[Bosque de los Enanitos] Quien juega con fuego...

Encuentro de Celeste y Alanna

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Astro, Suzume Mizuno, Denna

[Bosque de los Enanitos] Quien juega con fuego...

Notapor Drazham » Sab Oct 07, 2017 12:22 am

Imagen

Año 1015


—¡Alanna, no corras por la casa de esa forma! Y haz el favor de bajar las escaleras como las personas normales.

Que fácil era decirlo para Shanna. Claro, ella no fue la que perdió la noción del tiempo por completo, ni tampoco se le echaron encima las prisas para apremiarse en revisar que lo tuviese todo listo. Con la bolsa bien repleta colgada al hombro, bajó los escalones de dos en dos, briosa, casi a saltos. Y por mucho que a la mujer le molestase, o que el escándalo que estaba montando con tanto pisotón acabase disturbándole el sueño a Nikolai… No. No tenía tiempo para bajar como las personas normales.

¡Lo sé, lo sé! ¡Pero se supone que ya tendría que estar allí desde hace media hora!

Otro día, otra misión. El contratiempo, en este caso, es que hace apenas unos minutos se cercioró de cuál fue la hora que los Maestros acordaron con ella y con la que sería su compañera para la ocasión. Que buena forma de demostrarles cuan responsable y puntual era su aprendiza, ¿verdad? Dioses, que vergüenza… Encima, menuda sería la impresión que se estaría llevando la otra Portadora que, a esas alturas, ya llevaría sus largos treinta minutos esperándola en las escaleras del castillo.

Ah, cómo volaba el tiempo, sobre todo cuando se ensimismaba tanto con la carita de ángel que ponía su pareja al dormir. Recordaba que sería la medianoche pasada por unas pocas horas cuando se desveló al escuchar a Nikolai entrar en casa. Últimamente no paraba, de un lado a otro con tanto caos que atender… Nunca mejor dicho. Ella ya se despertó hace un buen rato, pero el pobre seguía con la oreja pegada en la almohada. Viéndolo así, Alanna se dijo a si misma que podía permitirse quedarse un ratito con él mientras dormía. Algún que otro beso en la frente… Y en cuanto menos se lo esperó, el tiempo se la comió.

Justo cuando estaba a punto de echarle mano al picaporte de la puerta, la voz de Shanna la increpó:

No tan rápido, señorita. ¿No se te está olvidando algo?

Pero… ¡Shannaaa! —se quejó con voz lastimera, volteándose hacia la mujer—. ¡No puedo perder más tiempo! Y además, ya he… ¡Oooh!

Los ojos le brillaron cual chiquilla encandilada al ver la bolsita que pendía del dedo índice de Shanna, tentadora y jugosa. Y ese olor. Ese dulce, dulce olor a calabaza recién horneada. Sintió cómo las musas del sabor la encandilaban y que se olvidaba por unos momentos de que el reloj no estaba a su favor.

Ya deberías saber que en esta casa nadie va a pasar hambre —puntuó Shanna, acercándole más la bolsa que contenían sus inconfundibles empanadillas de calabaza—. Y mucho menos trabajar con el estómago vacío.

Dioses, Shanna… No sé lo que haría sin vosotros. —Desde luego, no podía sentirse más afortunado de que esa bendita mujer y su hijo hubiesen aparecido en su vida.

Shanna esbozó una de esas sonrisas que una madre reservaría nada más que a sus retoños y le tendió la bolsa, revolviéndole con cariño el pelo a su hija “adoptiva”. Era curioso como esta mujer se había convertido en una figura tan importante y querida para ella; una segunda figura materna en la que apoyarse cuando necesitaba volver a ser niña por unos momentos. Alguien a la que recurrir cuando la corta experiencia en vivencias de su novio era insuficiente para solventar ciertos problemas. Eso no quería decir que no confiase plenamente en Nikolai, pero… Había cosas que solo una madre entendía.

Vamos, querida, no será para tanto —suspiró. Luego, le dio una palmadita en el hombro—. Y ve haciendo ya marcha, mi pequeña dragona, que se te van a hacer las tantas. Ya le contaré a Nikolai dónde andas cuando se despierte, ¿vale?

Alanna sonrió y asintió con la cabeza. Se despidió de Shanna con un último abrazo y salió disparada a la puerta que daba con la calle. Un buen bote nada más atravesar el portal y comenzó la carrera en dirección a las enormes escaleras que daban paso al castillo.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
25. Lado Oscuro
25. Lado Oscuro
 
Mensajes: 731
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 231,341.12
Banco: 15,367.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron