualmente perseguido por los fantasmas. Quizá podían hacer piña y evitar que los muertos les alcanzasen. Si era cierto que no podían atravesar paredes, quizá derrotarlos uno a uno a través del hueco de la puerta podía funcionar. Si era necesario, se abriría camino a espadazos si los muertos les rodeaban. Una vez dentro del panteón, si por casualidad la encapuchada le atacaba, se defendería con la Llave.

¿Estarían Nithael, Ragun y Bitron a salvo?

¿Estarían ellos mismos a salvo?

Y lo más importante, ¿Aaron se habría enterado de su presencia allí?

Mientras Light hacía esas preguntas, Malik se quedaría vigilando la estancia más atentamente junto con la puerta, por si a los fantasmas les daba por abrirla de algún modo.
Avatar de Usuario
Tanis
27. Trepador
27. Trepador
 
Mensajes: 788
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 61,989.36
Banco: 12,806.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: Ronda 2

Notapor Sombra » Jue Ago 24, 2017 4:57 pm

Bitron no estuvo por la labor de seguirnos y quedó quieto en el punto donde nos estrellamos. Resignado, tuve que dejarle allí a su suerte mientras el resto salíamos a explorar, aunque desde luego su falta de cooperación debía tener alguna clase de sanción.

No quería ser duro con él, pero no tenía alternativa. Estábamos en una misión muy importante para La Orden.

En ese momento, caí en la cuenta de lo largo que era el cementerio. El pueblo no era tampoco tan grande, ¿no? ¿Cómo podía haber tantas lápidas?

Nithael podría haber ido solo volando hacia el campanario, pero no lo hizo por alguna razón. Supuse que en parte para no dejarme solo, algo que agradecí para mis adentros. No se me escapó que el ángel parecía preocupado y suponía por qué.

No… no me gusta este lugar—murmuró, me pareció que estaba asustado

A mí tampoco, hay algo en esta calma que me da escalofríos.

Y además, estaba el temblor de la montaña. ¿Era un volcán acaso?

Apresurémonos, por favor, en cuanto Bitron nos alcance. Si tengo razón y consigo crear una resonancia entre el colgante y la lámpara quizá…



El ángel y yo nos detuvimos al unísono. Una muy mala sensación nos invadió y no tardamos en alzar nuestras vistas hacia la cima de la montaña, de donde se sentía aquel foco de maldad, aquel instinto asesino.

La montaña parecía brillar con una luz oscura y algo parecía moverse en su cima. Una sombra entrecortada por la oscuridad y unos ojos brillantes se alzó majestuosa, de pronto un ala se abrió y luego otra. Se trataba de un demonio, no había otra explicación para lo que estábamos viendo. No sabía si era un sincorazón o no, pero desde luego la sensación que producía era horrible. Aquella cosa rezumaba maldad y oscuridad de una manera que no había llegado a ver nunca y su tamaño... ¿Cuánto medía aquel monstruo? De cintura para abajo estaba fusionado con la montaña, pero desde luego era mucho más grande que el Alfa. No éramos suficientes para luchar contra algo así.

Alzó sus brazos hacia el cielo y apuntó al pueblo con ellos acto seguido. La sombra de sus manos levantaba una profunda y tétrica oscuridad que descendió como una cascada por la ladera de la montaña e inundó el pueblo. Todo lo que cubrió con sus sombras se sumió en la oscuridad y las luces parecieron morir a su paso.

De golpe, nos vimos rodeados de lo que parecían ser fantasmas de hombres y mujeres. Nithael se vio rodeado rápidamente y se arrojaron sobre él y aunque el Maestro trató de volar para alejarse no pudo hacer nada. Un hombre cayó sobre él y lo arrastraron contra el suelo.

¿Fantasmas capaces de herir?

¡Nith! —exclamé alarmado.

Por alguna razón, los fantasmas parecían ignorarme. Podría haber aprovechado eso de haber estado solo, pero no era lo que ocurría en aquel momento.

Materialicé mi Llave Espada sin pensarlo dos veces y empecé a correr hacia los dos caballeros que se interponían en mi camino, cuando estuve cerca me agaché repentinamente y me metí en la sombra del suelo con Evasión Sombría y me deslicé hacia delante tratando de no darle la espalda a ningún fantasma. En cuanto saliese de la sombra me abalanzaría con la llave espada haciendo un amplio tajo horizontal con Golpe Contundente para quitar de encima de Nithael el máximo número de espectros posibles. Repetiría el ataque las veces que hiciesen falta para poder salvarle.

¡Debemos correr hacia la campana y hacer el ritual! —Le diría si lograba apartar a los espectros—. ¡No perdamos el tiempo, aprisa!

No podíamos volver atrás o nuestro camino podría cerrarse con demasiados fantasmas, Bitron tenía que espabilar si quería alcanzarnos. La misión era lo primero por duro que sonase, el futuro de los mundos podía depender de lo que descubriésemos en la expedición, pero para mis adentros deseé que estuviese a salvo con todas mis fuerzas.

Si no lo lograba... Me sentiría muy culpable por perder a mi único aprendiz. Si tan solo hubiese insistido más en que viniese...

Spoiler: Mostrar
▪ Evasión Sombría (HC )[Nivel 7] [Requiere Afinidad a Oscuridad; Reflejos: 8; Elasticidad 12] El usuario se vuelve uno con el suelo evadiendo así cualquier ataque mágico o físico durante un post. También sirve para meterse por lugares estrechos.

▪ Golpe contundente (HC) [Nivel 4] El usuario pone toda su fuerza en un potente golpe que puede llegar a aturdir al rival (Probabilidad de aturdir baja).
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4688
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 7,065.48
Banco: 15,568.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Astro » Jue Ago 24, 2017 9:08 pm

¿Por qué siempre acabamos en sitios deprimentes y oscuros? —refunfuñó Bitron, con el orgullo todavía herido por haber salido despedido de su glider durante la pelea del agujero negro.

Aunque aquel escenario, un antiguo pueblo, tenía algo distinto. Ni rastro de sincorazón, pero no por ello transmitía menos peligro. El caos había retorcido sus calles y cuestas, y lo único que parecía tener sentido era el campanario, que se convirtió en el objetivo de Nithael.

Tras intercambiar impresiones, el grupo decidió dividirse. Todavía tenían que encontrar a Ryota, estuviera donde estuviese, y aquella campana parecía lo único que podía otorgarles una zona segura. Así pues, Light y Malik partieron hacia los panteones, mientras que Ragun, Bitron y el ángel irían hacia el pueblo por el camino más directo, lo que suponía cruzar entre las tumbas. ¡¿Qué podía salir mal?!

Pues todo.

Apenas se habían dividido cuando una criatura enorme, fea, y sobre todo gigantesca, surgió sobre la montaña (más bien como si estuviera atrapada en la roca) y cubrió con su sombra todo el pueblo. A partir de ahí, todo se desmadró. Fantasmas, espectros, o lo que fuesen, empezaron a surgir de todas partes. Y no con intenciones amistosas.

Bitron, por su parte, se había distraído curioseando un árbol, pues había creído ver algo que resultó ser una simple piedra. Cuando quiso darse cuenta, un espectro estaba abalanzándose sobre su cuello, lo que obligó al programa a dar un grito y rodar hacia atrás por el suelo, llegando a golpearle con su llave espada si por un casual le agarraba.

Consciente del peligro, no se quedó para intercambiar nombres, y salió pitando en la dirección a la que habían ido Nithael y su maestro. Intentaría esquivar cualquier fantasma que le saliera al paso con saltos, rodando por el suelo, o saltando por las tumbas, y emplearía la llave espada para abrirse camino si no le quedaba remedio, pero su objetivo sería correr como bien pudiera para alcanzar a los otros dos y, una vez juntos, seguir hacia el campanario, ayudando a Nithael a abrirse camino (pues los fantasmitos parecían especialmente interesados en él).

¡Gracias por esperarme, cabrones! —gritaría cuando les alcanzase.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1684
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,416.08
Banco: 11,118.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Ronda 3

Notapor Suzume Mizuno » Sab Ago 26, 2017 12:49 am

Light y Malik


Light y Malik consiguieron entrar en el Panteón y Light no tuvo muchos problemas para cerrarlo antes de que el caballero fantasma se abalanzara sobre ellos. Con todo, notó como parte de su esencia atravesaba la puerta y le acariciaba el rostro con frialdad antes de deshacerse. No hubo golpes, ni nada similar, pero sí un intenso frío alrededor de la entrada. Algo intentaba colarse por los bordes. Tardaría, pero acabaría lográndolo.

Se encararon a la figura.

Parece que tenemos enemigos en común ¿Quién eres y qué estás haciendo aquí? Identifícate.

La persona jadeó despacio, quizás recuperando el aliento. Luego se retiró la capucha con lentitud.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Era un chico joven, aunque por el cabello nadie lo habría dicho. Negro en la raíz, parecía volverse canoso hacia las puntas. Con todo, si se fijaban, verían cómo el negro iba cobrando más y más fuerza y desterrando el blanco por segundos. El joven parecía exhausto, tenía enormes ojeras y le temblaban las manos y las rodillas. Echó un vistazo a sus Llave Espada y algo fogoneó en sus ojos. Primero duda. Después…

Mi nombre es… es… No importa. Tenéis… Caballeros—tragó saliva, tosió y volvió a intentarlo—, tengo que deciros algo sobre… él… Xihn… Su debilidad.—Miró hacia la puerta—. Pero antes debéis tocar la campana o Xihn me… encontrará. O esos fantasmas me matarán —añadió con algo de más serenidad. Su pelo se había vuelto completamente negro. Esbozó una sonrisa triste—. Perciben qué es lo que hay dentro de mí.

Aspiró una bocanada.

Sé que es difícil confiar en mí pero… Os diré esto: Xihn está perdiendo el control. Su Caos se está volviendo contra ella. Más de lo que podéis imaginar. Pero si no sobrevivimos esta noche, y no lo haremos a menos que toquéis la campana y detengáis a ese demonio, no tendrá sentido que os cuente nada. Y Xihn sabrá lo que he hecho y… —Se estremeció—. ¡Por favor! No tenemos mucho tiempo. Si llegamos a la campana, estaremos a salvo. El Caos se alejará y ni Xihn podrá usarlo contra nosotros. No podrá vernos.

Entre tanto, la puerta se estaba… congelando. Fuera escuchaban un siniestro murmullo y roces similares a los de la ropa. No era difícil imaginar a los fantasmas acumulados contra la puerta, a punto de vencerla.

No parecía que hubiera otra salida. Excepto… ¿Quizás la tumba abierta? Espera ¿por qué una tumba? Pero el chico se había acercado a ella y tiraba de ella hacia un lado. Era tan delgado que casi no podía desplazarla —sin duda agradecería una ayudita de parte de Malik—, pero dejó al descubierto una suerte de… hueco. Sí, un pasadizo que se hundía en la más absoluta negrura.

A los fantasmas no les gusta volver bajo tierra antes de que se toque la campana, pero puede haber peligros —avisó con voz cansada—. Xihn a veces lo usa. Ha venido muchas veces a este lugar, pero no consigue ponerlo bajo su control. Chernabog, el diablo de la montaña, es mucho más fuerte desde que el Caos tocó el reino de la Oscuridad.

Era sospechoso, sí, pero solo tenían unas pocas opciones: interrogarle hasta que cantara, salir contra los fantasmas y correr como alma que lleva el demonio hacia la campana (y si querían llevárselo, tendrían que protegerlo) o seguir aquel pasadizo…

En cualquier caso, se les acababa el tiempo.


Ragun y Bitron (+ Nithael)



Ragun tuvo que ejercer su técnica dos veces para conseguir que al menos las alas de Nithael quedaran libres. Entonces el ángel las pudo usar para golpear e intentar liberarse. Hacía frío. Muchísimo frío y cada vez que rozaban a un fantasma parecía que se fueran a congelar ahí mismo. Nithael estaba aterido.

Pero pudieron abrirse paso, de alguna forma. Al menos hasta que oyeron a Bitron, que venía corriendo detrás abriéndose paso como podía con la Llave Espada. El pobre chico estaba, literalmente, destrozado. Había muerto una vez durante el camino y tuvo suerte de despertar pronto porque una arpía de alas azules, que no tenía nada de fantasma, intentaba llevarse su cadáver. Ahora lo perseguía, descendía para rasgarlo con sus garras.

¡Bitron!

A duras penas, Nithael materializó un arco y unas flechas. Disparó contra la arpía, que lanzó un alarido pero no llegó a caer derrotada. Ragun tuvo que arrojarse sobre Nithael para protegerlo antes de que los ávidos fantasmas intentaran atraparlo de nuevo.

¡Corred, corred!

Cuando Bitron logró llegar hasta ellos, Nithael lo cogió por la mano y lo protegió con una de sus alas, que empezaban a sangrar. No había tiempo para tomarse una poción, al menos no hasta que abandonaran el cementerio.

Corrieron. Ragun tuvo que hacer de escudo (o utilizar varias veces su técnica) para protegerlos, pero entonces llegaron más arpías. Nithael pudo disparar a dos antes de que los alcanzaran y tuvieran que concentrarse en correr.

Dejaron atrás el cementerio, al fin, y llegaron a las casas. Allí fue más fácil rehuir a los fantasmas, aprovechando las esquinas, aunque si intentaban entrar a algún hogar, no lo conseguirían. Las llamas titilaban en las ventanas, débiles, pero no había sombras de seres humanos dentro.

Entonces, justo antes de llegar a la plaza que había frente a la iglesia, escucharon gritos.

Al levantar la vista vieron como alguien caía de la torre de la iglesia. Se aferró al badajo de la campana pero, al caer, lo arrancó. Sobre la figura se abatieron dos arpías y una fantasmal bruja que volaba sobre una escoba. Abajo aguardaba lo que parecía un demonio azulado y… ¿una mujer de fuego?

La figura giró en el aire y un naipe gigante apareció bajo él. No fue buena idea. Las arpías lo atraparon con sus garras. El muchacho soltó un grito y, detrás del demonio y la mujer, aparecieron dos Sincorazón. Uno Soldado y otro gigante con panza. El más grande miró hacia atrás, hacia donde se encontraban ellos, pero luego cargó contra las extrañas criaturas, igual que el Soldado.

Arriba, la campana cada vez brillaba menos.

¡No! ¡Debe ser el badajo! ¡Al no tenerlo, la campana está perdiendo sus cualidades!—Nithael maldijo.

Por detrás, como una ola fría, se acercaban los fantasmas. Algunos rondaban por el cielo y se apresuraban a descender. Algunos se acumularon alrededor de la campana, como si sintieran que su poder se iba a agotar… y empezaron a atacar.

Para llegar al badajo del joven (que seguramente podrían sospechar quién era) tendrían que librarlo de esas criaturas. Pero no había que olvidar a los Sincorazón. Bitron estaba al borde de sus fuerzas y Nithael todavía tenía que hacer la ceremonia. ¿Dividirse? ¿Ir en grupo? ¿Contar con la ayuda del joven? De una forma u otra necesitaban el badajo… ¡Y proteger la campana!


Spoiler: Mostrar
Light
VIT: 70/76
PH: 68/88

Ragun
VIT: 180/200
PH: 66/88

Bitron
VIT: 1/6
PH: 2/2



Fecha límite: miércoles 30 de agosto


Faltas:

Astro -1
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
60. Ferrocustodio III
60. Ferrocustodio III
 
Mensajes: 1786
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,441,356.09
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Light » Mar Ago 29, 2017 10:04 pm

Lograron encerrarse con éxito en el panteón. Una vez se encontraron a salvo de aquellos fantasmas, por el momento, Light interrogó a la figura y le pidió (o exigió, más bien) que se identificara.

Se quitó la capucha, revelándoles así su apariencia. Aquella era posiblemente una de las últimas personas que Light esperaba encontrar en aquel mundo. Se trataba de Gabriel, un amigo de Nithael que había visto en el Castillo del Olvido; o más bien, una reminiscencia suya. En otras palabras, que le había conocido de forma indirecta.

Pero el hecho de que estuviera allí después de tantos años no tenía mucho sentido... ¿No?

Se le quedó mirando, extrañado por otras razones. La primera, las puntas de su pelo eran blancas, aunque no por mucho tiempo. Juraría que antes había llegado a ver algo plateado en él y además una figura de mujer (o menuda, aunque no estaba muy seguro de esto último) cuando todavía se ocultaba con la capucha. Obviamente sospechó. ¿Se acababa de transformar…?

No tenía ningún sentido que fuera Gabriel. Y lo de su pelo también le parecía extraño. Pero… tampoco se podía decir que aquel mundo se rigiera por lógica. El Caos que abundaba en aquellos territorios alteraba el espacio y el tiempo. Puede que eso explicara la presencia de Gabriel en aquel lugar...

Definitivamente sospechaba de él. No era nada de fiar, puede que fuera otra persona. Aquel pelo blanco...

Inevitablemente pensó en Chihiro, o específicamente, en la persona que poseía su cuerpo en estos momentos. Aaron, el enemigo de la Orden. Se hacía llamar Xihn, pero Light nunca se refería a él por ese nombre. No le daría ese privilegio, no se merecía ni un segundo nombre: seguía siendo el mismo desgraciado, solo que ahora poseía el cuerpo de otra persona. Seguía siendo el mismo enemigo y por eso no había razón para llamarle de otra forma.

Puede que ahora mismo estuviera moviendo hilos, manipulándolos. Estaban en su reino de oscuridad, después de todo.

El supuesto Gabriel les pidió que tocaran la campana y derrotaran a aquel monstruo. También aportó algo de información. Según él, Xihn ya no era capaz de controlar su propio Caos. Eso… ¿era bueno? Seguía temiendo por lo que le pudieran pasar a los mundos, si el Caos se descontrolaba demasiado…

¡Por favor! No tenemos mucho tiempo. Si llegamos a la campana, estaremos a salvo. El Caos se alejará y ni Xihn podrá usarlo contra nosotros. No podrá vernos.

Miró a Malik, muy serio. No hacían falta palabras para expresar que no se fiaba nada de aquel hombre. Puede que Gabriel les ayudara en el Castillo del Olvido, pero… no era el de verdad, nunca conoció al original. Y a saber si éste lo era.

Creo que reagruparnos será lo mejor. Vayamos a la ciudad y busquemos a los demás primero. —Quería encontrar cuanto antes a Nithael. Él era amigo de Gabriel. Si se trataba de su amigo de verdad y no de un farsante, él lo sabría. Podría preguntarle algo para comprobarlo, por ejemplo. En cuanto dieran con el ángel, Light le contaría sus sospechas y además le pediría que se asegurara de que era su amigo Gabriel. A continuación, miró a éste—. Creo que alguien de los nuestros le interesará verte.

Rápidamente, se volteó hacia la puerta. Se congelaba por momentos: el tiempo se les estaba acabando. Necesitaban pensar una estrategia para salir de allí vivos.

Entretanto, el supuesto Gabriel les mostró un pasadizo que podían utilizar para escapar.

A los fantasmas no les gusta volver bajo tierra antes de que se toque la campana, pero puede haber peligros. Xihn a veces lo usa. Ha venido muchas veces a este lugar, pero no consigue ponerlo bajo su control. Chernabog, el diablo de la montaña, es mucho más fuerte desde que el Caos tocó el reino de la Oscuridad.

¿Nos servirá el pasadizo para llegar cuanto antes a la ciudad? —Si la respuesta era afirmativa, accedería a seguirle por ahí. Era arriesgado, pero… también resultaba peligroso salir por la otra puerta y lidiar con un ejército de fantasmas.

Volvió a activar la habilidad lunar de los Sentidos felinos para mejorar en gran medida sus reflejos. Puede que volviera a necesitarlos otra vez. Para actuar rápido en caso de que cierta persona les traicionara…

Miró fijamente a Gabriel con sus nuevos ojos.

Tú irás delante y no te separarás de mí. Al mínimo movimiento sospechoso, te mato. —advirtió, señalándole con su arma. Light le seguiría de cerca con llave en mano. Más le valía a su nuevo "amigo" no intentar nada extraño, porque no estaba bromeando. Si les traicionaba, no dudaría en ponerle fin.

En aquel mundo no se podían fiar absolutamente de nadie.

Si Malik ponía pegas por su actitud, le respondería tajante:

No le mataré, a menos que nos conduzca a una trampa o intente matarnos. —Le recordó—. Haz lo que quieras, confía en él si quieres. Pero recuerda: la persona que conocimos en el Castillo del Olvido no era él realmente. Y no sabemos si éste es el verdadero. Hasta que él no nos lo verifique no deberíamos confiar.

Mientras recorrían el pasadizo, continuaría con su interrogatorio y además usaría su linterna para alumbrar, a menos que ambas acciones pudieran suponer un peligro (porque, por ejemplo, pudieran alertar a fantasmas). Intentaría no alzar mucho la voz.

Conoces muy bien a nuestro enemigo —señaló. No podía ser más sospechoso—. Antes has dicho que puede vernos. ¿En todo momento? —Si podía detectarles en cualquier momento en el mundo de la oscuridad, entonces daba igual si usaban magia o no (y estaban pero que muy jodidos, sin duda). Continuaría preguntando—: Si es así, y si realmente eres enemigo suyo, ¿cómo lo has conseguido para burlarle? ¿Cómo sigues vivo? Si tan bien le conoces me imagino que llevas aquí un tiempo… ¿O no?
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4305
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 0.00
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: Ronda 3

Notapor Sombra » Mié Ago 30, 2017 6:17 pm



Sentí un fantasmagórico frío cada vez que golpeaba alguna de esas criaturas o simplemente cuando las rozaba, era una sensación extraña y desagradable, como si aquel frío fuese la representación del aliento de la muerte.

Logré quitarle de encima los fantasmas a Nithael, pero aquello no quitaba que eran muchos más que nosotros.

¡Gracias por esperarme, cabrones!

Al escuchar aquella voz me giré hacia su origen, se trataba de Bitron, que tenía un estado deplorable... Y no tardé en entender por qué al ver lo que le perseguía. ¿Una arpía?

¡Bitron!

¡Por eso te digo que prestes más atención siempre! —rugí—. ¡Piensa que mientras estás muerto podrían llevarse tu cuerpo a cualquier sitio!

Nithael invocó un arco con el que derribó a la arpía, si bien no logró derrotarla. Sin embargo aquello dejó desprotegido al ángel.

¡Cuidado! —exclamé abalanzándome sobre el ángel para evitar que los espectros volviesen a atacarlo.

¡Corred, corred!

No hizo falta repetirlo dos veces. Nithael agarró a Bitron y empezó a correr protegiéndolo entre sus alas, encabecé la marcha para abrir el camino empleando el Golpe Contundente varias veces. Los espectros no parecían demasiado interesados en mí, debía aprovecharlo mientras me fuera posible.

Creí que el cementerio jamás terminaría, pero finalmente lo dejamos atrás. Pudimos deshacernos de ello escondiéndonos entre las esquinas de las casas, que estaban cerradas a cal y canto. Era imposible entrar, y prefería no saber qué o quien había encendido aquellas velas... Aunque en parte no me extrañaba, El Mundo Inexistente también tenía casas con las luces prendidas pese a no haber nadie en ellas... Tal vez era algún tipo de anomalía nacida en los mundos, algún tipo de memoria que despertaba algunas veces y afectaba al mundo real, o simplemente yo quería darle algún sentido. Daba igual, debíamos llegar al campanario. No era el momento de pensar en tonterías.

Avanzamos por el pueblo deformado y logramos vislumbrar cerca la plaza con la iglesia. En ese momento, un grito heló mi sangre. Por mi cabeza se pasó la imagen de Malik y Light siendo despedazados por aquellas arpías y seres de ultratumba y tragué saliba asustado mientras intentaba convencerme de que esos dos sabían cuidarse, que estaría bien... Y que con suerte esas criaturas no se sentirían atraídas por ellos más de lo necesario.

Seguí el grito hacia la torre de la iglesia donde vi como alguien caía de la torre, se agarró en el badajo como autorreflejo arrancándolo de cuajo durante la caída. Sobre la misteriosa persona se lanzaron un par de arpías, una bruja espectro que podía volar sobre una escoba y también una especie de demonio femenino que rezumaba fuego azul.

Un naipe apareció bajo la persona, lo que hizo que un nombre apareciese en mi cabeza: Andrei.

Conocía otra persona que utilizaba naipes, Alec Ocus. Pero hacía mucho que no sabía nada del aprendiz... Y sería poco probable que acabase allí solo.

Un par de sincorazón aparecieron en ese instante como llamados por la persona que debía tratarse de uno de los comandantes de Xihn. Ambos se lanzaron contra las arpías tras mirarnos con curiosidad, posiblemente a causa de las Llave Espada que habitaban nuestros corazones.

Nithael clavó sus ojos en la campana, alarmado. Su brillo angelical estaba disminuyendo a un ritmo alarmante.

¡No! ¡Debe ser el badajo! ¡Al no tenerlo, la campana está perdiendo sus cualidades!—exclamó.

Y no tardó en llegar el frío. La oleada de fantasmas se acercaba tras nosotros, otros se empezaban a acercar a la campana peligrosamente, como si ésta estuviese perdiendo todo su poder.

Ese debe ser Andrei, no conozco muchos más que utilizan naipes como arma —maldije mientras trataba de defenderme de los fantasmas que se lanzasen contra mí—. Bitron, coge esto. —Le lancé una poción.

»Nuestra prioridad es coger el badajo y subir a la campana. Nithael, ¿puedes subir y protegerla? Bitron, te necesito.

Correría hacia el frente empleando el Golpe Contundente para apartar del medio a los fantasmas menores y si lograba avanzar lo suficiente intentaría apartar a las criaturas de encima del comandante de Xihn. Si lo conseguía y verdaderamente se trataba de Saavedra no dudaría en ensartarle mi arma en uno de sus hombros y le daría una patada al badajo para pasárselo a Bitron.

¡Con Nithael! —Le ordenaría si lograba hacer todo lo que pretendía.

Sabiendo que Andrei había sido Maestro de la Llave Espada no podía tomármelo a la ligera, por lo que si podía clavarle mi arma en el corazón no dudaría en hacerlo. Rechazaba matar, pero era innegable que contra ellos era algo necesario. Debíamos acabar con todos los aliados de Xihn.

Si los fantasmas me rodeaban o me veía en peligro, trataría de alejarme empleando Evasión Sombría o Doble Salto.

Si era necesario para proteger a Nithael y Bitron, esperaría abajo para impedir que las criaturas subiesen e interrumpiesen el ritual.

Spoiler: Mostrar
▪ Doble salto (HC) [Nivel 3] [Requiere Elasticidad: 4]. El usuario es capaz de saltar mucho más alto que los demás, alcanzando lugares más inaccesibles.

▪ Golpe contundente (HC) [Nivel 4] El usuario pone toda su fuerza en un potente golpe que puede llegar a aturdir al rival (Probabilidad de aturdir baja).

▪ Evasión Sombría (HC )[Nivel 7] [Requiere Afinidad a Oscuridad; Reflejos: 8; Elasticidad 12] El usuario se vuelve uno con el suelo evadiendo así cualquier ataque mágico o físico durante un post. También sirve para meterse por lugares estrechos.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4688
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 7,065.48
Banco: 15,568.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Astro » Mié Ago 30, 2017 8:42 pm

Esto es humillante.

No contento con haber tenido una vida, y durante el proceso de reseteo, una especie de arpía se había apropiado del cuerpo del pobre Bitron, que habría acabado como la cena de aquel día de no ser por Nithael, que le salvó gracias a un flechazo certero en el monstruo que liberó al aprendiz.

Cuando se reunió como pudo con los otros dos, Nithael le puso a cubierto, protegiéndole de los enemigos (a pesar de que debía ser al contrario), y el grupo siguió adelante como bien pudo, esforzándose a lo máximo para abrirse camino. Al cabo de un rato dejaron atrás el cementerio y llegaron, por fin, a las casas, donde consiguieron cierta ventaja.

Pero cuando les quedaba nada para llegar a la plaza... gritos. Y alguien cayendo de la torre de la iglesia.

Parece que no estamos.. solos... —comentó Bitron, entre jadeos.

La figura tenía sus propios problemas, pues las criaturas fantasmales también iban a por él/ella. Para sorpresa del programa, se defendía con naipes e invocando sincorazón. Esos patrones eran familiares...

¡No! ¡Debe ser el badajo! ¡Al no tenerlo, la campana está perdiendo sus cualidades!

Bitron al principio no entendió lo que decía el ángel, pero al volver a mirar la campana lo entendió: perdía luz. Se debilitaba. Y sin poder, no habría santuario alguno. Y entonces los demás morirían y Bitron se quedaría atrapado en un ciclo de muerte continua. No sonaba diver.

Ese debe ser Andrei, no conozco muchos más que utilizan naipes como arma —Claro, por eso sonaba familiar—. Bitron, coge esto.

Itadakimasu —respondió, cogiendo la poción con cierta torpeza y bebiéndosela deprisa.

»Nuestra prioridad es coger el badajo y subir a la campana. Nithael, ¿puedes subir y protegerla? Bitron, te necesito.

Vale, pero si muero me vuelves a dar otra poción.

Siguió a su maestro directos hacia el supuesto Andrei y los demonios contra los que luchaba. Dejó que el maestro se encargase de la pelea, pues si se ponía en medio solo sería un estorbo, y esperaría la oportunidad que le diera Ragun para coger el badajo (golpeando si hacia falta a quien lo tuviera) y después saldría a toda pastilla directo hacia Nithael. Intentaría estar atento para esquivar cualquier ataque ajeno e incluso, si se hacía con el badajo, intentaría usarlo como escudo por si repelía a los fantasmas (al ser parte de la campana y tal), pero sin arriesgarse a perderlo.
Aunque no las tenía mucho consigo, pues sus fuerzas le fallaban y partes de su cuerpo parpadeaban constantemente, descomponiéndose en datos. Pronto llegaría los bugs como siguiera forzándose tanto... Pero lo intentaría al máximo.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1684
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,416.08
Banco: 11,118.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Minievento] Un susurro desde la oscuridad

Notapor Tanis » Mié Ago 30, 2017 11:30 pm

La maniobra de escape y escondite tuvo relativo éxito, pero estaba claro que no se iban a librar por mucho tiempo de los fantasmas. Malik se apartó de la puerta todo lo que pudo al ver que la hoja temblaba y los espíritus al otro lado hacían lo imposible por entrar.

Oye, no creo que sea buena idea quedarse aquí demasiado tiemp-

Se giró hacia Light y el la figura cuando esta se bajaba la capucha. Por un momento el caballero se quedó callado, tenso. Aquel rostro le era conocido, visto en un lugar donde tenía sentido su aparición. Los sucesos del Castillo del Olvido todavía le atormentaban de vez en cuando y la prueba que guardaba Gabriel era uno de ellos. Qué hacía allí, si es que era él, era terriblemente extraño. Su pelo era casi por completo negro, tan sólo las puntas eran blancas, pero su figura de muchacho esbelto y delgado era la misma, quizá por eso le había confundido con una mujer…

«¿Qué está pasando?»

¡Por favor! No tenemos mucho tiempo. Si llegamos a la campana, estaremos a salvo. El Caos se alejará y ni Xihn podrá usarlo contra nosotros. No podrá vernos.

Con el Caos bailoteando con la Oscuridad en aquel mundo era imposible saber si lo que estaban viendo era un retorcimiento de la realidad o una trampa y no le hizo falta mirar a Light dos veces para saber que él sospechaba incluso más que el propio Malik. Claro que el hecho de que la campana tenía poder sobre el Caos era cierto, aunque…

¿A qué te refieres? —preguntó.

Por dentro se preguntó también si Nithael podría decirles si era o no Gabriel de verdad. Recordaba la lucha contra el ángel y el cebo que tuvo que urdir utilizando la memoria de Gabriel para atraer a su rival. Razones tenía para saber que no había que enfadar a Nithael.

Creo que reagruparnos será lo mejor. Vayamos a la ciudad y busquemos a los demás primero. Creo que alguien de los nuestros le interesará verte.

A lo mejor no tenemos tanto tiempo —murmuró Malik, echándole un vistazo a la puerta también.

Estarían realmente jodidos si la puerta terminaba cediendo.

A los fantasmas no les gusta volver bajo tierra antes de que se toque la campana, pero puede haber peligros. Xihn a veces lo usa. Ha venido muchas veces a este lugar, pero no consigue ponerlo bajo su control. Chernabog, el diablo de la montaña, es mucho más fuerte desde que el Caos tocó el reino de la Oscuridad.

¿Nos servirá el pasadizo para llegar cuanto antes a la ciudad?

Malik no añadió comentarios ni preguntas, si había algo más fuerte que Xihn en aquel lugar entonces era el menor de sus problemas. Sin dudarlo mucho, pensó en que arriesgarse bajo tierra era mejor que morir a merced de la multitud de espectros. Si era un trampa entonces lo arreglarían sobre la marcha. Estaba a punto de poner un pie en la entrada del túnel cuando oyó a Light y su tono le sacó un poco de quicio.

Tú irás delante y no te separarás de mí. Al mínimo movimiento sospechoso, te mato.

Cálmate —advirtió a su vez, sin acercarse.

No le mataré, a menos que nos conduzca a una trampa o intente matarnos. Haz lo que quieras, confía en él si quieres. Pero recuerda: la persona que conocimos en el Castillo del Olvido no era él realmente. Y no sabemos si éste es el verdadero. Hasta que él no nos lo verifique no deberíamos confiar.

He conocido a muchas personas que nunca eran quienes decían ser, así que haz lo que quieras tú también. Si he tenido que confiar en ti puedo confiar en él.

No se arrepintió de sus palabras, incluso si no era la mejor de las ideas mostras disidencias en el grupo. Incluso si era Xihn disfrazado, los fantasmas podían con él y sólo quería escapar. Ahora mismo le primaba sobrevivir y llegar a la campana era la opción más viable. El pasadizo era el camino más corto a la ciudad y la dichosa campana. Si podían llegar y alcanzar a Nithael, a Ragun y a Bitron, entonces tendrían una posibilidad.

En silencio, Malik siguió a Light a la luz de su linterna por el túnel, intentando no pensar en los fantasmas.

Conoces muy bien a nuestro enemigo. Antes has dicho que puede vernos. ¿En todo momento? Si es así, y si realmente eres enemigo suyo, ¿cómo lo has conseguido para burlarle? ¿Cómo sigues vivo? Si tan bien le conoces me imagino que llevas aquí un tiempo… ¿O no?

Eran buenas preguntas de todos modos así que no se enfadó mucho, concentrado en avanzar sin tropezar. Con todo, no pudo evitar pensar en que si Xihn sabía que estaban allí, en cuanto los muertos regresasen a sus tumbas, él se echaría encima.

Ese diablo de la montaña debió de darse cuenta de que estábamos aquí, ¿o de vez en cuando levanta a los muertos para que se desperecen? Quizá podríamos utilizarlo para avanzar sin que Xihn pueda atraparnos.
Avatar de Usuario
Tanis
27. Trepador
27. Trepador
 
Mensajes: 788
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 61,989.36
Banco: 12,806.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Ronda 4

Notapor Suzume Mizuno » Dom Sep 03, 2017 1:15 am

Light y Malik


Nos llevará al pueblo, sí—confirmó, que escuchó el intercambio sin decir nada.

Pasó el primero de todos y los guió a tientas por el oscuro pasadizo, sin hacer movimientos secos que pudieran asustar a Light. El suelo estaba mojado y olía con tal intensidad a tierra podrida que probablemente sufrirían un mareo. Pero con encender un móvil más o menos podrían apañárselas para avanzar.

Ahora mismo no, porque estoy yo. Como ya os he explicado, Xihn está perdiendo el control de su propio Caos. Solo por eso puedo estar aquí y, me temo, únicamente de forma temporal. Ni siquiera sé si se podría decir que estoy vivo.—Se detuvo un momento, como golpeado por una súbita comprensión—. A veces escuchaba cosas, compartía recuerdos. Sé que ha transcurrido mucho tiempo… Y no tengo ni idea de cuánto. Tampoco es que importe.

»Debéis entender esto: Xihn no es solo él o ella. Lleva años acumulando los corazones de la gente cuyo cuerpo ha ocupado. Solo gracias a eso es tan poderoso y consigue sobrevivir al paso del tiempo. Nos reserva para consumirnos cuando se encuentra en una situación límite. Cuantos más corazones tenga, más información, más fuerza posee para sobrevivir. Puede que os parezca que no lo es tanto, pero Xihn siempre ha sabido que debía ocultarse y actuar con cuidado. Era la última o… eso creía hasta ahora. Ahora ya no tiene remilgos. Nos consumirá a todos si puede hacerlo para salvar a los bebés. ¡Pero debéis actuar antes de que lo haga! ¡Solo así podréis arrebatarle todas sus fuerzas sin que estén fusionadas con su ser!


Se detuvo y se volvió hacia ellos con expresión de desesperación.

Ojalá sirviera con matarla, pero no es así. Si queréis derrotarla antes de que sea tarde, debéis… Liberarla. Por completo. Debéis encontrar…—La voz se le cortó. Respiró hondo y se llevó una mano al pecho. Era difícil verlo, pero parecía que en esa zona sobrara tela—. Chernabog actúa así todas las noches, siempre que cree que lo es al menos. Siempre que no se toque la campana, levanta a los muertos y luego vuelve a descansar unas horas. No es aliado de nadie pero si Xihn consigue someterlo… Recordad: las campanas son su… punto débil, ah… Xihn vive… Su base está más adentrado en el Reino de…

Se dobló por la mitad, apretándose todavía más el pecho. Su cuerpo empezó a radiar con delicadeza Caos, aunque todavía era tan débil que no debía tener un gran efecto. Se dio la vuelta y siguió caminando mientras trastabillaba. Había empezado a sudar y tenía la mirada desenfocada.

Llevadme… a la torre de la campana, tocadla, escapad y dejadme allí. Así cuando despierte no sabrá que he hablado con vosotros. Por favor, rápido…

Justo entonces llegaron al final del pasillo y escucharon, desde arriba, el lejano eco de una pelea. Gabriel se puso nervioso y murmuró:

Lo noto. Es Andrei. Está aquí. Pero ¿por qué no ha tocado ya la campana…?—Se cubrió la boca con una mano y se volvió entonces hacia ellos, aunque sobre todo miró a Malik, quizás considerando que él le escucharía con más atención—. Tenéis que ofrecerme de intercambio. Cogedme como si me hubierais capturado y ofrecedme a cambio de que os deje escapar. Lo hará. Estará más preocupado porque vuelva Xihn y escapar de este lugar que para perseguiros. Y tenéis que decirle a Nithael—por su rostro pasaron una serie de emociones encontradas, si bien la más intensa pareció ser el anhelo—que busque la Llave Espada de Oscuridad. Él sabrá lo que es. Si Xihn la consigue antes que vosotros, no tendréis forma de matarla sin que destruya el equilibrio. Tenéis que liberarla con la Llave Espada correcta. Solo así su corazón se fundirá con el Reino de la Oscuridad.

Fuera de la trampilla, continuaba la pelea. Podían confiar en Gabriel o no. Dejarlo inconsciente era una opción. Sonsacarle información concreta, también. Sin embargo ¿cuánto tardaría en afectarles el Caos que brotaba con sinuosidad del joven?

Si se asomaban, comprobarían que estaban en un extremo de la plaza de la iglesia, cerca de lo que parecía ser una alcantarilla. Había fantasmas, arpías y una criatura de fuego luchando contra Ragun, pero parecía que casi todos los entes voladores estaban concentrados en tumbar la campana, que brillaba cada vez con menos fuerza.

De momento, al menos, nadie estaba interesado en ellos.

Ragun y Bitron (+ Nithael)



Ragun no se lo pensó dos veces y atacó. Su fuerza dio al Golpe Contundente el suficiente ímpetu para prácticamente arrojar a casi todos los fantasmas lejos de Andrei, menos al Soldado. Este se volvió hacia él, si bien no atacó ni nada, solo permaneció… observando.

Andrei, pues era él, se quedó de piedra al ver a Ragun. Solo gracias a eso pudo dañarlo en un hombro. El badajo salió por los aires…

Y el Sincorazón apartó a Ragun de una dolorosa patada, antes de que pudiera arrojárselo a Bitron. Se lanzó acto seguido sobre el badajo y lo atrapó entre sus manos.

Ragun no tuvo tiempo para ver lo que sucedió a continuación; de pronto la Llave Espada de Andrei se hincó en su costado y espalda y le salió entre las costillas. Una mano firme lo sujetaba por la cara y casi le hundía un dedo en el ojo. Algo le susurró al oído:

Saboréala, cabrón.

Andrei dio un tirón, la arrancó y sacó dos naipes, preparado para desviar los ataques de Ragun. Entre que este se recuperaba, el joven abrió distancia con tranquilidad. Ragun podía ser fuerte, sí, pero Andrei se había entrenado bajo el tutelaje de Xihn. Eso y su existencia como Incorpóreo parecían haber acabado con buena parte de su arrogancia, sustituidas ahora por un aplomo brutal. En todo caso, se permitió una sonrisa que era solo un reminiscente de su vieja personalidad.

Y nos traéis al ángel, eso es muy amable por vuestra parte. A dónde creíais que ibais a llegar? ¿Al cuartel general? ¿En medio del gigantesco Reino de la Oscuridad? Casi habéis tenido suerte de que Chernabog os detenga.—Lo repasó con la mirada y abrió aún más la distancia, sin bajar las armas—. Pero ahora mismo no estoy interesado en vosotros. Podéis daros con un canto en los dientes. Si arregláis el badajo, cada uno podrá ir por su lado. Perdeos cuanto gustéis en las profundidades de la Oscuridad, si así lo queréis. Pero no perdamos tiempo cuando tenemos —arrojó una de las cartas contra unos fantasmas. El naipe explotó y las criaturas retrocedieron, medio consumidas por llamas azules— tantos problemas. La noche no terminará hasta que se toque la maldita campana y Chernabog siempre tiene más amigos que mandar a saludar.

Detrás de Ragun, el Sincorazón panzudo peleaba contra la criatura de fuego, pero estaba tan cerca que de un impulso podría alcanzarlo. Atacar cuerpo a cuerpo no sería muy inteligente, si es que decidía seguir peleando. Quizás pudieran unir fuerzas.

Pero ¿por qué estaba Andrei dispuesto a dejarlos partir? ¿De verdad estaba tan ocupado o había… algo más? ¿Valdría la pena colaborar e intentar sonsacárselo por el camino?

Desde la montaña, les llegó un profundo restallido y pudieron ver cómo Chernabog abría las poderosas alas a los lados y alzaba las manos. La Oscuridad que los envolvía de pronto se incrementó y la luz se redujo a la de la campana, tan exigua que no debía quedarle mucha vida, los ojos de los Sincorazón y las velas casi extinguidas por completo de las ventanas. Nithael disparaba contra las arpías y había sacado su Llave Espada. No aguantaría mucho.

Bitron, entre tanto, tenía problemas. El Sincorazón Soldado había cogido el badajo y retrocedía, seguramente intentando devolvérselo a su amo. Pero, de pronto, el Sincorazón se estremeció y… algo empezó a cambiar.

Bitron vio cómo surgía una caballera rubia y los rasgos se convertían en los de una chica joven. Sus ojos, medio vacíos, se volvieron hacia Bitron cuando tropezó con sus torpes pies. Gran parte de su cuerpo todavía era de Sincorazón, pero la transformación era evidente. No tenía sentido, la magia de Nithael siempre había expulsado a los Sincorazón. ¿Sería por haberse adentrado en los dominios de Xihn o cosa de Chernabog?

Spoiler: Mostrar
Imagen


N-no… No, espera… No quiero…—balbució, apretando el badajo contra su pecho. Ya no parecía tan dispuesta a devolvérselo a Andrei, sino que sus mirada se arrastraba buscando un lugar donde escapar. Directa hacia los fantasmas y las arpías que se acercaban desde los bordes de la plaza.

Si Bitron intentaba acercarse, lo atacaría con sus garras, todavía de Sincorazón. pero al fin y al cabo era un Caballero. Podría apañárselas, bien con labia, bien con fuerza bruta.

¿Verdad?

Spoiler: Mostrar
Light
VIT: 70/76
PH: 68/88

Ragun
VIT: 160/200
PH: 62/88

Bitron
VIT: 6/6
PH: 2/2



Fecha límite: jueves 7 de septiembre


Faltas:

Astro -1
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
60. Ferrocustodio III
60. Ferrocustodio III
 
Mensajes: 1786
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,441,356.09
Sexo: Femenino
Karma: 6

Siguiente

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron