[Tierra de Dragones] Black Lotus

Trama de: Daian, Ho-Chan, Maya y Fatima

Aquí es donde verdaderamente vas a trazar el rumbo de tus acciones, donde vas a determinar tu destino, donde va a escribirse tu historia

Moderadores: Sombra, Denna, Suzume Mizuno, Astro

[Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Sombra » Sab Oct 07, 2017 12:29 am

14/Abril/1018


Imagen



Una tormenta de nieve asolaba la montaña helada donde lo que quedaba de la antigua China se escondía de las fuerzas del Emperador Dark Light.

Se trataba de un asentamiento que aprovechaba un intrincado sistema de cuevas que desembocaban en un gran valle oculto, perfectamente rodeado por enormes montañas con paredes verticales insalvables con la tecnología de aquel mundo. Allí era donde habían construido una aldea que había sido segura… Hasta ahora.

Un águila sincorazón, perteneciente al ejército conformado por varios millares de Hunos había sobrevolado el valle hacía un par de días… Y, poco después, a los pies de la montaña pudieron comprobar como sus enemigos acampaban y se preparaban para escalar la montaña en busca de la cueva que les llevaría a aquella aldea oculta.

Mulán había dado el aviso a La Orden mientras se preparaban para combatir al enemigo, el problema era que los Hunos eran muchos más y ellos eran solo unos pocos cientos de soldados y otros tantos cientos de civiles, y aunque tenían ventaja en cuanto al terreno… Lo cierto era que teniendo en cuenta los poderes que ahora poseían sus enemigos no tenían demasiadas posibilidades.

Hiro, conocido por la falsa identidad Ho-Chan había sido convocado pocas horas antes por la estratega Mulán para hablar con ella sobre la preparación de los cañones y explosivos para causar avalanchas con las que mermar en gran medida el número de enemigos.

La reunión se estaba llevando a cabo junto a un par de artificieros y artilleros más, Shang también se encontraba allí escuchando en silencio. Él se encargaba de entrenar a los soldados, pero era tarea de Mulán posicionarlos. En la sala había un gran mural donde estaba dibujado un mapa bastante acertado del valle y la cadena montañosa que había alrededor.

...Estos puntos tienen terreno más inestable, por lo que si colocamos en esa zona trampas explosivas que se activen cuando pasen podríamos cortar el camino, como último recurso se volará la entrada a la cueva. Debemos impedir que entren a toda costa. —Explicaba la mujer con una calma antinatural, era normal que estuviera nerviosa, aunque intentaba ocultarlo. No solo la vida de los ciudadanos que vivían allí corría peligro, también su esposo Shang y su hijo Daliao—. ¿Podrás encargarte, Ho-Chan? —preguntó.

En ese instante, un portal de Luz se abrió en mitad de la sala. De él surgió una mujer ataviada en una armadura pesada, se trataba de Lyn. Una Maestra de la Llave Espada que Hiro pudo reconocer… Aunque la mujer había crecido y sorprendentemente sus rasgos de licántropo no eran visibles. ¿Había aprendido a controlar esos cambios en esos cuatro años?

No tardaron en aparecer otras personas: Fátima encabezó el grupo junto a Maya y Daian, la incorpóreo de Nadhia.

Shang se levantó e hizo una reverencia mostrando sus respetos, el resto de presentes, incluyendo Mulán lo imitaron.

Es un honor teneros otra vez entre nosotros, Caballeros de la Llave Espada —saludó el hombre, que se dio el placer de dedicarle una sonrisa afable a Fátima.

Estábamos terminando la reunión de estrategia para retener a los Hunos el mayor tiempo posible. —Tomó la palabra Mulán—. Maestra Lyn, ¿te importaría dejar que los aldeanos evacuen el valle y se refugien en Tierra de Partida?

Lyn afirmó con la cabeza. Una pequeña sonrisa surcó los labios de la estratega, agradecida, probablemente pensando en su hijo Daliao, que debía estar siendo cuidado por alguna de las ancianas que vivían en la aldea.

Nuestros espías nos informaron de que la mayor parte del ejército Huno ha abandonado la Ciudad Imperial y se encuentran a los pies de esta montaña. Cuentan con al menos veinte Bégimos, cien Noctámbulos y otros cien Centauros Fatales, eso sin contar que hay al menos dos mil Hunos que en menos de un día llegarán a nuestra posición si no los detenemos —informó Shang.

¿Está Dark Light entre ellos? —preguntó Lyn.

Shang meneó la cabeza de forma negativa.

El usurpador no ha abandonado el Palacio en ningún momento, aunque se le ha visto en los terrenos que rodean el castillo como si buscase algo.

Lyn intercambió miradas con Fátima con un deje de preocupación.

¿Y las puertas del palacio? ¿Cómo entramos? La última vez comprobamos que las Llaves Espada no pueden abrirla y que tiene una barrera que repele la magia, necesitaríamos algún explosivo.

Mulán se mordió el labio inferior y se llevó la mano al mentón, se paseó por la sala y observó a todos los presentes, hasta que sus ojos terminaron sobre Ho-Chan.

Necesitaréis alguien que sepa utilizar explosivos —señaló al hombre—. Los acompañarás en su misión, llevarás la Dinamita Especial y te encargarás de abrirles paso al interior del palacio.

Es demasiado peligroso llevar a uno de tus soldados con nosotros —reprochó Lyn.

Es el único con suficientes conocimientos sobre explosivos —replicó con suspicacia.

Lyn no pareció conforme.

¿Qué opinas, Fátima?

La licántropo escuchó lo que Fátima tenía que decir y suspiró resignada.

Está bien —Lyn se acercó a Ho-Chan—. Pero con una condición. Te mantendrás detrás de Maya y Daian en todo momento y harás caso a lo que digamos. Necesitamos trabajar unidos si queremos seguir vivos mañana.

En ese momento, la mujer lobo frunció el ceño y se acercó bruscamente al hombre, al cual olisqueó.

Tu olor me resulta familiar, ¿nos hemos conocido antes? —Sin embargo, Lyn retrocedió y se cruzó de brazos momentos después restándole importancia—. Será por la pólvora. Hueles muy fuerte a ella. Uno de nuestros desertores olía así también. Soy la Maestra Lyn, estas son la Maestra Fátima y las aprendizas Maya y Daian.

»Muy bien, abriré un Portal de Luz para aparecer en el bosque de bambú que hay a pocos kilómetros de la ciudad en cuanto haya evacuado a los civiles. Fátima, abre tú otro portal que conecte con ese lugar y esperadme ahí. Os alcanzaré enseguida.

Lyn se fue corriendo hacia el exterior de la cueva, Ho-Chan tuvo que esperar a que uno de los artificieros le entregase una mochila de tela con varias cargas de aquel explosivo. Podía provocar con aquello tres explosiones capaces de derribar un muro o una puerta reforzada que la magia no podía dañar, debía tener cuidado de utilizarla solo cuando hiciera falta o la misión fracasaría por completo.

Una vez que Hiro cogiese la “Dinamita Especial” Fátima podría abrir un portal que les llevase al bosque de bambú.

***




Imagen


Llovía, y aunque según sus relojes todavía era temprano, el cielo era de un intenso negro que recordaba al de El Mundo Inexistente. Las nubes se arremolinaban y conformaban una espiral cuyo epicentro se encontraba justo sobre la ciudad, en concreto sobre el palacio… Casi como si les llamase, como si indicase a dónde tenían que ir… Y dónde estaba él. Dark Light, aquel que se hacía llamar a sí mismo Emperador.

Tuvieron que esperar a Lyn durante casi media hora hasta que apareció por un portal que se materializó cerca del grupo. En ese tiempo, los portadores y el soldado Chino pudieron hablar de lo que quisieran.

No me gusta decirlo, pero siento que estamos utilizando a La Resistencia como cebo —comentó no muy orgullosa.

La mujer de la armadura pesada dejó que un par de orejas lupinas asomasen sobre su cabeza, probablemente para poder escuchar con más nitidez cualquier cosa indeseada.

Daian, Maya. Os encargo mantener a salvo a Ho-Chan, es de vital importancia para la misión.

»El plan es el siguiente: Atravesaremos la capital con sigilo. Los ciudadanos podrían delatarnos ya que son recompensados si encuentran un espía… Además, muchos están corrompidos por la oscuridad y son capaces de llamar a los sincorazón a voluntad, aunque no puedan controlarlos. Luego, están los Hunos… Sus mentes pertenecen a Dark Light y pueden controlar a los sincorazón, no intentéis hablar con ellos, tampoco os esperéis piedad o que se rindan si los derrotáis, pelearán hasta la muerte. Nos mantendremos en contacto con los que se fueron a la Cité y a Castillo de los Sueños, por lo que es posible que algunos de los que fueron a esos otros dos mundos vengan si necesitan algo… O viceversa. Tal vez alguno de nosotros tenga que irse a algún otro mundo. No podemos descartar nada. ¿Alguna pregunta?

Sabían que los Hunos eran prácticamente zombies que eran controlados por aquella oscuridad que generaba Dark Light desde el palacio, por lo que si era derrotado o abandonaba el mundo los Hunos perderían su capacidad de controlar sincorazón y volverían a tener su propia mente de vuelta, seguramente recordarían todo lo que les había hecho Dark Light, así que abandonarían el asalto a la Aldea Secreta para buscar su venganza (aunque tarde)... Y también estaban los soldados chinos que estaban siendo controlados, por supuesto. ¿Era posible que el pueblo Huno y Chino firmasen una tregua para proteger su mundo y dejar de lado la guerra pasada? Aquello era un misterio.

Spoiler: Mostrar
Bienvenidos a Black Lotus, la última trama que se hará en China tenga el resultado que tenga.

Esta trama, como sabéis ocurre a la vez que las otras dos y es posible que haya movimientos entre mundos, por lo que debéis leer el resto de tramas, no solo esta para enteraros de todo. Es posible llamar con los comunicadores a otros jugadores/Maestros aunque estén en otros mundos si necesitáis algo. También es recomendable ir con algún Maestro para que pueda abrir portales y así encargarse de llevar jugadores de un mundo a otro.

Será una trama corta, de unas 8 rondas y todas las rondas se subirán el mismo día que el resto de tramas.

Vuestra misión principal es entrar al Palacio y eliminar la oscuridad que está generando la ciudad derrotando a Dark Light, aunque es posible no ganar la batalla... Lo que tendrá fatales consecuencias para La Resistencia. Ocurra lo que ocurra, será definitivo.


Fecha límite: miércoles 11 de octubre
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4668
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 184,987.18
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor EspeYuna » Mié Oct 11, 2017 1:22 am

Fue duro dar la cara aun dadas las circunstancias que la habían mantenido alejada de la Orden durante cuatro años, pero Daian había vuelto por fin a Tierra de Partida gracias al valor inculcado por Fátima y Tandy. El incorpóreo de Nadhia decidió continuar con el legado de la Llave-Espada que había heredado y, por tanto, poner fin a la guerra que se estaba jugando la paz de todo el Intersticio. Tandy le había pedido que se tomara las cosas con calma al regresar, pero estaba claro que no era una opción viable. Estaba preparada. Por esa razón había estado entrenando durante tanto tiempo. Tenía que justificar la ausencia de Nadhia y probar su valía en el campo de batalla.

Antes de poner rumbo a China, echó la vista atrás hacia las vidrieras de su nuevo hogar. No iba a mentir, se le hacía difícil separarse de Tandy. Los dos eran uña y carne, pero quizás se habían acostumbrado a una relación un tanto tóxica. Daian no quería eso para el pequeño. Deseaba que fuera libre de ir a donde quisiera, y que tampoco se tomara demasiado a pecho el título de guardián. Estaba segura de que podría cuidar de sí misma, y él también. Además, aunque Tandy quisiera ir a Tierra de Dragones, las condiciones meteorológicas no estaban a su favor: en aquel momento su cuerpo no aguantaba las estaciones frías, y cabía la posibilidad de que pudiera enfermar. Daian y Tandy eran conscientes de que los dos podían echar a perder la misión y habían decidido con sensatez.

Aunque Daian estaba segura de que Fátima había encontrado a alguien que cuidara de sus hijos, Tandy quería agradecer de alguna forma lo bien que se había portado la Maestra con su protegida, por lo que decidió vigilar los aposentos de Malik y Fátima en su ausencia. Haría guardia todo el tiempo que hiciera falta hasta que los adultos regresaran.

Imagen



La situación en Tierra de Dragones era más grave de lo que podía llegar a imaginar. La tensión en el ambiente fue más que palpable cuando apareció en una sala llena de gente, soldados en su mayoría. Reconoció a Mulán por todo lo que le había contado Fátima en su vida pasada. Y quien había sonreído tras hacer una reverencia —la cual devolvió con el mismo gesto, aunque menos pronunciado— debía ser el general Shang.

Estábamos terminando la reunión de estrategia para retener a los Hunos el mayor tiempo posible. . Maestra Lyn, ¿te importaría dejar que los aldeanos evacuen el valle y se refugien en Tierra de Partida?

Lyn asintió y Mulán sonrió. Daian sintió calidez en el pecho. ¿Qué sería? ¿Por qué le despertaba tanta ternura un acto militar puramente lógico? Todavía no entendía muy bien cómo funcionaba su corazón.

Pero era feliz con ir descubriendo todos sus secretos, poco a poco.

Escuchó atentamente la conversación para no dejarse ningún detalle, aunque estaba segura de que acabaría preguntándole alguna cosa a Fátima. Se le revolvió el estómago cuando revelaron el número de sincorazón que se encontraban al pie de la montaña, a la orden de los Hunos. Más de doscientos, sin contar con sus amos.

Dark Light. El líder de aquel movimiento no era otro que una copia corrompida de uno de los amigos de Nadhia. Era todo lo que necesitaba saber. Daian no dejaría que los sentimientos de Nadhia se pusieran de por medio en aquella misión. Debía tener la mente despejada, pero a la vez concentrada. Era complicado. Pero sabía que podía conseguirlo. Fátima y Tandy confiaban en ella.

El usurpador no ha abandonado el Palacio en ningún momento, aunque se le ha visto en los terrenos que rodean el castillo como si buscase algo.

Daian también mostró su preocupación intercambiando una mirada con Maya. Si estaba buscando el corazón del mundo... no tenían tiempo que perder.

¿Y las puertas del palacio? ¿Cómo entramos? La última vez comprobamos que las Llaves Espada no pueden abrirla y que tiene una barrera que repele la magia, necesitaríamos algún explosivo.

Mulán buscó entre sus soldados con aire de duda durante un rato, hasta que señaló a un hombre en concreto.

Necesitaréis a alguien que sepa utilizar explosivos. Los acompañarás en su misión, llevarás la Dinamita Especial y te encargarás de abrirles paso al interior del palacio.

Es demasiado peligroso llevar a uno de tus soldados con nosotros —Lyn tenía razón.

Pero Mulán insistió. Tras hablar con Fátima, la Maestra Lyn suspiró con resignación.

Está bien . Pero con una condición. Te mantendrás detrás de Maya y Daian en todo momento y harás caso a lo que digamos. Necesitamos trabajar unidos si queremos seguir vivos mañana.

Daian intercambió una mirada con Maya. Parecía que les tocaba hacer de niñeras durante la misión. Pero si era realmente importante mantener a ese tipo a salvo, cumpliría con su deber.

Muy bien, abriré un Portal de Luz para aparecer en el bosque de bambú que hay a pocos kilómetros de la ciudad en cuanto haya evacuado a los civiles. Fátima, abre tú otro portal que conecte con ese lugar y esperadme ahí. Os alcanzaré enseguida.

***




Imagen


Estaba lloviendo. Estaba oscuro, pero no parecía una noche normal. Daian sintió escalofríos al observar el intenso negro que cubría el cielo. Las nubes bailaban en espiral a lo lejos encima de la Ciudad Imperial, donde se encontraba Dark Light.

Mientras esperaban a Lyn, decidió acercarse a Maya y presentarse como era debido.

Me llamo Daian —sabía que Maya había conocido a Nadhia en el pasado, pero no podía darle explicaciones. No era el momento—. Encantada de conocerte. ¿Maya, verdad?


Luego se dirigió a quien debían proteger. Procuró ser cordial e hizo una pequeña reverencia. Puede que un apretón de manos no fuera lo más apropiado.

Nosotras te escoltaremos para cumplir con la misión, como así lo ha dejado claro la Maestra Lyn. Por favor, pase lo que pase no te separes de las dos. Me llamo Daian. Si necesitas ayuda para colocar las bombas, buscar puntos ciegos del enemigo. Cualquier cosa. Cuenta con nosotras.

Después de aquello, Daian se alejó de todos y se sentó en una roca cercana al bosque de bambú. Al menos se había quitado un peso de encima. Sin embargo, tenía la sensación de que se comportaba como un robot totalmente programado. Le quedaba mucho por aprender.

Intentó relajarse y estiró brazos y piernas. Como pasaron diez minutos y Lyn aún no había aparecido, pensó que era una buena oportunidad para hablar también con Fátima. Quizás pudiera desahogarse un poco con ella, quien era la única que conocía cien por cien su situación.

Esto de las presentaciones no se me da demasiado bien —intercambió una mirada con Fátima y procuró sonreír. Prefería que viera una simple broma en sus palabras que un problema serio—. ¿Qué piensas de todo esto? ¿Crees que... podemos ganar?

Se dio cuenta de lo que estaba diciendo y negó con la cabeza.

Perdona. No debería dudar —se llevó una mano al pecho—. ¿Qué es esto que siento? Me oprime el pecho.

Escuchó la respuesta de Fátima y asintió, agradecida de que se lo explicara.

No pienso fallarte. Ni a ti, ni a Tandy. Fátima, yo...

En aquel momento llegó Lyn. Sonrió, esta vez con sinceridad, y escuchó lo que la Maestra tuviera que decir. Tras explicar el plan a seguir, dio la oportunidad de hacer preguntas. Y Daian no la desaprovecharía.

¿Es posible que Dark Light también sea capaz de controlar nuestras mentes una vez estemos demasiado cerca?

Observó a Fátima, preocupada.

...desearía proteger a tu familia.
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
114. Luxord
114. Luxord
The Unknowns
 
Mensajes: 3419
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 50,871.30
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Suzume Mizuno » Mié Oct 11, 2017 5:07 am

Fátima, Daian y Maya siguieron a Lyn, que había logrado adoptar un aspecto bastante humano, cuando esta abrió el Portal de Luz. Al otro lado estaban Shang y Mulán. El primero hizo una reverencia antes de que los demás lo imitaran. Sonriendo y con la impresión de que había transcurrido una eternidad desde la primera vez que puso un pie en China, Fátima unió el puño derecho con la palma de su mano izquierda e inclinó la cabeza. Luego miró a Mulán y saludó con un gesto que indicaba que «hablarían después.»

La sala era fría, pero tenía luz y se notaba que era un lugar de reunión, con un mural que representaba el valle donde se encontraba la resistencia. Según lo que Ryota les había dicho hacía menos de una hora, un ejército de hunos se dirigía hacia allí.

Es un honor teneros otra vez entre nosotros, Caballeros de la Llave Espada —dijo Shang, que sonrió con afabilidad a Fátima. Esta le devolvió el gesto, sorprendida y aliviada de que pudieran mantener así la tranquilidad.

Estábamos terminando la reunión de estrategia para retener a los Hunos el mayor tiempo posible. —Mulán fue directa al grano, con el tono que debía emplear para dirigir a sus hombres. Quién habría dicho que esa chica acabaría… Fátima se cubrió la boca para disimular su sonrisa. No era el momento—. Maestra Lyn, ¿te importaría dejar que los aldeanos evacuen el valle y se refugien en Tierra de Partida?

Lyn asintió y Fátima se contuvo para no mostrarse preocupada. Cada vez había más gente en Tierra de Partida. Todavía no habían poblado al completo el mundo, pero… En fin, la menos los rebeldes eran gente que sabía sobrevivir. Podrían trabajar en los campos, mejorar el sustento. Intentó no ponerse a hacer cálculos hasta más tarde, cuando realmente importara.

Nuestros espías nos informaron de que la mayor parte del ejército Huno ha abandonado la Ciudad Imperial y se encuentran a los pies de esta montaña. Cuentan con al menos veinte Bégimos, cien Noctámbulos y otros cien Centauros Fatales, eso sin contar que hay al menos dos mil Hunos que en menos de un día llegarán a nuestra posición si no los detenemos —dijo entonces Shang.

¿Está Dark Light entre ellos? —preguntó Lyn.

Shang negó con la cabeza.

El usurpador no ha abandonado el Palacio en ningún momento, aunque se le ha visto en los terrenos que rodean el castillo como si buscase algo.

Fátima vio que Lyn la miraba con preocupación y ella asintió con lentitud. O el Corazón del mundo o algo que desconocían todavía. No le gustaba nada pensar que los generales estuvieran tramando algo a la vez en tres mundos. No era que antes no hubieran intentado planes terribles (y muchos habían tenido éxito), pero a la vez… Hacía recordar cuánto terreno habían perdido. Antes no hubieran podido permitirse nada por el esitlo.

¿Y las puertas del palacio? ¿Cómo entramos? La última vez comprobamos que las Llaves Espada no pueden abrirla y que tiene una barrera que repele la magia, necesitaríamos algún explosivo.

Mulán pasó por el lugar hasta que sus ojos se detuvieron sobre un hombre joven que estaba con ellos. Fátima casi no se había fijado en él y ahora le prestó total atención.

Necesitaréis alguien que sepa utilizar explosivos. Los acompañarás en su misión, llevarás la Dinamita Especial y te encargarás de abrirles paso al interior del palacio.

Es demasiado peligroso llevar a uno de tus soldados con nosotros—saltó de inmediato Lyn.

Es el único con suficientes conocimientos sobre explosivos .

¿Qué opinas, Fátima?

Fátima se retorció un mechón de cabello. Llevarlo sería una carga; tendrían que cuidar de él y no podría moverse a su ritmo. Sin embargo, sabía que los explosivos eran peligrosos y que cualquier error podía ser fatal.

Si está dispuesto y sabe lo que implica infiltrarnos en territorio enemigo, sus conocimientos resultarían muy útiles.

Lyn soltó un suspiro de resignación.

Está bien —Lyn se acercó al joven—. Pero con una condición. Te mantendrás detrás de Maya y Daian en todo momento y harás caso a lo que digamos. Necesitamos trabajar unidos si queremos seguir vivos mañana.

De pronto, Lyn empezó a olfatearlo, asegurando que le resultaba familiar. Sin embargo, dijo que debía tratarse de la pólvora, que le recordaba a un desertor. Fátima pensó con sarcasmo a cuál de todos debería referirse, luego miró de reojo a Daian y se alegró de no haber dicho nada en voz alta.

—[bSoy la Maestra Lyn, estas son la Maestra Fátima y las aprendizas Maya y Daian.[/b]

Inclinó la cabeza a modo de saludo.

Muy bien, abriré un Portal de Luz para aparecer en el bosque de bambú que hay a pocos kilómetros de la ciudad en cuanto haya evacuado a los civiles. Fátima, abre tú otro portal que conecte con ese lugar y esperadme ahí. Os alcanzaré enseguida.

Ten cuidado y buena suerte.

Mientras el joven recogía la pólvora que necesitaba, Fátima se acercó a Mulán y vaciló, sin saber si debía darle un abrazo. Al final le puso una mano en el hombro.

Dile a quien esté cuidando de Daliao—todavía se ruborizaba de felicidad al pensar en que le habían puesto ese nombre al bebé—que lo lleve al Castillo. Que hable con los moguri y les diga que la Maestra Fátima quiere que estén con sus hijos.—Le dio un apretón y luego sonrió a Shang—. Es maravilloso volver a veros, incluso en estas circunstancias.

Después abrió el Portal y animó al grupo a cruzar.

***




Imagen


El cielo oscuro lloraba sobre ellos y Fátima no pudo menos que estremecerse un poco. A pesar de las ropas, tenía frío. Y se sentía mal. Sabía que era por la energía que desprendía el mundo, contaminado hasta tal punto que no quería ni imaginarlo. Su mirada se desvió hacia las nubes que giraban sobre el palacio, marcando su destino.

Fátima se sentó a esperar y liberó a Harun, que se acurrucó a su alrededor, envolviéndola con su largo cuerpo. Vio a Daian —qué raro se le hacía llamarla por ese nombre— hablar con Maya y con Ho-chan, para luego sentarse en un rincón. Fátima esperaba que Lyn tardara un rato, así que le hizo al poco una señal para que se acercara. También a los demás, si les apetecía. Harun movía los bigotes, alerta ante cualquier intrusión.

—[color=#BF8000]Esto de las presentaciones no se me da demasiado bien
. —Fátima sonrió, comprensiva, y le dio una palmadita en una mano. No podía imaginar lo que suponía para ella, pero si había decidido presentarse como Daian, era algo que necesitaba afrontar—. ¿Qué piensas de todo esto? ¿Crees que... podemos ganar?

Sí.—Fátima se dio cuenta de que su tono había sido brusco y suspiró—. Creo que tenemos una oportunidad y que no podemos desaprovecharla. Si cae otro mundo será catastrófico y no podemos permitirlo. Así que… Sí. No hay otro remedio.

Ni siquiera habían encontrado a los bebés todavía. A cada paso que retrocedían, más cerca estaba Xihn de dar con ellos. A veces se preguntaba si, como no había habido ningún Idris que los adoptara, no se habrían perdido en el tiempo. Después se obligaba a desdeñar esa posibilidad. Porque significaría que estarían luchando contra algo inevitable.

Perdona. No debería dudar.—Daian se llevó una mano al pecho—. ¿Qué es esto que siento? Me oprime el pecho.

Probablemente… ¿Miedo? Serías tonta si no lo tuvieras.—Le sonrió—. Pero has aguantado muchos años luchando contra Sincorazón. Podrás con esto. Estoy contigo.

No pienso fallarte. Ni a ti, ni a Tandy. Fátima, yo...

Fátima no supo lo que iba a decir porque entonces llegó Lyn. Con todo, Daian le dedició una sonrisa muy bonita, sincera, y Fátima le frotó un brazo. No era la misma confianza que una vez había tenido con Nadhia, pero a veces no podía evitarlo. Además, Daian era tan… Vulnerable. Le daban ganas de protegerla. De no ser porque necesitaban todas las manos posibles, habría sugerido que se quedara en Tierra de Partida junto a Tandy.
En aquel momento llegó Lyn. Sonrió, esta vez con sinceridad, y escuchó lo que la Maestra tuviera que decir. Tras explicar el plan a seguir, dio la oportunidad de hacer preguntas. Y Daian no la desaprovecharía.

No me gusta decirlo, pero siento que estamos utilizando a La Resistencia como cebo —comentó la mujer.

«Lo estamos. Pero su mundo caerá si no lo hacemos, creo que es un riesgo que merece la pena correr.»

Daian, Maya. Os encargo mantener a salvo a Ho-Chan, es de vital importancia para la misión.El plan es el siguiente: Atravesaremos la capital con sigilo. Los ciudadanos podrían delatarnos ya que son recompensados si encuentran un espía… Además, muchos están corrompidos por la oscuridad y son capaces de llamar a los sincorazón a voluntad, aunque no puedan controlarlos. Luego, están los Hunos… Sus mentes pertenecen a Dark Light y pueden controlar a los sincorazón, no intentéis hablar con ellos, tampoco os esperéis piedad o que se rindan si los derrotáis, pelearán hasta la muerte. Nos mantendremos en contacto con los que se fueron a la Cité y a Castillo de los Sueños, por lo que es posible que algunos de los que fueron a esos otros dos mundos vengan si necesitan algo… O viceversa. Tal vez alguno de nosotros tenga que irse a algún otro mundo. No podemos descartar nada. ¿Alguna pregunta?

Fátima pensó en Malik y cerró un momento los ojos. Saldría bien. Tenía que hacerlo. No permitiría un futuro similar al de Idris.

¿Es posible que Dark Light también sea capaz de controlar nuestras mentes una vez estemos demasiado cerca?

Meneó la cabeza y sonrió a Daian.

Lo dudo. Si pudiera, ya lo habría hecho. Por si acaso, si le veis, atacad a matar cuando se nos dé la oportunidad. Lyn, Harun podría protegernos si hay Sincorazón voladores. Dame la señal si es necesario y lo enviaré con Cephiro. Quizás deberíamos separarnos para llamar menos la atención. Somos demasiadas mujeres y para colmo extranjeras, pero en parejas quizá…—Se encogió de hombros—. El problema es lo que haremos al llegar. ¿Solo podremos abrir un punto o seremos capaces de acceder a todo el palacio si la pólvora funciona?—Fátima miró a Ho-Chan—. ¿Cuántas explosiones podemos provocar, si fallamos con la primera?

Después miraría a Lyn, a la espera de instrucciones.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
59. Maestro Imitador
59. Maestro Imitador
 
Mensajes: 1758
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,436,901.18
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor RedXIII » Jue Oct 12, 2017 12:58 am

...Tres años...

Reunidos frente a Mulán habían unos cuantos artilleros y artificieros del ejército chino de los cuales buscaba consejo mientra explicaba sus intenciones de sepultar al enemigo bajo avalanchas provocadas por explosivos, entre ellos había uno que destacaba por su pelo rojizo y su piel oscurecida.

Si colocamos los cartuchos escondidos bajo la nieve y los detonamos a distancia podemos provocar una cadena de explosiones que haría caer una gran cantidad de nieve a la vez — El joven de curiosas facciones explicó a los presentes que era mejor controlar y encadenar las explosiones, parecía seguro de lo que decía, sin embargo sus ojos mostraban cierto movimiento bamboleante, cierto era que poco o nada tenían que ver con lo que acababa de decir, pero no podía evitarlo, estaba bastante más nervioso de lo que aparentaba.

...Estos puntos tienen terreno más inestable, por lo que si colocamos en esa zona trampas explosivas que se activen cuando pasen podríamos cortar el camino, como último recurso se volará la entrada a la cueva. Debemos impedir que entren a toda costa. — Como era natural en ella, no mostraba el más mínimo signo de duda —. ¿Podrás encargarte, Ho-Chan?

Sí, no es difícil... — Un sonido familiar trabó las palabras del experto artillero, que terminó callando y alejándose del centro de la sala algo exaltado.

Un portal hecho de luz brotó en medio del lugar y de él aparecieron portadores y una persona a la que esperaba no volver a ver nunca más; Lyn.

Había cambiado, de hecho todos los demás portadores también habían cambiado, tanto que algunos apenas podía reconocerlos.

Todos los presentes reverenciaron a los recién llegados, todos menos Ho-Chan, quien se había apartado a una pared en la que permanecía apoyado mientras observaba con indiferencia a los "salvadores".

Vaya vaya vaya — Una voz silenciosa resonó en la sala como el eco del agua que sonaba en algunos pasillos —Han llegado tus amiguitos para jugar — Ho-Chan escuchó aquellas palabras... sólo él... era una maldición...

Cierra la boca — Susurró con el ceño fruncido mientras con los ojos buscaba algo por la sala. Una escalofriante risa resonó por su cabeza mientras se percataba de que había ignorado parte de la conversación que tenían los portadores con Shang y Mulán.

>>Espero que no hayan dicho nada importante.

¿Está Dark Light entre ellos? .

Shang negó, por suerte o por desgracia no iba a asaltar personalmente su nuevo hogar.

El usurpador no ha abandonado el Palacio en ningún momento, aunque se le ha visto en los terrenos que rodean el castillo como si buscase algo.

¿Y las puertas del palacio? ¿Cómo entramos? La última vez comprobamos que las Llaves Espada no pueden abrirla y que tiene una barrera que repele la magia, necesitaríamos algún explosivo.

Recuerda su breve estancia en las alcantarillas con cierto desagrado...

Necesitaréis alguien que sepa utilizar explosivos —señaló al pelirrojo, quien confuso se señaló a si mismo —. Los acompañarás en su misión, llevarás la Dinamita Especial y te encargarás de abrirles paso al interior del palacio.

¿Y-yo? P-pero... — Intentó buscar una excusa para no ir, pero recordó que de todos los artilleros, y seguramente del ejército Chino, el era el más especializado en pólvora debido a sus características especiales, además de que no era un soldado común como los demás...

Es demasiado peligroso llevar a uno de tus soldados con nosotros.

Es el único con suficientes conocimientos sobre explosivos.

¿Qué opinas, Fátima?

Si está dispuesto y sabe lo que implica infiltrarnos en territorio enemigo, sus conocimientos resultarían muy útiles.


Está bien — Ho-Chan se acercó un poco al grupo, pero al ver que Lyn se dirigía directamente hacia él paró en seco —. Pero con una condición. Te mantendrás detrás de Maya y Daian en todo momento y harás caso a lo que digamos. Necesitamos trabajar unidos si queremos seguir vivos mañana.

¿Daian? — Se preguntó a si mismo.

La mestiza se acercó aun más al artillero y empezó a olisquearle, aunque él también tenía aquella mala manía nunca lo hacía de tan cerca.

Tu olor me resulta familiar, ¿nos hemos conocido antes?

Si vino antes a China, puede ser — Comentó al ver cómo la maestra se alejaba de él.

Será por la pólvora. Hueles muy fuerte a ella. Uno de nuestros desertores olía así también. Soy la Maestra Lyn, estas son la Maestra Fátima y las aprendizas Maya y Daian.— No entendía muy bien lo de Daian, pero que Maya, Lyn y Fátima estuvieran ahí era bastante peliagudo para él, estaba algo nervioso ya que tarde o temprano podrían descubrirlo...

Seguro que ese desertor del que hablas no es ni la mitad de bueno que yo — Dijo con cierto tono prepotente —Mi nombre es Ho-Chan, el fe... — Cortó en seco su frase y disimuló saludando como los soldados de China.

»Muy bien, abriré un Portal de Luz para aparecer en el bosque de bambú que hay a pocos kilómetros de la ciudad en cuanto haya evacuado a los civiles. Fátima, abre tú otro portal que conecte con ese lugar y esperadme ahí. Os alcanzaré enseguida.

Uno de sus compañeros artilleros trajo una ligera mochila de tela, en ella habían tres cargas de dinamita que el propio chico de piel morena comprobó antes de cerrarla y asegurarla a su espalda.

El orgullo de China — Le dijo a su compañero —No os fallaré — Chocó su puño sobre su pecho dos veces, cogió su casco y su espada se preparó para salir de allí.

Se despidió de Shang con una leve reverencia
***


Nada más llegar a su destino, Ho-Chan se agachó, poniendo la mochila en su pecho.

¡Joder, está lloviendo, la pólvora se va a empapar — Abrió ligeramente el cuello de su armadura e introdujo la pólvora dentro de ella para evitar que se humedeciera.

La que actualmente se conocía como Daian mostró cierto respeto mientras el guerrero cerraba bien su armadura para que no cayera ni una gota dentro.

Nosotras te escoltaremos para cumplir con la misión, como así lo ha dejado claro la Maestra Lyn. Por favor, pase lo que pase no te separes de las dos. Me llamo Daian. Si necesitas ayuda para colocar las bombas, buscar puntos ciegos del enemigo. Cualquier cosa. Cuenta con nosotras.

No te preocupes tanto por mi, lo mismo termino salvándoos yo a vosotras — Comentó acompañando de una risa. No le hacía ni pizca de gracia estar con ellos, pero tampoco podía comportarse como hacía hace cuatro años...

Después de aquello se fue con Fátima y mantuvieron una conversación entre ellas.

Observar la lluvia le tranquilizaba pero por desgracia odiaba aquella sensación de ropa mojada que dejaba.

No me gusta decirlo, pero siento que estamos utilizando a La Resistencia como cebo — Una mueca de desagrado recorrió fugazmente la cara del artillero.

Daian, Maya. Os encargo mantener a salvo a Ho-Chan, es de vital importancia para la misión.

»El plan es el siguiente: Atravesaremos la capital con sigilo. Los ciudadanos podrían delatarnos ya que son recompensados si encuentran un espía… Además, muchos están corrompidos por la oscuridad y son capaces de llamar a los sincorazón a voluntad, aunque no puedan controlarlos. Luego, están los Hunos… Sus mentes pertenecen a Dark Light y pueden controlar a los sincorazón, no intentéis hablar con ellos, tampoco os esperéis piedad o que se rindan si los derrotáis, pelearán hasta la muerte. Nos mantendremos en contacto con los que se fueron a la Cité y a Castillo de los Sueños, por lo que es posible que algunos de los que fueron a esos otros dos mundos vengan si necesitan algo… O viceversa. Tal vez alguno de nosotros tenga que irse a algún otro mundo. No podemos descartar nada. ¿Alguna pregunta?

¿Es posible que Dark Light también sea capaz de controlar nuestras mentes una vez estemos demasiado cerca?

Lo dudo. Si pudiera, ya lo habría hecho. Por si acaso, si le veis, atacad a matar cuando se nos dé la oportunidad. Lyn, Harun podría protegernos si hay Sincorazón voladores. Dame la señal si es necesario y lo enviaré con Cephiro. Quizás deberíamos separarnos para llamar menos la atención. Somos demasiadas mujeres y para colmo extranjeras, pero en parejas quizá… El problema es lo que haremos al llegar. ¿Solo podremos abrir un punto o seremos capaces de acceder a todo el palacio si la pólvora funciona?¿Cuántas explosiones podemos provocar, si fallamos con la primera?

Tres explosiones, aunque podrían ser más si mis explosivos caseros funcionan, por desgracia no sé si lo harán, y dudo que puedan llegar a tener la potencia destructiva de estos explosivos especiales — Presumió —En cuanto a lo de controlar... he rondado algunas veces alrededor de la capital y no he notado nada de lo que comentáis, tal vez un soldado normal y corriente no sea de su interés — Puso espacial énfasis en lo de soldado normal, llegando hasta un nivel en el cual se podía notar cierto sarcasmo.

La lluvia empapaba el pelo corto y rojizo de Ho-Chan, haciendo que sus características puntas cayeran y dejaran ver algo en su cabeza, por precaución alzó rápidamente su casco y se lo puso, era muy desagradable la sensación de pelo mojado, pero tenía que aguantarse.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4052
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,310,248.97
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Eso es para raritas
Facebook: Der Uramaki
Youtube: ¿A que no lo adivinas?
Instagram: ¿Pero eso aun existe?
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Zodiark » Jue Oct 12, 2017 12:59 pm

Antes de atravesar el portal, miré atrás, en dirección a mi habitación. Había dejado a Ukki allí, pidiéndole que vigilase el castillo por mí y ayudase en todo lo que fuese posible si algo sucedía. Me daba algo de pena, sabía que el pequeño no llevaba bien quedarse solo, sobre todo teniendo en cuenta cómo la guerra seguía cobrándose vidas de nuestros amigos y aliados. Cuando me iba de misión sola, el pequeño simio no sabía si volvería de ella o no, y sabía que eso le afectaba. Además, yo tampoco me quedaba tranquila dejándole atrás.

Pero aquella misión era excepcional. Íbamos a adentrarnos el territorio de Dark Light, quien tenía en su poder a soldados y espías de todo tipo. Era una misión difícil, en la que quizá había que ser sigiloso, y alguien tan llamativo e impulsivo como Ukki solo nos añadiría un hándicap. Así pues, nos sería más útil en Tierra de Partida, ayudando en todo lo posible si algo sucedía.

Le había prometido que regresaría, que ese día la misión sería un éxito. Y yo cumplía mis promesas.

***


Durante la reunión, estuve algo distante, aunque atenta a todo lo que decían. Con una expresión fría e inexpresiva, miraba al suelo o a los lados, intentando evitar las miradas de los nativos de aquel mundo. Me mantuve en todo momento tras Fátima, tratando de no mantener contacto visual con ellos utilizando a la Maestra como obstáculo. Bastante vergüenza sentía ya estando en aquel lugar, si veía las miradas tristes, preocupadas o enojadas de aquellas personas no iba a poder seguir con la misión. Estaba intentando reprimir mis emociones para dar la talla en aquella peligrosa incursión.

China estaba así por mi culpa. Por más que intentaba sacar esa idea de mi cabeza, siempre acababa rememorando los sucesos de La Red y mi frustración regresa. La persona que había dado en bandeja de plata a Dark Light a Xihn y los suyos había sido yo. Saqué a Dark Light de aquel mundo virtual, pensando que aquello sería lo mejor para todos, y Verdín aprovechó aquello para llevárselo. Desde aquel día, todo se torció, y Dark Light… ¿Cómo iba a imaginar que acabaría tomando el control de Tierra de Dragones, y que instauraría un reinado del terror? Los chinos estaban sufriendo, estaban siendo oprimidos, y todo por mi imprudencia.

Dark Light, Verdín… y también Xihn. Todos ellos iban a pagar por todo el sufrimiento que estaban causando, y yo me encargaría personalmente de que así fuera. Aquella misión era muy importante, ya que aquel problema era mío y solo mío. Iba a verme las caras con Dark Light, costase lo que costase.

Nuestros espías nos informaron de que la mayor parte del ejército Huno ha abandonado la Ciudad Imperial y se encuentran a los pies de esta montaña. Cuentan con al menos veinte Bégimos, cien Noctámbulos y otros cien Centauros Fatales, eso sin contar que hay al menos dos mil Hunos que en menos de un día llegarán a nuestra posición si no los detenemos.

Aquellas palabras me sentaron como un jarro de agua fría. La situación era dura, nuestro enemigo no era moco de pavo, precisamente, y para colmo el tiempo que teníamos era muy limitado. ¡Menos de un día! ¡¿Cómo íbamos a detener a al menos dos mil soldados en menos de un día?!

No, lo importante era erradicar el mal de raíz.

¿Está Dark Light entre ellos? —preguntó Lyn, como si me estuviese leyendo la mente. Él era nuestro objetivo real, teníamos que recaudar toda la información posible sobre él.

El usurpador no ha abandonado el Palacio en ningún momento, aunque se le ha visto en los terrenos que rodean el castillo como si buscase algo.

Me mordí el labio inferior y resoplé, preocupada, mientras miraba a Lyn. Esta, a su vez, observó a Fátima, quien le devolvió la mirada y asintió con la cabeza. Parecía que las Maestras lo tenían bastante claro y estaban tan intranquilas como yo. Lo que la experiencia nos decía, y lo que tanto nos preocupaba, era que Dark Light estaba buscando el corazón de Tierra de Dragones para consumir aquel mundo en el Caos.

¿Y las puertas del palacio? ¿Cómo entramos? La última vez comprobamos que las Llaves Espada no pueden abrirla y que tiene una barrera que repele la magia, necesitaríamos algún explosivo.

Necesitaréis alguien que sepa utilizar explosivos —Levanté la mirada y observé al hombre al que Mulán se había acercado, enarcando una ceja—. Los acompañarás en su misión, llevarás la Dinamita Especial y te encargarás de abrirles paso al interior del palacio.

Es demasiado peligroso llevar a uno de tus soldados con nosotros

Es el único con suficientes conocimientos sobre explosivos .

Además —intervine, con una voz algo temblorosa, pues me daba incluso vergüenza hablar en aquella situación y más si era para contradecir a los nativos—, ¿provocar una explosión en el Palacio no es muy arriesgado? Llamaríamos mucho la atención, se nos echarían encima… y Light aprovecharía para prepararse o para huir. Perderíamos el factor sorpresa, no podríamos pillarle desprevenido.

¿Qué opinas, Fátima?

Si está dispuesto y sabe lo que implica infiltrarnos en territorio enemigo, sus conocimientos resultarían muy útiles.

Está bien. Pero con una condición. Te mantendrás detrás de Maya y Daian en todo momento y harás caso a lo que digamos. Necesitamos trabajar unidos si queremos seguir vivos mañana.

Asentí con la cabeza y miré al hombre a los ojos, haciendo un disimulado gesto con la mano para saludarle, no muy convencida. Me seguía pareciendo un plan con algunas lagunas, pero tampoco teníamos muchas alternativas a nuestro alcance.

La otra chica también me miró, y le devolví la mirada encogiéndome de hombros. Parecía que a ella tampoco le hacía mucha gracia la idea de tener que escoltar a aquel tipo.

Tras las presentaciones y despedidas correspondientes, nos dirigimos, junto a nuestro nuevo aliado, hacia el bosque de bambú, a través del portal de Fátima. Lyn se quedó atrás, asegurándonos que nos alcanzaría más tarde, pero no pude evitar mirar atrás antes de irme, desasosegada, y le deseé suerte en mis pensamientos. No quería perder a otro Maestro.

***


El bosque de bambú estaba siendo rociado por la lluvia. Aquel silencio y el oscuro color de las nubes le daban un aspecto algo siniestro y triste al mismo tiempo a aquel lugar, pero de alguna forma me sentía a gusto allí. Se respiraba tranquilidad, era como si aquel sitio no perteneciera a un mundo que podía ser destruido de inminentemente.

Me quedé embobada mirando alrededor, admirando la manera tan suave y grácil en que las gotas de lluvia caían sobre las cañas de bambú y sus hojas. No podía dejar de pensar en cuán bonito sería el bosque en un día soleado de verano, con el sol y la brisa propias de esa época del año.

Deseaba con todas mis fuerzas proteger aquel lugar.

Me llamo Daian —oí que la voz de la chica a mi lado, y al salir de mi embobamiento, vi que estaba junto a mí, presentándose—. Encantada de conocerte. ¿Maya, verdad?

Algo aturdida todavía, estiré el brazo para darle la mano y la miré con una sonrisa triste. Hacía ya un rato que tenía aquella idea rondándome la cabeza, pero no estaba muy segura. No obstante, al verla de cerca, al ver su cara, su cuerpo, al oír su voz, su nombre… Estaba convencida.

Así es. Y tú… —Clavé mi mirada en la suya, con un gesto de preocupación—. Eres.. tú, ¿verdad? También has tenido que pasar por mucho.

Forcé una sonrisa, intentando ocultar mi dolor y mi tristeza, y le aseguré que no hacía falta que me diera detalles si no quería, y que me alegraba tenerla de nuevo junto a nosotros. Pero, obviamente, sí quería saber qué le había pasado y si podía ayudarla en algo. Era mi amiga, después de todo, y uno de los primeros aprendices que conocí.

Juntas, nos acercamos al maestro de la pólvora, quien parecía algo agitado ya que la lluvia podría estropear los explosivos.

Nosotras te escoltaremos para cumplir con la misión, como así lo ha dejado claro la Maestra Lyn. Por favor, pase lo que pase no te separes de las dos. Me llamo Daian. Si necesitas ayuda para colocar las bombas, buscar puntos ciegos del enemigo. Cualquier cosa. Cuenta con nosotras.

Sobre todo, no te separes de nosotras. Tenemos que ser un bloque si queremos sobrevivir, si no… —Me estremecí al pensar en mis compañeros caídos, pero tenía que dejar de pensar en aquel tipo de cosas por el bien de la misión—. Yo soy Maya.

A continuación, Fátima hizo una señal a Daian para que fuese con ella, y me quedé a solas con el hombre. Me crucé de brazos y miré al suelo, cerrando los ojos.

Lo siento —dije, pensando en voz alta, a sabiendas de que él era un habitante nativo de aquel mundo—. Por… por provocar esto. Espero que hoy podamos poner fin a esta pesadilla juntos, de una vez por todas.

Lyn llegó poco después, y acabamos de ultimar los preparativos y resolver las últimas dudas antes de poner el plan en marcha.

Me mantuve en silencio todo el tiempo, sobre todo cuando Fátima habló de atacar a matar a Light, ya que estaba demasiado ocupada mentalizándome e intentando reprimir mis emociones. Le odiaba, le detestaba con todas mis fuerzas, y lo que había hecho era imperdonable, pero aun así no quería acabar con él. No era como Verdín, Karel o la propia Xihn, él había sido mi amigo.

Pero si debía hacerlo para proteger las vidas de toda China, así sería. Ellos no habían tenido piedad por todos mis amigos caídos, ni por todas las vidas inocentes que habían segado, así que yo tampoco podía permitir que mi corazón sintiese compasión por ellos. No ahora que habíamos llegado a aquel punto.
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Sombra » Dom Oct 15, 2017 10:59 pm

¿Es posible que Dark Light también sea capaz de controlar nuestras mentes una vez estemos demasiado cerca? —preguntó Daian.

Lyn iba a contestar, sin embargo Fátima respondió en su lugar:

Lo dudo. Si pudiera, ya lo habría hecho. Por si acaso, si le veis, atacad a matar cuando se nos dé la oportunidad. Lyn, Harun podría protegernos si hay Sincorazón voladores. Dame la señal si es necesario y lo enviaré con Cephiro. Quizás deberíamos separarnos para llamar menos la atención. Somos demasiadas mujeres y para colmo extranjeras, pero en parejas quizá… El problema es lo que haremos al llegar. ¿Solo podremos abrir un punto o seremos capaces de acceder a todo el palacio si la pólvora funciona?¿Cuántas explosiones podemos provocar, si fallamos con la primera?

Tres explosiones, aunque podrían ser más si mis explosivos caseros funcionan, por desgracia no sé si lo harán, y dudo que puedan llegar a tener la potencia destructiva de estos explosivos especiales —explicó Ho-Chan—En cuanto a lo de controlar... he rondado algunas veces alrededor de la capital y no he notado nada de lo que comentáis, tal vez un soldado normal y corriente no sea de su interés.

Lo cierto es que para que podáis ser víctimas del control tienen que cumplirse ciertas condiciones, lo comentamos en una reunión en la que no estabas porque estabas de misión, así que no te preocupes por no saberlo, Fátima —dijo Lyn—. ¿Sabéis qué atrae oscuridad? Sentimientos negativos, como la malicia, la envidia, el odio... Dark Light pudo controlar así a la mayor parte del ejército Huno, que guardaba gran rencor a China, sobretodo tras la guerra que hubo hace varios años. Por desgracia, al conquistar China logró que los Hunos despertasen ese mismo sentimiento en los ciudadanos y soldados que quedaron en la ciudad, por lo que ahora no solo controla a los Hunos. ¿Veis toda esa oscuridad que la ciudad parece expulsar? —señaló la Maestra—. Eso lo genera todos los habitantes de la ciudad, por lo que no será raro ver sincorazón paseando por las calles sin atacar a nadie... Sus corazones no les llaman la atención pues ya están sumidos en la oscuridad, aunque eso no significa que no vayan a sentirnos a nosotros.

En aquel momento, uno de los comunicadores daría una señal: el de Fátima.

La Cité des Clochés. Hora y media antes de la ejecución de Esmeralda.

Iré al grano: necesitamos la pólvora que Celeste nos ha comentado que está en China, donde vosotros estáis de misión. Sería ideal que tuvierais un poco vosotras para prestarnos, pero si no es el caso estoy dispuesto a ir hasta allí para conseguirla.

Simbad.


El mensaje era claro, aunque la única pólvora que tenían a mano allí era la que Ho-Chan portaba, la cuestión era... ¿Cedería una carga de aquel explosivo que además, sólo él sabía manipular correctamente? Claro que Simbad siempre podría buscar una manera de ir a la base de La Resistencia y coger un poco de pólvora, allí había literalmente toneladas de explosivos. El problema era que para ir a la resistencia, Simbad tendría que buscar desde Francia a un Maestro dispuesto a abrir un Portal y que lo dejase abierto el tiempo suficiente como para que luego pudiese volver a París.

La decisión caía tanto en Ho-Chan como en Fátima. Si aceptaban, la Maestra podía abrir un portal que conectase ambos mundos y simplemente pasar la carga sin tener que ir ella personalmente hasta La Cité o si así querían podía ir cualquier otro hasta allí.

Muy bien, si no hay más preguntas... —pasó su mirada sobre todos los presentes—. En marcha.

El grupo salió del bosque de bambú y se abrió camino hasta un descampado donde había estado un campamento militar años atrás. Ahora, era un terreno llano y solitario donde sólo crecía una fina capa de césped atravesada por un camino de tierra. No muy lejos estaba la ciudad, a la que podrían llegar sin problema en menos de diez minutos.

Fue en ese momento cuando el teléfono de todos empezó a vibrar al unísono. Cuando mirasen el mensaje se encontrarían una archivo de imagen:

Imagen


Y de golpe, la cobertura de sus teléfonos murió, ni siquiera se podían mandar mensajes entre ellos.

En el espacio que les separaba de la ciudad, verían varias granjas donde algunas personas trabajaban tanto en campos de arroz como cuidando de animales. Los portadores no tardarían en notar que aquellas personas tenían la mirada perdida y parecían estar casi como en un estado de trance y algo extraño les ocurría, además de eso. No era mucho, pero parecía que de sus cuerpos salía una especie de neblina oscura que ascendía hasta la nube que parecía una inmensa espiral.


Spoiler: Mostrar
La nube esa espiral sería algo similar al cielo de El Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo.
Imagen


Cuando llegasen a las murallas se sorprenderían de ver que no había guardias a la vista... Ni nadie. La que había sido una bulliciosa ciudad estaba prácticamente vacía (en apariencia), eso o la mayor parte de ciudadanos preferían esconderse en sus hogares y salir lo mínimo posible.

Había gente, sí. Pero caminaban apurados, como si efectivamente la gente evitase permanecer fuera. No había mercados a la vista ni tiendas ambulantes, tampoco se escuchaban casi voces.

Algunos edificios habían cambiado (como si los hubiesen demolido y construido en otro lugar por alguna razón) y había extraños surcos por el suelo que transportaban líquido negro similar al petróleo en lugares muy concretos, pero que no parecían tener mucho sentido. El ambiente era de por sí cargado y tenso, tanto que se les pondría la piel de gallina como cuando Xihn andaba cerca... Aunque no parecía ser eso lo que les causaba aquella sensación.

Al fondo de una calle se podía ver un enorme obelisco negro que sobresalía sobre el resto de casas, debía medir casi cuarenta metros de altura. La superficie de aquel obelisco estaba cubierta por numerosos símbolos y círculos con pentagramas... Círculos mágicos, sin duda. ¿Pero qué utilidad tenían? Los surcos del suelo parecían salir del interior de aquel obelisco (aunque verían que no era el único que había, en la calle que tenían al otro lado verían que había otro de aquellos obeliscos y muy probablemente había muchos más). Los surcos que había por el suelo y transportaban aquella cosa negra se unían para hundirse en la tierra... En dirección al palacio.

Tenían dos opciones ahí mismo: La primera era ir a cumplir la misión que tenían, dirigirse al palacio y acabar con Dark Light, la segunda opción era investigar aquellos obeliscos. Fuera lo que fuesen significaban algo, aquello estaba claro... Pero se arriesgaban a que al fisgonear se diesen cuenta de que no eran ciudadanos y llamasen a los Hunos, lo cual pondría en sobreaviso a Dark Light, a quien no podrían pillar por sorpresa. La decisión caía en sus manos.

Fecha límite: Jueves 19/10/2017


Aviso: Debido a que tenemos una especie de rutina para postear a partir de ahora... No se aceptarán retrasos de ningún tipo.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
LOGROS

Spoiler: Mostrar
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4668
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 184,987.18
Banco: 15,572.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor EspeYuna » Jue Oct 19, 2017 11:31 am

Daian escuchó atentamente a Lyn. Estaba más tranquila tras escucharla a ella y a Fátima, aunque no podía evitar sentirse identificada, en parte, con aquellos sentimientos negativos. Aquellos, tales como el odio hacia uno mismo y la envidia, fueron los responsables de que Nadhia se perdiera en el camino de la Luz. Estaba acostumbrada a manifestar los sentimientos de su anterior, pero aún así, tenía un poco de miedo. ¿Ella sería capaz de mantener alejados aquellos pensamientos corruptos? Quería ser de utilidad en la Orden. No buscaba fama, ni mucho menos, pero un reconocimiento simple. Como Daian. Más bien... encontrar un lugar al que pertenecer.

Una punzada en el pecho le atravesó al escuchar la petición de París. Estaba cien por cien segura de que Celeste había decidido defender su tierra natal de Andrei. Interpretó ese malestar como preocupación.

*****


Dos caminos a elegir, los dispositivos de comunicación inservibles. Aquello olía a trampa. Estaba claro que tramaban algo gordo en todos los mundos, pero Daian no tendría mucha más idea que Fátima y Lyn, o cualquiera de sus compañeros.

La separación iba a ser inevitable. Alguien debía ir a investigar qué era aquel fenómeno extraño que se concentraba en la ciudad. Y estaba segura de que una de las dos maestras se iba a ofrecer voluntaria para meterse de lleno en la boca del lobo.

Aunque no esperaba que Fátima diera el primer paso.

Por una parte, algo dentro de ella impulsó a que alzara la mano, pero se detuvo y miró a Fátima con confusión. No podía ir con ella cegada por los sentimientos. Tenía que cumplir con la tarea que se le había encomendado, y no podía dejar sola a Maya con el soldado que les podía permitir la entrada a palacio y acabar con el emperador oscuro.

A regañadientes, se acercó a ella y le dio una palmadita en el hombro.

Ten mucho cuidado —insistió con la mirada—. No dudes en pedir ayuda si las cosas se ponen feas.

Asintió con decisión a la respuesta de Fátima y se dirigió al palacio con quienes decidieran adentrarse en él.

Spoiler: Mostrar
Las acciones con Fátima están habladas de antemano. Y lo demás son conjeturas de pura lógica. Siento que haya hecho un post muy corto y conciso, pero tengo un par de problemas hoy y tengo que resolverlos. Y dudo que esta noche pudiera escribir con tranquilidad. ¡Gracias y perdonad!
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
114. Luxord
114. Luxord
The Unknowns
 
Mensajes: 3419
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 50,871.30
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Zodiark » Vie Oct 20, 2017 12:09 am

Tras el mensaje de Simbad, observé a Fátima, con una ceja enarcada y dubitativa.

¿Deberíamos…?

Ho-Chan era el experto en explosivos, de todas formas, así que me giré hacia él y le pregunté si sacrificando un poco de pólvora para dársela a Simbad y los demás podríamos aun así cumplir nuestra misión.

Muy bien, si no hay más preguntas... —Negué con la cabeza—. En marcha.

Sin más dilación, salimos del bosque y alcanzamos una pequeña llanura. Frente a nosotros, se alzaba la ciudad imperial, más cercana que nunca. Cuando la vi allí, tan solemne y aterradora, mi corazón se aceleró. Dark Light estaba allí, y quizá aquel era nuestro último encuentro, para bien o para mal. Aquella simple idea me hacía tiritar de miedo.

Mi móvil vibró, y lo saqué, preocupada por si era otro mensaje de nuestros compañeros. No obstante, vi por el rabillo del ojo que las demás también habían recibido una señal en sus dispositivos.

Clavé mi mirada en la pantalla, no sabiendo bien qué esperar. Y, oh, quién me lo iba a decir a mí, era mucho peor que cualquier cosa que me habría imaginado.

¡No! —me quejé cuando vi que la cobertura de mi teléfono se había esfumado. Había quedado inservible como dispositivo de comunicación, y todo por culpa de…—. Mierda, él también está aquí, por lo que parece.

Reconocería aquella broma en cualquier situación. Solo había una persona capaz de hacer algo así, y saber que él estaba allí me hizo hervir la sangre. La persona que había llevado a Dark Light con Aaron. La persona que había provocado tantas víctimas inocentes, tanto sufrimiento. El niñato pervertido obsesionado conmigo.

Verdín.

Creo que está con él —comenté, mirando a Lyn y Fátima—. Verdín. Estoy segura de que esto es cosa suya, y posiblemente esté con Dark Light. Esto puede ser más difícil de lo que pensábamos.

Por el camino hacia la ciudad, vimos a algunos nativos trabajando en las granjas cercanas. De ellos, emanaba una especie de energía oscura que subía al cielo. Era bastante perturbador, pero lo que realmente me hizo ahogar un grito de espanto fue la vista que me esperaba sobre mi cabeza.

¿Es eso a lo que se refería antes, Maestra Lyn? —pregunté a la Maestra, señalando al cielo.

Y aquello no era lo único extraño que había en aquella ciudad. En el suelo, había unos surcos misteriosos que transportaban algo que parecía un líquido oscuro, como si fuera una tinta muy espesa, y conectaban con unos grandes obeliscos negros que había en algunos puntos de la ciudad.

No entiendo qué narices está pasando aquí —mascullé, molesta y confusa.

Fátima tomó la decisión de ir a investigar aquellos sucesos, así que íbamos a separarnos. Yo, por mi parte, seguí con la idea de ir al palacio. Tenía que verme las caras con Dark Light.

Deseé suerte a Fátima y acto seguido miré a Daian y Ho-Chan. Asentí con la cabeza, en silencio, y tomé aire. Aquello iba a ser difícil, pero si trabajábamos en equipo la cosa sería mucho más sencilla.

Vamos allá… —musité mientras dirigía la vista hacia el palacio, la guarida de Dark Light.
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Suzume Mizuno » Vie Oct 20, 2017 4:07 am

Dos escribió:Que tenga buena suerte en la misión, Maestra Fátima Imagen


Le llegaron unos cuantos mensajes de golpe y Fátima abrió el móvil. Se le formó una sonrisa en los labios ante el que le había enviado Dos. Se apresuró a responder:


Sé que lo harás bien. ¡La nariz apagada y no te distraigas investigando! ¡Mucha suerte!


Acto seguido llegó el de Malik, que la hizo suspirar y apretar fuerte el móvil un instante, con ansiedad.


Buena suerte y tened cuidado. Te quiero.
Malik.


Yo también te quieroTen mucho cuidado. Los niños esperan. Fátima.


Justo entonces Ho-chan comenzó a responder. Fátima escuchó, atenta, sus palabras.

Tres explosiones, aunque podrían ser más si mis explosivos caseros funcionan, por desgracia no sé si lo harán, y dudo que puedan llegar a tener la potencia destructiva de estos explosivos especialesEn cuanto a lo de controlar... he rondado algunas veces alrededor de la capital y no he notado nada de lo que comentáis, tal vez un soldado normal y corriente no sea de su interés.

Fátima se retorció un mechón de cabello cuando Lyn comenzó a matizar su opinión sobre Dark Light:

Lo cierto es que para que podáis ser víctimas del control tienen que cumplirse ciertas condiciones, lo comentamos en una reunión en la que no estabas porque estabas de misión, así que no te preocupes por no saberlo, Fátima .—Fátima asintió con la cabeza, aguzando los oídos—. ¿Sabéis qué atrae oscuridad? Sentimientos negativos, como la malicia, la envidia, el odio... Dark Light pudo controlar así a la mayor parte del ejército Huno, que guardaba gran rencor a China, sobretodo tras la guerra que hubo hace varios años. Por desgracia, al conquistar China logró que los Hunos despertasen ese mismo sentimiento en los ciudadanos y soldados que quedaron en la ciudad, por lo que ahora no solo controla a los Hunos. ¿Veis toda esa oscuridad que la ciudad parece expulsar? Eso lo genera todos los habitantes de la ciudad, por lo que no será raro ver sincorazón paseando por las calles sin atacar a nadie... Sus corazones no les llaman la atención pues ya están sumidos en la oscuridad, aunque eso no significa que no vayan a sentirnos a nosotros.

Supongo que, también, mientras más tiempo pasemos aquí, más nos afectará…

. Bien, al menos ella no tenía ninguna intención de dejarse controlar por el maldito hijo de Andrei. De pronto le llegó un mensaje que pensó ignorar. Luego se planteó que podía ser urgente, así que volvió a abrirlo y…

La Cité des Clochés. Hora y media antes de la ejecución de Esmeralda.

Iré al grano: necesitamos la pólvora que Celeste nos ha comentado que está en China, donde vosotros estáis de misión. Sería ideal que tuvierais un poco vosotras para prestarnos, pero si no es el caso estoy dispuesto a ir hasta allí para conseguirla.

Simbad.


Fátima dio un respingo y se le secó la boca. Sin añadir nada, le tendió el móvil a Lyn para que pudiera leerlo y luego a Maya y Daian. Maya arqueó una ceja, interrogante, en su dirección y Fátima asintió con la cabeza.

Deberíamos darles uno. A nosotras todavía nos quedarían dos.—Esperó a que Lyn respondiera y se volvió hacia Ho-chan—. ¿Podríamos apañárnoslas con dos explosiones? Unos compañeros están una situación tan peliaguda como la nuestra y necesitarían la suficiente pólvora para una única explosión.

Justo cuando iba a escribir a Simbad, su móvil vibró. ¡Otra vez! Solo que en esta ocasión se quedó de piedra, completamente desconcertada.

Imagen


¿Qué es esto?—farfulló. Trató de ver quién era el remitente y se dio cuenta de que no había cobertura. Trató de enviar un mensaje, pero no fue capaz y la imagen le saltó de nuevo—. Chicas, comprobad vuestros móviles.

¡No! —exclamó Maya—. Mierda, él también está aquí, por lo que parece. Creo que está con él Verdín. Estoy segura de que esto es cosa suya, y posiblemente esté con Dark Light. Esto puede ser más difícil de lo que pensábamos.

Se mordió el labio inferior tras devolverle la mirada a Maya. Verdín, eh… Con un solo toque había logrado que se quedaran aisladas, magnífico.

No creo que sepan que estamos aquí en concreto, pero es mejor moverse cuanto antes.

En su camino hacia la ciudad pasaron por campos, algunas granjas y cruzaron cerca de viandantes. Todas las personas presentaban el mismo aire de encontrarse ausentes. Quizás en trance. De no ser por el ambiente ominoso, Fátima casi se habría alegrado de la circunstancia. A medida que avanzaban, estaba cada vez más oscuro, como si los cuerpos fueran chimeneas que liberaran oscuridad hacia lo alto.

El silencio se volvió ensordecedor al llegar a la ciudad. No había nadie guardando las murallas, ni tampoco dentro de la propia capital. Había gente por las calles, pero era escasa y corría apresurada, como si tuviera miedo. Además, Fátima reconoció de inmediato la sensación que ya había vivido otra veces de contaminación. Había oscuridad por el suelo y muchas casas se deformaban, como si se derritieran.

Pero lo que más atrajo su atención fue un obelisco negro que alcanzaría los cuarenta metros de alto. Cuando se acercaron pudo comprobar que estaba plagado de círculos y glifos mágicos. Los surcos que llenaban el suelo parecían originarse desde esa torre negra.

Que, por cierto, no era la única. Había más a lo largo de la ciudad y todos los surcos, si no se equivocaba, se dirigían hacia el palacio.

Están planeando algo grave, no podemos ignorarlo—Fátima se volvió hacia sus compañeras—. Me quedaré a intentar averiguarlo y os alcanzaré después. Si es necesario enviaré a Harun, aunque llame bastante la atención. En caso de que descubra algo concreto y peligroso para vosotras… Lanzaré un hechizo de fuego. Con esta oscuridad se tendrá que ver.

Daian le dio una palmada en el hombro.

Ten mucho cuidado. No dudes en pedir ayuda si las cosas se ponen feas.

Lo mismo te digo, ten cuidado. Y no te preocupes, no estoy sola.

Levantó la mano con los anillos y sonrió. Harun también la acompañaba dentro de su cápsula. Además, estaba su conexión con Ragun y Light. Si necesitaba huir podía invocar cualquiera de sus alas y… Bien. Quizás los poderes de un Sincorazón le vinieran bien investigando los obeliscos.

Se acercaría al que había estado observando tras asegurarse de que no había nadie cerca. En caso de que hubiera gente, se concentraría en los surcos por si podía descubrir algo hasta que la gente se hubiera alejado. Si no se daba el caso… Invocaría a Harun y le pediría que, con mucho cuidado, rodeara una de las casas y rugiera para atraer la atención (o para hacer que la gente se espantara). En medio del silencio no sería difícil.

Trataría de no tocar nada, por miedo a activar alguna clase de mecanismo, pero se acercaría todo lo posible para estudiar el obelisco.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
59. Maestro Imitador
59. Maestro Imitador
 
Mensajes: 1758
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,436,901.18
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor RedXIII » Vie Oct 20, 2017 9:22 am

Lo cierto es que para que podáis ser víctimas del control tienen que cumplirse ciertas condiciones, lo comentamos en una reunión en la que no estabas porque estabas de misión, así que no te preocupes por no saberlo, Fátima ¿Sabéis qué atrae oscuridad? Sentimientos negativos, como la malicia, la envidia, el odio... Dark Light pudo controlar así a la mayor parte del ejército Huno, que guardaba gran rencor a China, sobretodo tras la guerra que hubo hace varios años. Por desgracia, al conquistar China logró que los Hunos despertasen ese mismo sentimiento en los ciudadanos y soldados que quedaron en la ciudad, por lo que ahora no solo controla a los Hunos. ¿Veis toda esa oscuridad que la ciudad parece expulsar? Eso lo genera todos los habitantes de la ciudad, por lo que no será raro ver sincorazón paseando por las calles sin atacar a nadie... Sus corazones no les llaman la atención pues ya están sumidos en la oscuridad, aunque eso no significa que no vayan a sentirnos a nosotros.

Aquella visión atormentaba la consciencia del acallado pelirrojo, quien contemplaba a lo lejos, con ojos casi humedecidos, cómo la gente había perdido su humanidad.

Tengo que salvarlos, tengo que salvar China... — Susurró.

Un mensaje llegó al móvil de Fátima, lo ignoró durante unos segundos, pero no tardó en leerlo. Exhibió el mensaje con Lyn y sus compañeras, y, junto a Maya, le hizo una petición al experto artillero.

¿Podríamos apañárnoslas con dos explosiones? Unos compañeros están una situación tan peliaguda como la nuestra y necesitarían la suficiente pólvora para una única explosión.

No — Negó con un rotundo movimiento de cabeza mientras cruzaba sus brazos —Como ya os dije estos cartuchos son especiales y tienen una potencia devastadora, sin saber para qué son no se los puedo dar, además, no sé si con uno o dos bastará para abrirnos paso, debemos ser prudentes — Miró a los presentes con cierto aire de sabelotodo —Si necesitan explosivos, que vayan directamente a nuestro refugio con una de esas puertas mágicas de las vuestras y hablen con los artilleros, ellos les prepararán los explosivos que necesitan, y a prueba de niños.

¡No! — Exclamó la chica de extravagante sombrero, pero su negación era totalmente ajena a su comentario —. Mierda, él también está aquí, por lo que parece. — Pareció que estaba hablando con sus compañeras de alguien, no sabía de quien y tampoco le importaba mucho —Creo que está con él. Verdín. Estoy segura de que esto es cosa suya, y posiblemente esté con Dark Light. Esto puede ser más difícil de lo que pensábamos.

No creo que sepan que estamos aquí en concreto, pero es mejor moverse cuanto antes.


Salieron del bosque de bambú y terminaron en un llano, familiar para el artillero ¿Podía ser tal vez un lugar de su pasado? ¿Ella ya no lo recordaba...? Mientras estuvo exhorto en sus recuerdos, su pierna vibró unos segundos, por suerte aquello quedó ensombrecido por las notificaciones que acababan de recibir los demás, al parecer alguien había inutilizado sus comunicaciones, lo cual hacía aun más difícil la tarea de los portadores que querían los explosivos.

Y llegaron al campo...


Aquel paisaje ya era familiar para él, no era la primera vez que había surcado en silencio los lúgubres alrededores de la ciudad y no era tampoco la primera que veía a aquellas personas, carentes de todo atisbo de voluntad, aun así el sentimiento de malestar e impotencia era el mismo que la primera vez.

¿Es eso a lo que se refería antes, Maestra Lyn? — Parecía señalar a la gran acumulación de nubes que había sobre sus cabezas.

Llegaron a la ciudad, desprotegida y desierta en comparación con el bullicio que había antes.

Sentía las miradas de la poca gente que debía quedar en aquel lugar, tal vez aun conscientes, mientras pasaban por las descuidadas calles y callejuelas. Se detuvieron al ver un enorme obelisco en medio de su camino.

Están planeando algo grave, no podemos ignorarlo.Me quedaré a intentar averiguarlo y os alcanzaré después. Si es necesario enviaré a Harun, aunque llame bastante la atención. En caso de que descubra algo concreto y peligroso para vosotras… Lanzaré un hechizo de fuego. Con esta oscuridad se tendrá que ver.

Ho-Chan ladeó hacia un lado mientras se acercaba más a aquella extraña construcción, indiferente a la decisión de Fátima.

Se agarró el casco con la mano mientras alzaba la cabeza hacia arriba para poder ver cuan grande era aquel obelisco, y madre mia si era grande, además no solo había uno, sino que parecían haber unos cuantos. Sintió la tentación de tocarlos, pero podía ser una insensatez, o incluso estar envenenados por la propia oscuridad que emanaba aquel lugar.

Spoiler: Mostrar


Eres un mal perrito — Y entonces apareció élVamos, no me mires así, podrías haberle dado uno de tus palitos ¿Que podía salir mal, que se mataran ellos mismos con la explosión? ¡Sería divertidísimo!

Flotando en el aire, mientras puso las manos sobre su tripa y rió con fuerza, estaba el hombre al que mas odió, la persona que más daño le causó, el bufón que terminó sus días entre las fauces de la bestia ardiente, Kefka Palazzo.

Otra vez... — Suspiró.

¿No te alegras de verme? Con la de momentos que hemos compartido juntos — Se acercó dando saltitos al pelirrojo guerrero —¿Recuerdas aquella vez en la que casi te mato, o aquella otra en la que casi me matas? Ah, no, que fui yo el que casi te mata otra vez, y encima te quedaste sin camisa por chucho malo — Estalló de nuevo en carcajadas, disfrutando cada segundo del rostro de enfado que expresó su testigo.

Haz lo que quieras — Susurró mientras intentaba ignorarlo, pero ¿Ignorar el qué? Cualquiera de los presentes que observara a su alrededor no escucharía ni encontraría al dicharachero payaso...

Miró a Daian y Maya, sus protectoras, en un intento de apartar la mirada de aquel ser. No sabía si estaban algo alteradas o era el ambiente que se respiraba en aquel lugar, pero se fueron hacia al castillo sin esperarle. Ho-Chan fue tras ellas inmediatamente, poco o nada le interesaba aquel obelisco como para perder más tiempo allí.

Antes comentó la maestra que conocía a otro artillero ¿Quien era? ¿Por qué no lo habéis traído si tanto os preocupo? — Preguntó a las tres algo más tranquilo, pero no era la única de sus preguntas —¿Cómo llego Dark aquí, qué quiere? Ya tiene la capital, y no parece ni un Huno ni un Chino — Añadió para disimular.

El arlequín volador había desaparecido entre los gélidos soplos de aire que asolaban aquel triste lugar...

Spoiler: Mostrar
El retraso ya estaba avisado a Sombra de antelación.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4052
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,310,248.97
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Eso es para raritas
Facebook: Der Uramaki
Youtube: ¿A que no lo adivinas?
Instagram: ¿Pero eso aun existe?
Estantería de objetos
Karma: 41


Volver a Tramas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado