[La Cité des Cloches] Somnia

Encuentro entre Simbad y Celeste

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Astro, Suzume Mizuno, Denna

[La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 1:18 pm

Spoiler: Mostrar
Cronología:

Simbad: "La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence) - Este encuentro -"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)

Celeste: [La Cité des Cloches] Insomnia: La música del silencio > Este encuentro > [La Cité des Cloches] Fuego infernal


Imagen




«Recemos para que siga existiendo la próxima vez que vuelvas».


Tenía la mejilla apoyada sobre una mesa de la biblioteca, pasando páginas de un libro cuyo título no recordaba casi sin prestar atención a su contenido. Soñolienta y con la mirada perdida, recordaba las últimas horas con una claridad inusual.

Sí. Recordaba haberme sentido tan perdida, tan asustada, que nada habría sido más fácil que mandarlo todo a la porra y confesar. Habían sido meses muy duros, pero hasta entonces no me había dado cuenta de lo muchísimo que echaba de menos a mi madre. Más que a nadie. La necesidad de hablarle de Bastión Hueco, de la Orden, de los Sincorazón y los mundos era tan urgente que sentía que iba a estallar.

Y al final, así había sido. Un estallido en forma de lágrimas, aterrada, avergonzada y agradecida por que Fleur no me hubiese rechazado. Ella se había permitido llorar poco después, conmigo en sus brazos. Pero no le había contado nada. Sólo volcado toda mi angustia sobre ella.

Después de eso, le había costado volver a dejarme marchar. Era muy intuitiva: sabía que la razón de mi pequeño «colapso» no era sólo por la nostalgia. Le aseguré mil veces que estaba bien, que el sitio en el que estaba me daba un propósito y me hacía feliz, y aún así maman era capaz de ver mis dudas. Sólo lo aceptó cuando le volví a asegurar que ya podría venir más a menudo, y que estaría en casa para celebrar mi cumpleaños con el resto de la familia. Sonrió con cariño —«Nous allons attendre, ma chérie»—, volvió a abrazarme, y me acompañó hasta los límites de la Corte.

Donde ya no era tan bienvenida.

Me aparté el pelo de la cara y, abrumada por la aguda molestia, estiré los brazos. ¡Demasiadas horas sin cambiar de postura! Con un quejido, eché un vistazo a la biblioteca. Todavía no había amanecido, y la sala estaba vacía. Ajusté la luz de la lámpara, pestañeé y, después de revisar su portada, volví a centrarme en «Secretos de la magia y otros misterios». Había dejado de lado ya los libros de historia, pues tratar de encontrar al titiritero ahí era como buscar una aguja en un pajar. Me conformaba con comprender un poco mejor su magia y la manera en la que nos había encerrado en nuestros corazones… en cuanto encontrara dónde.

Sé que estás por alguna parte —le gruñí al libro con voz pastosa—. Deja de jugar conmigo.

Hastiada, me salté el párrafo sobre magia arcana y terminé de hojear el volumen. Incluso tras haber dormido doce horas lo encontraría tedioso, pero así era imposible captar una sola palabra. Lo aparté con desgana y eché mano al siguiente. Suficiente de descripciones abstractas, teorías conspirativas y hechizos que deformaban a las personas. Un vistazo a las ilustraciones y, si no había nada, a otra cosa. Ya le dedicaría más atención mañana. O quizás pasado.

Hice una mueca. Vaya, pues sí que eran desagradables las imágenes. Podría haberme pasado el resto de mi vida sin haber visto esa. O esa otra. Puaj. Menudo morboso el dibujante. ¿Eso era un brazo o..?

Spoiler: Mostrar
Imagen


Solté la cubierta de golpe, que chocó contra la mesa con un sonoro golpe. Por poco me levanté de la silla y todo. Esa máscara...

Era su máscara.

El sopor se esfumó. Mis ojos se fueron abriendo más y más a medida que leía. Eran ideas cortas, muy vagas, pero sentía cada frase como un manto helado.

Tenía que hablar con Simbad. Enseguida.

Habíamos dejado escapar a un monstruo.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 1:37 pm

Imagen


Spoiler: Mostrar
[youtube]https://youtu.be/0_W7fMSBeJg[/youtube]

Toqué a la puerta de madera, pero nadie respondió. El sueño se iba haciendo paso a través de mi cabeza cada vez más, el cansancio de madrugada se me estaba echando encima, alimentado por el olor de los viejos libros y la caligrafía sobre pergamino. Apoyé la cabeza sobre la puerta, cerré los ojos. Supe que por azares del destino no había nadie en su interior.

Y supe también que si hubiera habido alguien habría encontrado lo que buscaba. Era algo irreal, como si fuera un sueño, simplemente lo sabía porque sí, sin razones lógicas ni motivos aparentes. Tenía que entrar allí. Oí de nuevo el aullido, más amortiguado, más triste si era posible.

No sé qué hubiera hecho si la puerta no estuviese abierta, pero afortunadamente lo estaba. Deslicé mi mano sobre el pomo y el engranaje giró con un chasquido.

Aquello pasó una noche, una noche después de que me hubiera dejado con el pecho vacío. Una pequeña historia entre tantas que se entremezclan en cualquier lugar en el que sea un dulce invierno.


[VOLUMEN I]



****


No desperté.

Tampoco sabía exactamente por qué estaba dormido, ni dónde. La sensación era reconfortante, era cálida, era dulce. Era una amalgama, un mar de sentimientos que sabía que me conducirían lentamente a la locura, y no me resistí a ellos. Quería volver a sumirme en aquel extraño sueño que había tenido pocas horas atrás, en el que había vislumbrado un palacio de cristal. Quería alejarme del vacío en mi pecho una vez más.

Y de alguna forma lo conseguí. Volvía a estar en las puertas, bajo una suave ventisca. Coloqué una mano sobre su superficie. Hielo. Puro hielo. Me había confundido. Sus portones no eran de cristal, eran de hielo. Todo era translúcido, hermoso y ardiente.

Fruncí el ceño. Un candado vetaba la entrada. Vetaba la entrada de la Quinta Ciudad, donde siempre es invierno.


Guardé aquel sueño como un tesoro. No sabía qué era la Quinta Ciudad, ni por qué me resultaba tan familiar. En pleno éxtasis contra el viejo Maestro la había nombrado, y además había asegurado que la había prendido fuego. A una ciudad entera. ¿Sería parte de alguna historia de mi infancia que había resurgido en mi subconsciente? ¿Un retazo de algún recuerdo lejano?


Te he preguntado quién eres en realidad.

Me giré. Bruscamente. De repente ya no estaba en mi sueño. De repente todo había cambiado. La sangre bombeaba salvaje en mi pecho ante el panorama. Volvía a estar en mi corazón. La vidriera cubierta de escarcha y nieve bajo mis pies, el agujero y los cristales naranjas y rojos en un cruel recordatorio de lo que había perdido.

Y pensé por un momento. El agujero, el vacío. Roto para siempre. ¿Para qué arreglar algo así? Sería mejor olvidarlo, volver a ser el mismo. El mismo…

¿¡Quién eres?!

Levanté la cabeza, no muy seguro de si deliraba por el cansancio, de si era solo una pesadilla o de si era real. Recuerdos, hechos y sonidos se mezclaron en aquella espiral de locura en la que estaba inmerso. Porque delante de mí tenía al titiritero. De alguna forma, supe que era real, que él tenía la capacidad para atravesar los sueños, bajar a los corazones ajenos y de danzar en las mentes inocentes.

Su máscara brillaba con fuegos fatuos, sus puños apretados en un rictus de dolor e ira. Su risa inquieta había desaparecido, y también su miedo. Bajo su máscara sólo estaba el fuego de la cordura.

Cerré los ojos, alguien estaba a mi espalda, y no era el enmascarado. Su presencia era como una astilla clavada, como un recordatorio de lo que alguna vez llegué a ser. Un reflejo físico de una persona, de mi reflejo podrido, un reflejo que estaba buscando. Una vez Léa me habló de él, con voz vacua y lejana. Le había descrito como un reflejo en mis ojos, como el brillo de un arma afilada y mortífera.

Simbad. Soy Simbad —hablé con voz grave. Gravísima. Una octava más profunda que solo había escuchado en contadas ocasiones.

Pero ni siquiera yo estaba seguro de que fuera la verdad.


Y pude despertar. Por fin. Estaba llorando y tenía ganas de vomitar, mis jadeos inundando la habitación y el sudor frío resbalando por mi espalda. Me incorporé rápidamente, intentando escapar. Estaba en una habitación desconocida. El pánico atenazó mi garganta por diversas razones, pero la más crucial era la que Celeste y yo teníamos entre manos.

El Titiritero seguía vivo, y acababa de hablarme en una pesadilla.

Me apoyé un momento en la pared, completamente mareado y miré mi entorno. Tenía la vista completamente borrosa, pero poco a poco, conforme pasaron los segundos se aclaró del todo. No era una habitación abandonada, sino más bien… curiosa. Sí… curiosa. Sus esquinas estaban totalmente vacías, y la cama ya estaba deshecha. ¿La había deshecho yo pensando que era mi habitación o ya estaba así cuando había llegado? Y había un… un peluche sobre ella.

Todo estaba impoluto, todo. A excepción de algunos papeles sobre el escritorio. Papeles que no tuve ganas de leer. Pero aún así, todo el entorno me resultó familiar, como si conociera a la persona que la habitaba.

Y de hecho lo hacía.

Estaban a los pies de la cama. Eran negras, de caña mediana y con tacón plano. Solo había visto esos botines una vez.

La puerta chocó contra el marco de un portazo cuando salí. No pensé en lo que acababa de pasar, no pensé en por qué oía aullidos en esa habitación, no pensé en la pesadilla tan intensa que acababa de pasar. Solo pensé en que tenía que avisar a alguien. A quien fuera. Ya no valía la pena cazar a las brujas nosotros solos, necesitábamos avisar a algún Maestro, necesitábamos ayuda real.

Me limpié las lágrimas y enfilé el pasillo.

Spoiler: Mostrar
Bueeeeno. Es increíble que por fin publiquemos este encuentro.

Cuando creamos Insomnia ya sabíamos que iba a haber continuación para cerrar la saga, pero madre mía; nunca esperamos que tardaríamos tanto. No por nada la creación del primer encuentro del año pasado. Es muy recomendable que el GM en cuestión se lea dicho encuentro (en mi firma está el link).

No os podéis imaginar las vueltas que ha dado este escrito en particular, y me alegro por fin de haberlo acabado. Espero que lo disfrutéis leer tanto como yo haberlo escrito.
Última edición por xXOrbOOkXx el Dom Ago 27, 2017 1:44 pm, editado 2 veces en total
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 1:42 pm

El castillo dormía. Era una de esas noches en las que habría jurado que nadie seguía despierto, a pesar de que más o menos todos los aprendices tenían fama de noctámbulos. Apreté el paso. Tanto mejor. A ver cómo explicaba, si no, por qué me apresuraba tanto en ir a la habitación de un chico en plena madrugada.

El corazón me dio un vuelco cuando la silueta de Simbad desapareció tras un pasillo. Menudo golpe de suerte. Ahora que caía en la cuenta, no sabía cuál era su habitación. ¿Qué había hecho? ¿Colarme en todas una por una?

¡Psst! ¡Simbad! —No me atreví a alzar más la voz. Giré la esquina y volví a llamarle—. Menos mal que te encuentro, he... Espera... ¡Jesús! ¿Te encuentras bien?

Estaba pálido y sudoroso, y sus ojos parecían inyectados en sangre. Bastó con una mirada para que me olvidara de la máscara un momento.

¿Necesitas apoyarte en mí? —Parecía que fuera a desplomarse en cualquier momento—. Tranquilo, puedo contigo, soy más fuerte de lo que parezco. Tienes un aspecto terrible. Deberías ir a la enfermería, o avisar a Nana... a Ryota o a Ariasu. ¿Quieres que te acompañe?

Me presté a ayudarle si me lo pedía. Aceptara ir a la enfermería o no, pero, empezaba a pensar si de verdad era una buena idea comentarle lo que había descubierto.

«¿En serio?», replicó una vocecita en mi cabeza, irónica. «¿Tan poco importante es la seguridad de un mundo entero —tu mundo— al lado de alguien a quien acabas de conocer?».

Oh, cierra el pico.

Me froté los ojos con cansancio. Odiaba la conciencia. Y odiaba más que tuviera razón.

Escucha, Simbad... —Dejé de andar un momento—. Sé que no es el mejor momento, pero hay algo que deberías saber.

Abrí el puño, revelando la hoja arrugada que había arrancado. A pesar de tratarse de un libro tan grotesco, no podía evitar sentirme culpable por haberlo roto. Con la esperanza de que Simbad no hiciera algún comentario al respecto, la alisé contra mi pierna y le mostré el dibujo de la máscara.

«Pocos objetos son tan atractivos y peligrosos como la Máscara de Octavia. Tallada hace milenios por una bruja extremadamente dotada, la Máscara otorga grandes poderes a su portador a cambio de un precio muy alto.» —Leí en voz baja—. «Los requisitos se desconocen, pues varían de un portador a otro, pero se sabe que ninguno ha sobrevivido. La Máscara destruye todo lo que toca, lo contamina y lo reduce a cenizas. Se alimenta de la cordura y de la vida de aquél que la lleva. Su paradero, por el momento, es desconocido...»

Le dirigí una mirada de preocupación.

Menos para nosotros —concluí—. Tenemos que hacer algo, Simbad. Si esa máscara puede destruir París, no puedo... No podemos permitirlo.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 1:48 pm

Poco a poco me fui tranquilizando. La luz de la luna que se colaba a través de los ventanales fue mi única compañía, y el susurro de la capa el único vestigio de mi paso por los pasillos. Me restregué del todo las lágrimas y suspiré profundamente. El aire penetró en mi cuerpo como una fiera ventisca, pero aún así fue reconfortante de todas formas. Sentía que me estaba ahogando.

Después de unos angustiosos momentos, mi paso se ralentizó hasta ser completamente normal y mi mente volvió su sitio. Solo había sufrido un ataque de ansiedad una vez en mi vida, y había sido horrible. Pude jurar que la experiencia que acababa de sufrir había sido mil veces peor.

Aún así, no me atreví a volver a la habitación. Los recuerdos se entrelazaron en mi mente y danzaron en un completo caos. Odiaba ese sentimiento, odiaba no tener el control de mis propios recuerdos. Seguía temblando, pero podía fingir que no había sido más que un lapsus, un resbalón de mi subconsciente.

¡Psst! ¡Simbad!

La adrenalina se hizo paso a través del cansancio. Giré en redondo con los músculos en tensión, esperando por el golpe, esperando por el atacante.

Menos mal que te encuentro, he... Espera... ¡Jesús! ¿Te encuentras bien?

Y respiré. Volví a hacerlo después de estar horas y horas en tensión, sin haber dormido casi nada. No era la primera vez que pasaba la noche en vela, pero sí era la primera vez que me veía obligado a hacerlo por otra causa que no fuera el hambre.

Estoy… —carraspeé para librarme de la voz ronca y llevándome una mano a la cabeza—. Estoy bien. La falta de sueño.

¿Necesitas apoyarte en mí? —Me ofreció un brazo amablemente—. Tranquilo, puedo contigo, soy más fuerte de lo que parezco. Tienes un aspecto terrible. Deberías ir a la enfermería, o avisar a Nana... a Ryota o a Ariasu. ¿Quieres que te acompañe?

¿Qué? —revolví la cabeza. Apenas había entendido nada de lo que me había dicho. Solo vi su brazo reconfortante tendido en el aire para apoyarme en él. Lo rechacé suavemente con un gesto—. ¿Qué? No...

Escucha, Simbad... —me dijo al cabo de unos segundos. Sus facciones cambiaron de la preocupación a la incertidumbre, pasando por la angustia creciente—. Sé que no es el mejor momento, pero hay algo que deberías saber.

Intenté prestar atención. En sus manos me mostró un hoja arrancada, algo arrugada pero con las letras aún visibles. Y más importante aún… los dibujos.

Fue como si mi cerebro despertara de nuevo. La máscara. La máscara del Titiritero. El estremecimiento fue intenso y los escalofríos abrasadores.

«Pocos objetos son tan atractivos y peligrosos como la Máscara de Octavia. Tallada hace milenios por una bruja extremadamente dotada, la Máscara otorga grandes poderes a su portador a cambio de un precio muy alto.» —comenzó a leer en susurros—. . «Los requisitos se desconocen, pues varían de un portador a otro, pero se sabe que ninguno ha sobrevivido. La Máscara destruye todo lo que toca, lo contamina y lo reduce a cenizas. Se alimenta de la cordura y de la vida de aquél que la lleva. Su paradero, por el momento, es desconocido...».

Tragué saliva, notando la boca reseca. Me pasé una mano temblorosa por el cabello, demasiado nervioso para rascarme la perilla como solía hacer.

Menos para nosotros —concluí—. Tenemos que hacer algo, Simbad. Si esa máscara puede destruir París, no puedo... No podemos permitirlo.

Celeste, basta —le interrumpí en un arranque de nervios—. Esto se nos está yendo de las manos, y no sé si te has dado cuenta, pero la situación nos viene muy grande —zanjé con determinación negando la cabeza—. Además, ¿no has pensado que si quisiera destruir París ya lo hubiera hecho? Está claro que es alguien a quien debemos detener, pero no nosotros solos. ¿Comprendes por qué te digo esto?

>>Mira —negué con la cabeza, desprotegido, con los sentimientos a flor de piel—. He soñado con él. Se ha metido en mi puñetera cabeza, en mi corazón de nuevo, y no te voy a mentir: tengo miedo. En menos de doce horas nos hemos enfrentado a un psicótico y nos ha roto el elemento más importante para un caballero: el corazón. Joder. El corazón. Podríamos haber muerto, Celeste. Y sigue vivito y coleando.

Respiré profundamente. Noté cómo la ansiedad se iba apoderando de mi cuerpo una vez más, cómo mis rodillas estaban a punto de romperse por el esfuerzo de tener que sujetarme. Me obligué a tranquilizarme por la fuerza, a reprimir mis ansias por salir corriendo.

Avisamos a los Maestros y punto, no voy a correr el riesgo de ponernos en peligro otra vez.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 1:52 pm

Celeste, basta. Esto se nos está yendo de las manos, y no sé si te has dado cuenta, pero la situación nos viene muy grande.

El tono de voz hizo que me echara un paso atrás. Esa... confesión, por llamarla de alguna forma, me sorprendió con la guardia baja. Y, a su vez, me enfadó.

¿Que nos viene muy grande? ¿En serio? —siseé—. ¡Qué novedad para unos pobres aprendices! ¿Esperamos, entonces, a que se aburra y destruya nuestro mundo?

Además, ¿no has pensado que si quisiera destruir París ya lo hubiera hecho? —replicó, sin ceder a mis sarcasmos. Pero estaba alterado, muy alterado. De no estar tan molesta por su tono paternalista, me habría preocupado—. Está claro que es alguien a quien debemos detener, pero no nosotros solos. ¿Comprendes por qué te digo esto?

Cacé la idea al vuelo.

¿Hablas de avisar a los Maestros? —Por alguna razón, la mera idea me revolvía el estómago. Vacilé, y preferí cambiar de tema:—. ¡Claro que lo comprendo! Pero se te olvida que está mal de la cabeza. ¡Es impredecible! ¡Podría incluso haber huido a otro mundo, a estas alturas! Si nos precipitamos y le asustamos, podría pagarlo alguien inocente.

Simbad negó con la cabeza.

Mira. He soñado con él.

Espera, ¡¿qué?!

Se ha metido en mi puñetera cabeza, en mi corazón de nuevo, y no te voy a mentir: tengo miedo —reconoció—. En menos de doce horas nos hemos enfrentado a un psicótico y nos ha roto el elemento más importante para un caballero: el corazón. Joder. El corazón. Podríamos haber muerto, Celeste. Y sigue vivito y coleando.

Le miré de hito en hito, ahora en tensión. Era... ¿Era capaz de eso? ¿De «poseerlo» como un demonio? Analicé su cara en busca de alguna confirmación, pero no supe verla.

¿Estás seguro? ¿Completamente seguro? —pregunté—. Simbad, si le cuentas esto a alguien... Los Maestros... Entre lo de Aaron y los Villanos Finales todos están de los nervios. Podrían encerrarte o algo por el estilo, aunque fuera una falsa alarma. Es una temeridad.

Me crucé de brazos, mirando a Simbad pero sin verle. En mi mente sólo había espacio para esa Máscara de Octavia, con las descripciones de sus efectos y su peligro. Tenía la imagen tan fresca en la mente, cada arco, cada surco, que era como si la hubiese construido yo misma. De no haber estado el pasillo en silencio, ni habría oído al chico.

Avisamos a los Maestros y punto, no voy a correr el riesgo de ponernos en peligro otra vez.

Parpadeé y, tras un momento, me encogí de hombros. Dibujé una pequeña sonrisa.

¿No vas a quedarte tranquilo hasta que lo hagamos, eh?

»De acuerdo, vamos a avisar a Ryota. Estoy segura de que, a estas horas, estará despierto. ¿Seguro que no quieres que te lleve?


Imaginaba que Simbad se negaría otra vez, de modo que sólo me hizo falta esperar a que se diera la vuelta. La Llave Espada acudió a mi mano al instante.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 2:15 pm

Admití interiormente que Celeste tenía algo de razón. No estaba seguro al cien por cien de que los Maestros me tomaran por una amenaza y me encerraran. Y eso era algo por lo que no quería pasar, y menos en las condiciones en las que me encontraba. Aún así estaba convencido de que era la mejor opción.

¿No vas a quedarte tranquilo hasta que lo hagamos, eh?

»De acuerdo, vamos a avisar a Ryota. Estoy segura de que, a estas horas, estará despierto. ¿Seguro que no quieres que te lleve?


Suspiré, mucho más aliviado, como si me hubiera quitado una tonelada de los hombros. Sonreí vagamente y negué con la cabeza. Pero fue cuando le miré a los ojos que se me borró la sonrisa. Había un brillo en ellos, algo muy profundo, e incluso oscuro en ellos.

Su postura, a pesar de todo, estaba relajada, una antítesis de la mueca de enfado y los brazos cruzados de hacía unos segundos. No. Ella no había cambiado de opinión, la gente no lo hacía así como así, y menos ella. Había visto su terquedad y cómo reaccionaba a aquellas situaciones en la escasa noche que habíamos estado juntos.

Era la eterna lucha entre lo que queríamos hacer y lo que debíamos hacer. Compuse una sonrisa de complicidad.

Sí. Tranquila —respondí—. Puedo caminar.

Y me giré para enfilar el pasillo y miré los tatuajes de mis manos por inercia. Me pregunté cómo me detendría exactamente, ¿saldría corriendo simplemente? ¿Mentiría a Ryota? Sí. Podría haberle parado, podría haberle delatado, podría haberle dicho que era una mentirosa, pero no habría tenido sentido. Nuestras cartas estaban echadas y nuestro Destino decidido, era momento de que ella tomara su propio camino.

Lo hizo con un golpe seco en mi nuca.

*****



Cuando desperté, la luna pendía en el cielo casi en la misma posición en la que la había dejado. El mundo daba vueltas, y bajo el manto de la completa desorientación, notaba el suelo frío y ligeramente húmedo lamiendo mi cuerpo.

Cerré los ojos y esperé unos segundos a que el mareo remitiera. La parte buena del asunto era que por lo menos no había tenido más pesadillas en los veinte minutos escasos en los que estaba inconsciente, y la parte mala era que Celeste se había largado aparentemente sola.

Si se hubiese ido con un Maestro, habría despertado en mi cama, y la chica seguramente le habría dicho que yo no tenía nada que ver con el asunto para que no me encerraran o cualquier excusa por el estilo. No sabía si la gitana era ese tipo de persona, pero era la respuesta más lógica.

Me incorporé de nuevo y me puse de pie. Seguía estando tremendamente débil.

Me giré un momento para encaminarme hacia la habitación de los Maestros y unos pasos más tarde paré en seco. ¿Me daría tiempo a ir a avisarles, que me interrogaran y luego ir a por Celeste?
Suspiré resignado, garabateé una nota explicando brevemente la situación a Ariasu y salté por una ventana, cayendo directamente en el Glider.



Imagen


París. Otra vez. Quizá me hubiera sentido una vez más culpable por Gédéon y Yerai, pero estaba tan débil, tan inmerso en mis pensamientos, que pisar la tierra que abandoné solo me produjo escalofríos.

El viento aullaba como un lobo, su aliento tan frío como el mismo invierno. Las calles estaban completamente desiertas, dejando paso a la desolación eterna de la noche. La hermosa noche.

No me entretuve más. La belleza era eterna, pero a la vez efímera, y no estaba allí para contemplar el paisaje, estaba para salvar a Celeste de cometer una locura. Me encaminé rápidamente hacia el callejón en el que habíamos despertado: el que me conduciría a las cloacas. Una corazonada me decía que estaba allí.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 3:32 pm

Hombres. ¡Cualquier cosa menos aceptar ayuda de una mujer! De pie, miré a Simbad con más desaprobación que lástima. Apreté el puño y la Llave Espada se desvaneció. Había un poco de sangre en el suelo, pero ni yo era tan fuerte ni él tan débil como para morir así. Recuperaría la conciencia pronto. Por aquel entonces, más me valía estar muy lejos.

Negué con la cabeza. No, ya estaría muy lejos. Después de esto no había vuelta atrás.

Siento el golpe. Pero así es como va a ser: o contigo o sin ti. Nada compensa las vidas de La Cité. Ni siquiera la mía. Ni la tuya.

* * *


Imagen


Apenas quince minutos más tarde estaba en París de nuevo. La noche era fría y las calles estaban desiertas; sin embargo, me ceñí bien la capucha del abrigo antes de echar a andar hacia las cloacas.

Me pregunté si el titiritero seguiría ahí o habría huido. La ciudad estaba en silencio y a oscuras, y nada parecía indicar ni una cosa ni la otra. Si le encontraba ¿qué le diría? Mi única esperanza era que mantuviera una pizca de cordura y cooperara para deshacerse de la máscara... cosa que incluso yo, aquí y ahora, dudaba.

Entonces llegó el miedo. ¿Qué demonios estaba haciendo?

Había agredido a Simbad. A un compañero. Y estaba repitiendo lo de Agrabah, desobedeciendo con toda probabilidad unas diez normas de la Orden.

No. Estaba repitiendo lo de Reino Encantado. Me dirigía a otro suicidio. Pensé en monstruos y en fuego verde, y en lo cerca que había estado aquella vez de la muerte. Todavía tenía las señales del agarre de Maléfica en los brazos y el torso. Pensaba que nada podía ser más terrible que el dragón, del mismo modo en que pensaba que nada podía ser peor que Ifrit en su día. Y Lautrec. Y Frollo. Y Elmyra. Y, sin embargo, ¿cuál era la alternativa? ¿Acaso existía alguna? No había mentido al decirle a Simbad que nuestras vidas no valían nada, ni tampoco al gritarle a Kamra que lo primero eran las víctimas inocentes.

Pero a pesar de saber y creer todo eso, vacilé al llegar a la entrada de las cloacas.

«No quiero morir».

El pensamiento me sorprendió. Siempre supe que moriría joven. Había oído decírselo a ese médico hacía más de diez años. Demonios, las señales estaban ahí, en mi propio cuerpo. Cada vez más débil, más cansado. No había esperanza para mí. Pero estaba asustada. Estaba terriblemente asustada. Y sabía que si daba un paso más, quizás no podría regresar.

«¿Y qué hago ahora?», pensé con amargura. Aparte de un Simbad que nunca acudiría, era la única persona que sabía del peligro que se escondía ahí abajo. Un peligro que bien podría destruir aquello que más amaba.

No sé cuánto tiempo pasé así, agachada sobre el suelo e inmóvil. Tenía las manos frías y entumecidas. Mi corazón había frenado su marcha, ahora lenta y trabajosa. Era un corazón que se detendría en cualquier momento.

Unirme a la Orden era darle a mi muerte un propósito. El propósito de salvar La Cité. No era así como había imaginado el final, sacrificando mi vida para acabar con un enemigo invisible y desconocido. Cerré los ojos, más consciente que nunca de la raíz de mi egoísmo. ¿Merecía alguien tan horrible que el mundo recordara su nombre?

«Supongo que eso sólo significa una cosa: tendré que volver sana y salva y asegurarme algo más espectacular».

Reí entre dientes, irónica.

Lo siguiente fue oscuridad y un intenso olor a tierra. Volví a conjurar fuego para que iluminara el camino. Respiré hondo. Me costaba ubicarme todavía. Todos los túneles parecían iguales, y solo me quedaba... caminar. Jugar al gato y el ratón, aunque ambos papeles eran demasiado parecidos por ahora. Siempre me quedaba la esperanza de que el titiritero todavía sintiera suficiente curiosidad por mí como para conseguirme alguna oportunidad.

Expandí la llama en un arco a mi alrededor, con cuidado de no pasar ningún desvío por alto. ¿No debería haber dado ya con algo? ¿O algo conmigo? ¿O acaso el titiritero era todavía más sádico de lo que pensaba, y le divertía ver cómo daba vueltas sin rumbo?

Pronto encontré la respuesta. Ahogué un grito, trastabillé hacia atrás y perdí la concentración. El fuego se apagó.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 3:36 pm

El olor a cloaca no era para nada tranquilizador, pero después de llevar la mayor parte de la noche en vela, casi no lo noté. Me encaré directamente hacia la entrada, una boca abierta en la noche desierta. La oscuridad era abrumadora, y el silencio imponente, pero no podía equivocarme: Celeste estaba allí.

Un salto fue suficiente para caer sobre el agua turbia y helada. A ambos lados del túnel sólo se deslizaba la negrura. Respiré hondamente, con los nervios a flor de piel, y comencé a caminar. Evidentemente tuve que invocar un hechizo de luz para poder guiarme a través de los túneles, pero la sensación claustrofóbica se hacía cada vez más y más plausible.

¿Y si no encontraba a Celeste? ¿Había conseguido encontrar al titiritero y este la había matado? Aunque si fuera así e intentara convencerme de que era su culpa, no podría redimirme. Solo la conocía de aquella desventura, pero había sido más que suficiente. Ella había visto más de mi
de lo que jamás me atrevería a enseñar a nadie.

De repente un grito ahogado y un chapoteo me pusieron totalmente en alerta.

¡Celeste!

Y eché a correr. La encontré al doblar una esquina, empapada en el suelo. Le ayudé a levantarse con el corazón en la garganta. A parte de una cara de espanto no había nada fuera de lo normal.

Celeste, ¿te encuentras bien? ¿Qué es lo que ha…? —Y entonces, al alzar la cabeza, me puse lívido.

El titiritero estaba allí. Pero no estaba como me lo esperaba, y por la reacción de Celeste, estaba seguro que ella tampoco. Su cuerpo estaba recostado sobre las paredes del túnel, completamente empapado de agua negruzca. Su rostro seguía cubierto por la máscara de Octavia, y sus manos inertes sujetaban su Llave Espada oxidada. Di un paso atrás por puro instinto.

Espera, Celeste. —Le cogí del brazo y le miré a los ojos —. Podría ser una trampa. Podría no... —Negué con la cabeza—. ¿Le hemos matado?

Tragué saliva duramente. No era un asesino. Me negaba a creerlo. Por ello me acerqué con extrema precaución al cuerpo, sin dejar que la llama se desvaneciera. Por supuesto, llevaba la guadaña por delante, lo suficiente como para reaccionar a tiempo si se le ocurría hace un movimiento en falso.

Me agaché junto al cuerpo y lo examiné. Su pecho parecía seguir subiendo y bajando, pero de forma irregular y muy débil.

Está vivo —afirmé—. Pero parece muy débil y...

El cuerpo súbitamente comenzó a contraerse en toses arrítmicas, y el movimiento hizo que me incorporara y pusiera la guadaña entre mi cuerpo y el suyo. Su cabeza giró hacia nuestro lado y la máscara cayó al suelo del túnel con un eco sordo.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 3:39 pm

No entendía lo que pasaba. Esperaba encontrar... cualquier cosa, en realidad. Engaños, más juegos psicológicos sucios y trampas. Pero no eso. El Piro volvió a mis manos casi por inercia, y la luz titilante alumbró el cuerpo tirado en el suelo. Mientras mi mente todavía intentaba buscar un significado a aquello, Simbad llegó. Le oí hablar y preguntarme algo, pero ni siquiera pude reaccionar. Era como si otra persona controlase mi cuerpo y yo estuviese lejos, muy lejos de ahí.

«No voy a morir», era lo único que me repetía. Mi corazón dio un brinco, no sé si de alivio o por el sobresalto. «No voy a morir».

Espera, Celeste. —Los músculos de mi brazo se tensaron, devolviéndome a la realidad—. Podría ser una trampa. Podría no... ¿Le hemos matado?

«¿Le hemos matado?».

N-no —murmuré—. Es un Portador. Cuando morimos no dejamos un cuerpo atrás. Sólo la Llave Espada. No queda nada... A menos que la máscara esté haciendo algo para evitarlo.

Hablaba con tan poca emoción que se me revolvió el estómago. Poco a poco volvía a tomar conciencia de mi cuerpo y reaccioné. El frío de la noche, la humedad de la tierra. Incluso el miedo. Si había muerto, no había sido por nuestra mano. De ser así, no habríamos conseguido escapar del Corazón. O eso suponía.

Dirigí el fuego hacia el titiritero, sin llegar a tocarlo. Simbad se agachó junto a él. Por encima de su hombro, percibí que sí, en efecto, seguía con vida. ¿Qué demonios le había pasado?

Está vivo. Pero parece muy débil y...

La tos hizo eco en el túnel oscuro y estuve cerca de perder el control del Piro otra vez. Maldije por lo bajo, de nuevo con el corazón a mil, y seguí la trayectoria de la máscara que resbalaba hacia el suelo.

¡Era tan... normal! Había imaginado una especie de monstruo bajo la máscara, alguien con la mirada oscura y fría y cruel, el clásico villano de un cuento de hadas. Pero no, no era una persona en absoluto extraña. Más bien anodino. Parecía viejo, quizás por la falta de luz y su mal estado, pero había algo en él que me impedía adivinar su edad. El pelo largo, lacio y oscuro, se esparcía por el suelo como las patas de una araña. Y la máscara, no muy lejos de él, palpitaba con atractivas promesas de poder.

«¡No la toques!», intenté chillarle a Simbad, pero no me salió la voz. Me obligué a apartar la vista de ella y volví al titiritero. Tenía los ojos completamente negros, iris y todo. ¿Sería ciego?

Lo fuera o no, adivinó enseguida quién estaba ahí.

Ah. Sois... vosotros. —¡Qué raro era no escuchar esa risita tan irritante!—. Confiaba en que al menos ahora... al final... habría alguien más interesante. Pero no. La mentirosa y el... lo que seas tú. Ya me vale.

Entornando los ojos, reduje el fuego y lo aparté de él. Me gané un quejido por su parte, que ignoré a la par que le hacía una seña a Simbad para que se me acercara. Nerviosa, le apliqué un chapucero Cura a la herida de la cabeza y susurré:

Bueno, vale, ¿y ahora qué hacemos con él? No deberíamos... matarlo, ¿o sí? —Tragué saliva. La sola idea bastaba para inquietarme más aún—. ¿Lo llevamos a Bastión Hueco?

¡Te estoy oyendo, niñata!

En cualquier caso, vamos a tener que llevarnos la máscara, y habrá que tener mucho cuidado con ella. Envolverla, o algo. No es algo que me muera por tocar —seguí diciendo, a la espera de que Simbad comentara su opinión. Aunque sospechaba que las cosas iban a ponerse muy raras e incómodas pronto, me alegraba de que estuviera ahí. No sabía a qué conclusiones habría llegado de estar sola... ni qué habría elegido hacer. Carraspeé, un poco cortada, y admití:—. Yo, eh... Creía que no... que no ibas a venir al final.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 4:08 pm

N-no —murmuró Celeste, la confirmación enviándome un ramalazo de alivio—. . Es un Portador. Cuando morimos no dejamos un cuerpo atrás. Sólo la Llave Espada. No queda nada... A menos que la máscara esté haciendo algo para evitarlo.

Estábamos muertos de miedo, y se notaba. En cada gesto, en cada respiración. En cómo la voz carente de emoción de Celeste reverberaba en las paredes de la caverna. Tragué saliva. No había sido una buena idea venir. No la había sido.

Y la máscara cayó al igual que cae un telón. Un estremecimiento me recorrió de arriba abajo, y mi primer instinto fue desviar la mirada, pero estaba clavado en el sitio. Su rostro se había chupado con el tiempo, y su cabello lacio caía en regueros como si fuera tinta negra, fusionándose con el agua de las alcantarillas. La oscuridad no hizo más que remarcar su palidez, y tenía los ojos completamente negros. No pude evitar pensar que poseía una belleza macabra y naturalista, como una canción interpretada con flautas de hueso.

Ah. Sois... vosotros. —Su voz estaba cansada y cascada, sin rastro de la risita que tenía—. Confiaba en que al menos ahora... al final... habría alguien más interesante. Pero no. La mentirosa y el... lo que seas tú. Ya me vale.

Lo que seas tú. La ira atenazó mis entrañas, pero la contuve.

Ya te lo he dicho en el sueño —mascullé—. Soy Simbad.

Celeste apartó la luz y el Titiritero no pudo más que componer un lastimero gemido. Me apartó ligeramente del antiguo Maestro y me aplicó un cura. Ni siquiera me había dado cuenta de que estaba sangrando.

Bueno, vale, ¿y ahora qué hacemos con él? No deberíamos... matarlo, ¿o sí?

No —negué rotundamente con un nudo en el estómago—. Somos Caballeros, no asesinos.

¿Lo llevamos a Bastión Hueco?

¡Te estoy oyendo, niñata!

Me giré levemente con los nervios a flor de piel, con la paciencia agotada y le increpé:

Una palabra más y te arranco las uñas una a una. No estás en posición de hablar. —Pareció encogerse un tanto, pero fue tan sutil que no me di cuenta.

En cualquier caso, vamos a tener que llevarnos la máscara, y habrá que tener mucho cuidado con ella. Envolverla, o algo. No es algo que me muera por tocar —confesó con voz queda, coincidía con su opinión. Carraspeó un momento, ligeramente incómoda—. Yo, eh... Creía que no... que no ibas a venir al final.

Bueno, me has pegado y dejado en medio del Castillo a merced de quién sabe qué —repliqué con una sonrisita burlona. Le revolví el pelo para fastidiarla—. Pero supongo que no tenía elección, no te podía dejar sola en esto. Eres demasiado impulsiva.

>>De todas formas he avisado con una nota a Ariasu. Si conseguimos sobrevivir hasta por la mañana estamos salvados.

Me fijé mejor en su aspecto. Estaba mojada, tenía unas ojeras tremendas y en general parecía más muerta que viva. Parecía recién salida de la Cité. Pero después de no dormir en la noche entera (o solo dormir unas escasas horas), no era de extrañar que ambos estuviéramos hechos polvo.

Me giré una vez más hacia el Titiritero. Había cerrado los ojos y respiraba con dificultad. Con mucho cuidado y sin que se diera cuenta, cogí la Máscara de Octavia tras envolverme la mano con la capa. Me volví de nuevo hacia Celeste.

Por ahora cogemos esto y volvemos al Castillo, no pienso...

Pero algo me interrumpió. De repente sentí unos largos dedos atenazando mi hombro, las afiladas uñas clavándose en los tendones. Abrí los ojos en pánico, sintiendo el aliento del Titiritero en los oídos y sus ojos negros abiertos de par en par. Su cabeza a unos escasos centímetros de la mía.

¿Últimas palabras, maldito demonio?

No tuve tiempo de reaccionar. De repente un dolor abrasador me atravesó las costillas. Grité con toda la fuerza que le quedaban a mis pulmones en un chillido agónico. La punta de su espada oxidada atravesó mi pecho con fuerza, goteando sangre oscura.

Y todo se volvió negro.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 4:11 pm

Hice un mohín y aparté mi pelo de las manos de Simbad. Odiaba que la gente hiciera eso, pero tampoco quería recriminárselo. Después de haberle dejado inconsciente... no, no estaba en posición de quejarme.

Pero supongo que no tenía elección, no te podía dejar sola en esto. Eres demasiado impulsiva.

¡Mira quién fue a hablar! —protesté, picada—. ¿«Te arrancaré las uñas una a una»? —repetí, haciendo referencia a cómo había amenazado antes al titiritero—. Por favor. Eso es asqueroso.

El hombre carraspeó con fuerza en la oscuridad.

De todas formas —prosiguió Simbad— he avisado con una nota a Ariasu. Si conseguimos sobrevivir hasta por la mañana estamos salvados.

Ladeé la cabeza. Bueno, habría estado mejor dejarle el mensaje a Nanashi o a Ryota. Ariasu no parecía ser especialmente madrugadora. Luego vino a mi cabeza la imagen de la Maestra Nanashi acudiendo a nuestro rescate, toda heroica y elegante —y sobre todo muy furiosa— y se me cayó el alma a los pies. Sería una bronca tremenda. Entre ella y Ryota, no sé cuál de los dos haría que me sintiera peor.

Bostecé mientras volvía a iluminar el pasadizo y clavé una mirada cansada en la famosa máscara. Tanto dolor de cabeza para esto. Simbad recogió el objeto, con las manos bien protegidas, y me fijé mejor en sus detalles y los relieves. Todavía me parecía horrible y espeluznante como la primera vez pero, ahora que le dedicaba su merecida atención, no podía evitar encontrarle... cierto atractivo.

Me estremecí. Ah, no, ni de broma quería yo esa máscara. Suficiente tenía ya con la Llave Espada, y bien que estaba pagando su precio. Tras ver cómo había acabado el antiguo Maestro, me negaba en rotundo hasta a tocarla. Cierto atractivo... Lo único que me atraía ahora mismo era volver a Bastión Hueco y dormir un día entero.

Jugueteaba con el fuego, lista para salir de ese agujero cuanto antes, cuando una sombra desconocida recorrió el suelo.

Simbad...

Por ahora cogemos esto y volvemos al Castillo, no pienso...

¡SIMBAD!

Hasta más tarde no comprendí lo que pasó. El titiritero se había puesto en pie. Algo me sujetaba las piernas. Y sangre. Mucha, muchísima sangre.

Recuerdo que grité, y que de pronto la Llave Espada había acudido a mi mano. No pensaba. Se la arrojé directamente al hombre y le hice caer. Hacia atrás, de vuelta a la oscuridad. El agarre que me retenía se aflojó. Proyecté un Cura sobre Simbad; un Cura que no serviría de nada. No se movía.

Volví a invocar la Llave que había perdido y me abalancé sobre el hombre. No pensaba.

Recuerdo que después yo también estaba cubierta de sangre.

* * *


Luz.

Permanecí inmóvil mientras el mundo se movía a mi alrededor. Todo giraba y se desdibujaba y yo podía verlo. El titiritero sonreía con los ojos negros abiertos. Y desapareció junto con los subterráneos.

Pasaron los minutos. Puede que incluso más tiempo, pero yo seguía sin moverme. No me atrevía ni a pestañear.

Hasta que, por fin, todo se detuvo.

Y todo había cambiado.

Mi primera pregunta: «¿Cuándo hemos subido a la superficie?». El sol brillaba y el aire era fresco y olía... Olía diferente. Me puse en pie, no sin cierto esfuerzo. Sentía las piernas como si fuesen de papel. Con el corazón desbocado, miré a mi alrededor.

«Esto no es París».

Salvo que sí lo era.

Mi segunda pregunta, acompañada de casi un desmayo: «¿Qué demonios le ha pasado a Notre Dame?».
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 4:16 pm

Hielo, los portones eran de puro hielo. Me estremecí ante la grandiosidad y hermosura del hielo perfectamente pulido, como si nunca nadie se hubiera atrevido a modificar el resultado del artista. Y a la vez, el candado me vetaba la entrada.

Supe que estaba muerto. En el limbo, allá a donde fueran las almas descarriadas. Un castigo eterno por el cual mi piel se resquebrajaría bajo el frío, y estaría obligado a permanecer allí, frente a la entrada.

En mi infierno. Para siempre.


La luz se clavó en mis ojos como estacas centelleantes. Me tapé los ojos con las manos y gemí de puro dolor. Comencé a respirar de forma arrítmica, sin saber dónde me encontraba. Giré sobre un lado, y de haber comido algo, seguramente lo habría echado todo. Notaba la boca terrosa, con el sabor metálico de la sangre.

Tarde varios segundos en darme cuenta de qué había pasado. Bajo mí, la tierra del camino se sentía árida; y todos mis músculos estaban desgarrados. Moverme me parecía un suplicio. Pero al final, el instinto hizo que intentara levantarme. Lancé un alarido bajo ante el mareo que me invadió. Todo daba vueltas. Todo temblaba. Con ayuda de mi guadaña pude incorporarme, todavía desorientado. Llevaba exactamente la misma ropa que el día anterior, pero esta estaba en perfecto estado, sin arrugas y sin la sangre que había chorreado en mi pecho. Miré mis manos.

El temor apareció en mi mente. Estaba muerto. Estaba en ese lugar detrás de la muerte. Se parecía a París, con el sol abrasador colgado del cielo, con las mismas calzadas y el tipo de construcción de las viviendas.

Estaba aterrado, por lo que ver la espalda de Celeste, ahí, plantada en el paisaje, me produjo un alivio visceral, y a la vez un estremecimiento de miedo.

¡Celeste! —Le cogí del hombro para mirarla—. ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estamos? ¿Dónde está el…?

Pero en cuanto giré la cabeza para seguir la dirección de su mirada, me quedé lívido.

Era Notre Dame, pero no era Notre Dame. Se veían los cimientos, los arcos apuntados y los muros a medio construir. Se veían las grandes estructuras que servían para subir y bajar material. Habían cristales, pero estos estaban en el suelo, custodiados por los fundidores de vidrio. La gente iba y venía, y me di cuenta por qué me recordaba tanto a París pero no la reconocía como tal.

Estábamos en el pasado.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 4:21 pm

Grité una palabrota que habría hecho estremecer Notre Dame entera si estuviese construida.

Jeeeeeeeesús. Estamos en el pasado. Estamos. En el. Pasado. Hemos viajado en el maldito tiempo. —La situación era tan surrealista que me entró un ataque de risa—. Por eso estás... bien. Porque estás bien, ¿verdad? Dime que sí o me desmayaré, te lo juro por Dios.

La catedral a medio crear... ¿En qué año estábamos? Eso era lo primero que había que averiguar. Dos siglos atrás en el tiempo, seguro. Puede que tres. Ohdiosmío. Y nadie podía ayudarnos; todas las personas a las que conocía estaban muertas. Bueno, no, muertas-muertas no, tan sólo... no habían nacido. ¿Viajar en el tiempo podría llegar a afectar eso? ¿Y si...? No sé, ¿y si hablaba con un ciudadano cualquiera y ocurría un desastre en el futuro? ¿Y si pisaba una mariposa y terminaba matando a mi abuelo? ¿Y si...?

«Vale, nonono. Basta. Calma. Piensa. Todo esto tiene que tener un truco».

Miré a Simbad, tratando de ignorar el paisaje a nuestro alrededor.

Claro, el titiritero. Eso es cosa suya —declaré más convencida de lo que estaba—. Hizo esto cuando yo, eh, le ataqué después de que te cortara. Quizás es igual que la otra vez y sólo se trata de una ilusión... En cierto modo —añadí. Después de todo, que los dos hubiéramos perdido una parte de nuestro corazón era algo más que un truquito de magia—. Seguramente nada de esto sea real, entonces...

Entonces... nosotros, por ende, ¿tampoco lo éramos?

Carraspeé.

Simbad, no quiero asustarte, pero si formamos parte de la ilusión quizás tus heridas «sigan ahí» aunque no las veamos —señalé—. Que a lo mejor no —espero que no—, pero habría que contemplar esa posibilidad por si acaso. Tendríamos que encontrar al titiritero, estoy segura de que ha... viajado, o lo que sea, con nosotros. Pronto.

Me armé de valor. Dónde estábamos, en las afueras, no había nadie más, así que teníamos un único camino por seguir.

Algo me dice que nos espera una excursión de lo más entretenida.

...Por el París de la antigüedad. Más me valía tener cuidado con las mariposas.

Le pregunté a Simbad si necesitaba un Cura o algún objeto por casualidad antes de adentrarme en la ciudad. No sabía cómo reaccionarían los parisinos, si es que encontrábamos alguno, pero dudaba que la magia fuese mejor recibida en esa época.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor xXOrbOOkXx » Dom Ago 27, 2017 4:23 pm

Todo el estrés, el miedo, la incertidumbre y la angustia se me echaron encima como una ola implacable. Entré en pánico. Un pánico irracional, pero poderoso. Celeste pareció tan confusa como yo, tanto que estalló en un ataque de risa histérica. Cuando me preguntó si estaba bien, no supe qué responderle. Por una parte quería afrontar la situación de forma fría y racional, pero el miedo no me dejó.

Claro, el Titiritero. Eso es cosa suya —aseguró Celeste—. Hizo esto cuando yo, eh, le ataqué después de que te cortara. Quizás es igual que la otra vez y sólo se trata de una ilusión... En cierto modo.

No recordaba mucho después de notar en frío aliento contra mi cuello y las garras sobre mis hombros. Pero de algo sí estaba seguro: había muerto. Su mortífera Llave Espada me había atravesado de parte a parte, y no había forma de sobrevivir a una herida así. Comencé a agobiarme mientras los engranajes giraban en mi maltratada cabeza. Celeste llegó a la misma conclusión que yo:

Simbad, no quiero asustarte, pero si formamos parte de la ilusión quizás tus heridas «sigan ahí» aunque no las veamos . Que a lo mejor no, pero habría que contemplar esa posibilidad por si acaso. Tendríamos que encontrar al titiritero, estoy segura de que ha... viajado, o lo que sea, con nosotros. Pronto.

Mientras Celeste seguía pensando, yo seguía elaborando teorías. No. Nadie tenía un control tan perfecto sobre las ilusiones y menos en el estado del hombre. Y volver atrás en el tiempo tampoco. Solo se me ocurría una cosa que haya podido hacer.

Ha sido su último ataque, su habilidad final. —dije después de largas elucubraciones—. Es un viaje astral. Estos no son nuestros cuerpos, pero sí estamos en el pasado de París. Así que tienes razón: nuestros verdaderos cuerpos están en alguna parte desangrándose, sin que nosotros podamos hacer nada. El titiritero es un cabrón retorcido.

»Lo que no entiendo es por qué nos quiere vivos.
—Negué con la cabeza para luego tomar una resolución—: Tenemos que encontrarle ya, Celeste.

Acepté una poción que me ofreció, e hice que la chica se tomara otra. A pesar de que no eran nuestros verdaderos cuerpos, las pociones servirían igualmente, ya que el corazón seguía conectado a nuestro cuerpo. Pero era una carrera contrarreloj y necesitábamos más tiempo. No sabía cuánto tiempo podían aguantar nuestros envoltorios.

Dividámonos: yo iré a la Corte de los Milagros, y tú busca por las calles. Cuanto antes acabemos mejor.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
-Bod.

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

-?¿ Ma
"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1525
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 253,513.59
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [La Cité des Cloches] Somnia

Notapor Denna » Dom Ago 27, 2017 4:28 pm

Ha sido su último ataque, su habilidad final. Es un viaje astral.

Tranquilizador.

Estos no son nuestros cuerpos, pero sí estamos en el pasado de París. Así que tienes razón: nuestros verdaderos cuerpos están en alguna parte desangrándose, sin que nosotros podamos hacer nada. El titiritero es un cabrón retorcido.

Entonces habrá que obligarle. Si es verdad eso que dices, él también está herido. Escondido en alguna parte, imagino.

Lo que no entiendo es por qué nos quiere vivos. —Me encogí de hombros, igual de ignorante. Quizás se trataba de un último recurso, algo que nos distrajera lo suficiente como para ganar algo de tiempo y contraatacar—. Tenemos que encontrarle ya, Celeste.

Asentí. No había tiempo que perder.

Le dije a Simbad que yo no estaba herida mientras él se tomaba una poción, y volví a mirar en dirección a la ciudad. Separarnos no me hacía demasiada gracia, pero era la mejor forma de cubrir terreno. Además, ir a la Corte y ver mi hogar tantos años atrás quizás resultaría demasiado.

Le daría las indicaciones que hicieran falta para llegar, un poco a regañadientes —si el chico no fuera gitano, aquello habría sido imposible—, y luego le dije:

Lanza un hechizo al cielo si le encuentras. Piro si estás en problemas. ¡Buena suerte!

¿Existiría ya la Corte de los Milagros? Tendría que preguntárselo más tarde. Yo, por mi parte, me calé la capucha de la capa y me dispuse a comprobar hasta qué punto eran distintas las cosas en La Cité.

Pronto me di cuenta de que esconderme no me haría ninguna falta.

Oh, Santa Madre de...

Música por todos lados. Quedé petrificada antes de poder poner un pie en la ciudad, y casi tuve que frotarme los ojos para comprobar que no soñaba. No esperaba que el supuesto viaje astral-temporal coincidiera precisamente con... un Festival. Un Festival de lo más extraño, ahora que me fijaba. ¿Por qué todo el mundo era tan... blanco?

Cambié de idea y volví a esconderme bajo la capucha todo lo posible. Nada, no. Ese Festival no era para mí. Y tanto mejor: tenía que encontrar al condenado titiritero de una vez. Si estaba en lo cierto y se encontraba herido, el último sitio en el que se le ocurriría ir sería a una fiesta.

Me escabullí evitando la multitud y eché un vistazo rápido a la ciudad. Si yo necesitara ayuda y asilo urgentes, iría o bien a la Corte o a Notre Dame, según mi posición. Quizás probaría a esconderme en algún callejón, pero aquí nada me aseguraba que no hubiera gente en plena celebración. Por otra parte, la catedral... ¿Sería posible? En el día del Festival de los Bufones no trabajaba casi nadie, y dudaba que alguien fuera a acercarse a ahí en un momento como aquel. Era mi mejor baza, al menos de momento.

Cogí aire. Ni siquiera la música sonaba tan bien.

Disculpad, mademoiselle. La catedral todavía no está accesible. Me temo que no podéis seguir por aquí.

Maldije por lo bajo y, con toda la sangre fría que pude reunir, me giré con una enorme y falsa sonrisa. No se me daba bien reconocer caras, y había nombres imposibles de memorizar, pero las voces... Las voces eran otra cosa. Se me quedaban grabadas sin más. Podía relacionarlas enseguida con su dueño... por muy rejuvenecidas y sanas que estuvieran ahora.

No tenía fuerzas ni valor para aguantarle la mirada al titiritero. O a su versión pasada
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Denna
26. Umbrío
26. Umbrío
The Unknowns
 
Mensajes: 769
Registrado: Lun Mar 09, 2015 11:26 pm
Dinero: 508,290.10
Banco: 15,528.00
Ubicación: Invernalia.
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 2

Siguiente

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados