Escucha y Crea

Como Rolea y Crea, pero para todos los publicos

¿Quieres participar en uno de los concursos que se organicen en KHWorld? ¿Tienes una gran idea, y quieres crear tú mismo tu propio concurso? ¡Entonces este es tu subforo! ¡Entra, participa, y diviértete!

Escucha y Crea

Notapor LightHelco » Jue Dic 07, 2017 1:43 am

Bienvenidos a una edición especial de Escucha y Crea, concurso que regresa por navidad cual turrón de Suchard.

En esta ocasión se pondrá el concurso al alcance de tanto los usuarios de Vamos a Jugar como los de KH World, aunque no tenéis que preocuparos, ya que no será una guerra de foros, sino simplemente el dar la opción a los dos.

Para refrescar la memoria a los de VJ y que los KHW sepan de que va este concurso, aquí va la explicación:

En Escucha y Crea debes crear una obra artística que puede ir desde un dibujo, hasta un video de ti disfrazado de Kefka riéndote como un maniaco, pasando por relatos cortos, gifs, poemas o canciones. Mientras sea artístico, vale.

Pero la temática no será libre, aquí es donde entra la parte Escucha del título. Cada uno recibirá dos piezas musicales pertenecientes a juegos y por ser una edición especial (y yo ir quedándome sin bandas sonoras tras tres ediciones), se añadirían bandas sonoras de películas y animes. En los dos últimos casos, estas serán conocidas y en los animes priorizare Opening y Endings por delante de piezas que suenan durante los episodios, aunque puede haber casos. Con películas usare temas principales que sean muy sonados, no habrá nada que yo no pudiera reconocer al segundo.

En base a los temas que se consigan, se tendrá que hacer la obra sobre uno o ambos, pudiendo hacer crossovers entre los dos, pero se tendrá que notar. Si la música es de un juego, película, anime con una secuela o precuela, SI podrá incluirse en vuestra participación, pero si la historia que plantea la primera entrega de una saga, no está relacionada con la segunda por mucho que compartan nombre, NO se podrá añadir. Explicándonos mejor

Usuario 1 recibe el tema de batalla de Golden Sun 1. Este juego cuenta con dos secuelas directas que continúan la trama desde lo dejó Golden Sun 1. En este caso, Usuario 1 podría dibujar al grupo de Golden Sun 3 y su participación se aceptaría como válida.

En cambio, Usuario 2 recibe el tema de la batalla contra Seymour en Final Fantasy X, pero decide que quiere escribir una oda a Sephiroth de Final Fantasy VII. En este caso, debido a que las historias de Final Fantasy X y Final Fantasy VII no están relacionadas y son independientes la una de la otra, su participación no será aceptada y quedará descalificado.

Y a Usuario 3 le llega el opening de Naruto y con toda su gracia, diseña un personaje propio que podría vivir en ese universo. Debido a que este personaje no pertenece a la obra original, su participación tampoco sería aceptada y nuevamente se le descalificaría.

Ya queda el aviso de que con Zelda solo tomaré en cuenta aquellos que en los propios juegos marquen que son secuela-precuela debido al estilo, ser el mismo Link, compartir villano, etc. Poniendo ejemplos: Ocarina of Time > Majora’s Mask > Twightly Princess, Wind Waker > Phantom Hourglass > Spirit Track, A Link to The Past > Zelda 1 > Zelda 2 o Minish Cap > Four Sword > Four Sword Adventure.

Como hay más casos así, podéis preguntar y si eso haré una lista con los que valen y los que no.

Habrá tres ganadores, llevándose cada uno un premio mayor o menor dependiendo del puesto, además, si son de KHW, obtarán a un premio de platines también. Los premios serán tres sprites de un personaje que los ganadores decidan en base de 100 para el primer premio, 50 para el segundo y estilo 8 bits para el tercero.

Pues si ya está todo claro, decir que las inscripciones quedan abiertas hasta el 13 de Diciembre, en donde se repartirán los dos temas (uno de un juego y otro de una película o anime) y se dejara hasta el 17 de Enero para entregar la obra.

Espero que os animéis a apuntaros y buena suerte si lo hacéis.

PARTICIPANTES:

- ElMasterGooby
- Kaos
- Malfuin
- Crow
- Fornax
- Dark
- Impredecible
- Suzume Mizuno
Última edición por LightHelco el Lun Dic 11, 2017 7:58 pm, editado 6 veces en total
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor _ElMasterGooby_ » Jue Dic 07, 2017 3:50 am

Vale. Cuenta conmigo. Pero ten en cuenta que no soy ni de lejos otaku o cinéfilo. Apiádate de mi alma. :yo:
Mis cosucas:
Spoiler: Mostrar



Imagen
Avatar de Usuario
_ElMasterGooby_
11. Estrella Angelical
11. Estrella Angelical
 
Mensajes: 313
Registrado: Vie May 13, 2016 1:59 pm
Dinero: 51,767.67
Banco: 161,730.80
Sexo: Moriré solo y virgen
Tumblr: No me mola.
Facebook: Tampoco.
Youtube: Me da que no.
Instagram: Nanay.
Estantería de objetos
Karma: 5

Re: Escucha y Crea

Notapor LightHelco » Jue Dic 07, 2017 10:59 am

Tranquilo, seran animes y peliculas con musicas muy reconocibles, no voy a ir a buscar cosas al rincon mas oscuro de internet xD
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor Sito » Jue Dic 07, 2017 6:05 pm

Yo no creo que me apunte porque sólo estoy capacitado para hacer cosas chorra (?) aun así mucha suerte con el concurso y espero que lo intenten varias personas de vaj y de aquí!
ImagenImagenImagen
v. Ficha de Nicoxa .v
Imagen
ImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Sito
161. Kairixula
161. Kairixula
The Unknowns
 
Mensajes: 6996
Registrado: Jue Ene 25, 2007 1:28 pm
Dinero: 33,564.44
Banco: 3,517,943.83
Ubicación: Onett
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 127

Re: Escucha y Crea

Notapor Suzume Mizuno » Lun Dic 11, 2017 7:01 pm

Venga, me too para escribir o/
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1862
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,457,968.51
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: Escucha y Crea

Notapor LightHelco » Jue Dic 14, 2017 2:20 am

Esto se cierra y se reparten las canciones! Ya que

ElMasterGooby

Juego
Pelicula

Kaos

Juego
Anime

Malfuin

Juego
Anime

Fornax

Juego
Pelicula

Crow

Juego
Pelicula

Dark

Juego
Anime

Impredecible

Juego
Pelicula

Suzume Mizuno

Juego
Anime

Como ya se dijo antes, tenéis hasta el día 17 de enero para entregar vuestra obra. ¡Mucha suerte a todos!
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor LightHelco » Vie Ene 12, 2018 9:41 pm

Recordatorio de que quedan 5 dias para la fecha de entrega, que con Navidades y todo se me ha pasado hasta a mi.
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor LightHelco » Mié Ene 17, 2018 1:35 am

Debido a que no tengo ordenador y ordenar esto desde el movil es horrible, alargo la fecha de entrega hasta el 22 de Enero. Tras eso, y aunque siga sin ordenador, el plazo de entrega se cerrara de forma definitiva.
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor LightHelco » Vie Ene 26, 2018 12:01 am

Con algo de retraso, ya están las participaciones para que todos las podais ver y leer... y es que tenéis que verlas y leerlas, ¡ya que vosotros seréis los que juzgueis las obras!

Las cosas iran así. Podéis votar hasta tres obras, dandole 3, 2 y 1 punto según cual os gusta mas o menos. Claramente, aquellos que habéis participado estaréis obligados a votar, que no os cuesta nada :D

Pero bueno, aquí van las participaciones.

A
Spoiler: Mostrar
http://vamosajugar.net/escuchaycrea/escuchacrea2018kaos.php


B
Spoiler: Mostrar
Era un apacible día otoñal que anunciaba la pronta llegada del invierno y su quietud, pero la atmósfera de la sala del trono del palacio humano contrastaba completamente esa mañana con la ida y venida de personas y las voces de las personas. En el extremo más alejado, y rodeado por un numeroso séquito de ministros, estaba el trono y en él se encontraba el rey, un anciano de ochenta años que llevaba gobernando el reino siendo más joven que su hijo, un chico de cabello castaño que estaba hablando con firmeza, pero con determinación a todos ellos en el centro de la sala. Y no era raro, pues del éxito de sus palabras dependían miles de vidas.

-El recelo contra los monstruos está infundado. Nuestros pueblos han convivido en paz el uno con el otro y no hay motivo para que eso vaya a cambiar en breve. Aquellos que claman por la guerra no son más que necios que no saben de lo que hablan.

Con éste último comentario, se elevaron murmullos de indignación que cesaron cuando el rey hizo un vago gesto con la mano antes de hablar.

-Ese “recelo” está fundado en el reciente conocimiento de que los monstruos pueden absorber almas humanas, aumentando su poder hasta el punto de que basta uno sólo de ellos que quite la vida a siete personas para que estemos hablando de la creación de un dios –mientras hablaba, se veían destellos de la fuerza que una vez tuvo antaño-. Muchos todavía recuerdan con horror la invocación de Ilúvatar y cómo su mera presencia destruyó la civilización de Númenor. La tierra no está hecha para soportar la mera presencia de los dioses.

- Es cierto que tienen un poder que mal usado sería catastrófico –respondió el muchacho vehementemente mientras inclinaba la cabeza ante su padre-. Pero la prueba de que no nos desean daño alguno reside en que ninguno de ellos ha osado jamás levantar sus garras contra un ser hum…

-¡Los monstruos han emponzoñado la mente del joven príncipe con mentiras! –interrumpió un consejero.

-¡Con ese poder, Melkor podría regresar! ¡Como si no bastara con su lacayo, Sauron! –gritó un segundo.

-¡Majestad, ya os advertimos de que no era buena idea de que se mezclara con el heredero al trono de los monstruos! ¡Ahora el príncipe no piensa correctamente! –bramó un tercero.

-¡El ahora rey Dreemur acaba de suceder a su padre fallecido recientemente y puedo juraros que es el ser más pacífico e inofensivo que jamás he visto! –chilló el príncipe a viva voz mientras temblaba de pura rabia.

Tras estas declaraciones toda la sala estalló en gritos, algunos alzando la voz para dar consejos al rey sobre qué hacer y otros para acusarse entre sí por no haber hecho lo suficiente. Tuvo que venir el chambelán a parar la discusión con amenazas de echar de la sala a los que no guardaran silencio y cuando la sala se inundó de un silencio tenso, habló el monarca.

-Debemos hacer lo necesario para que nuestra gente prospere y no podemos arriesgarnos ante semejante amenaza. Pero no soy un carnicero dispuesto a cometer genocidio; lucharemos contra ellos, pero cuando nos alcemos victoriosos les encerraremos mágicamente bajo el suelo, de donde no podrán salir para amenazarnos y donde ellos puedan medrar una vez acabado el conflicto. En cuanto a ti, te dejo al mando una unidad de caballería y estarás asesorado por mis mejores lugartenientes. Eres joven y blando, y esa ternura puede acabar no sólo contigo, sino con nuestro pueblo.

La sala estalló en murmullos aduladores, mientras el joven se apretaba los puños hasta el punto de que de un momento a otro se haría sangre.

-¡Me niego a aceptar esta farsa de paz! Debe de haber otro método de asegurar la armonía…

-Soy tu padre y tu rey y obedecerás todo cuanto digo.-dijo fríamente-. Cuando reines tú, lo harás de la manera que consideres apropiada. Ministros, comenzad los preparativos de la guerra. Ya hemos perdido demasiado tiempo.

-“Te he fallado Asgore”- pensaba entre lágrimas el príncipe mientras la marea de los acontecimientos lo engullían por completo.


C
Spoiler: Mostrar
https://i.imgur.com/cP9pptf.jpg


D
Spoiler: Mostrar
Un Mundito Cada Vez Mas Ceñido

Hay que seguir una serie de pasos. No existe un manual para ello pero de una forma u otra es bien sabido que se exige un método de galanteo para asegurar cualquier tipo de culminación voluntariosa en el amor. Esta metódica se ha ido perfeccionando por sucesivas generaciones de expertos cortejadores. Se aprende de tío a tío. De lectura en lectura en las sombras. Uno de los fundamentos en los que pivota toda su teoría reincide mucho en la suavidad de los actos, las miradas y los gestos. Mide tus palabras. No hay prisa. No te lanzes cual bestia. Finge desinterés. Mantente impávido ante los sucesivos empalmes: Hay que ser sutil para hacer pasar el acoso por cortejo. Flynn se sabía esto y llevábase preparando para este momento toda la semana.
En un principio nada había sido planeado. Encontrar a la chica perdida en el lugar mas remoto de todo el Reino de Corona. Aguantar al puñetero caballo. Patearse bosques y guaridas repletas de malotes. Hacerse el torpe. El graciosillo. El desinteresado. Todo para que la chavala pudiese ver los puñeteros farolillos. Así pensaba él y se revolvía entre sus pensamientos. En el fondo todo le daría igual si salía como lo había ido planteando. El sitio era perfecto. Cojonudo para un casquete rápido. Le daba miedo que la barca se volcara pero el tiempo acompañaba. El cielo despejado. Sin oleaje. El exceso de farolillos en el ambiente hacía difícil la visualización para cualquier testigo.
Ella, Rapunzel, miraba el festival de las linternas ajena a todo esto. Era un sueño de la infancia hecho realidad. Un objetivo en la vida cumplido. Nota calorcillo a su espalda. Para su sorpresa, ante ella estaba Flynn con un farolillo por mano. La jugada maestra para asegurarse el triunfo. Ella, joven e inocente, lo vio como un gesto de bondad.
«Levantamos los farolillos. Canturreamos un poco sobre nimiedades y ya la tengo en el bote.» Se decía Flynn para sus adentros. «Ojalá hubiera podido dejar al camaleón con el puto caballo. Va a ser raro que nos esté mirando. »
Se cumplió punto por punto todo lo que se había ido planteando. Entonces Flynn supo como actuar. Fijó sus pupilas con las de la joven. Ante ella se formó la mirada mas sincera, compasiva y tierna que su rostro era capaz de esbozar. Rapunzel se mantuvo seria para ocultar su euforia. Una sonrisilla.
«Ahora la acaricio la mejilla. Esto nunca falla.» Se seguía diciendo Flynn mientras iba aplicando lo aprendido por el método del galán.
Rapunzel se encontraba embebida por sus pensamientos infantiles sobre el amor idealizado. Se dejó llevar. A fin de cuentas, hacía días que ya le tenía echado el ojo. Posiblemente por que era el primer hombre que veía en su vida (que pudiese recordar).
Y llegó el beso. Tierno y sencillo. Ella estaba edulcorada y él como una moto.
Lo que no sabían es que en aquellos mismos instantes algo relevante había acontecido. Un suceso oculto por tanto farolillo. En el cielo. Una estrella había dejado de centellear.
Ella estaba ya tumbada en el fondo de la barca, dispuesta a dejarse hacer. Flynn de los nervios había empezado a temblequear. Prefería seguir dándose el lote con ella hasta que le dejaran de tiritar las rodillas. El camaleón por su parte encontrábase dado de vuelta, teñido de un rojo casi fosforito y haciéndose el desinteresado.
Flynn maldecía para sus adentros. Sus pantalones de pana ajustados se la estaban jugando. Eran perfectos para ser maltratados y desgastados durante los robos sin miedo a roturas. Pero eran horrorosos de quitar y mas si tenemos en cuenta que no disponía de mucho espacio. Ponerse de pie en la barca era mala idea: La embarcación carecía de orza alguna y podía volcar con facilidad.
Aún haciendo uso de la ranura de la bragueta seguía teniendo el problema de que el bolsillo se encontraba muy oprimido y le impedía echar mano del condón de tripa de cerdo que había pillado de estraperlo aquella tarde.
Horadó en el apretujado bolsillo mientras se la comía a morreos. Palpando con desesperación. Ella se mantenía ajena a todo. Con los ojos cerrados y creyendo estar viviendo una situación verdaderamente romántica. Flynn sintió un tejido suave, lo pellizcó con cuidado con el índice y el corazón. Fue tirando de él con cuidado. Salió enseguida.
—¡Por fin!
Y se hizo la luz. Literalmente. Un gran resplandor les cegó y vino seguido de olas. Ambos sin saber que ocurría se agarraron con fiereza a la barca. Varios vaivenes seguidos de calma.

Rapunzel se reclinó tenuemente y ante su vista veíase a una distancia aproximada de unos doce metros un aparato monstruoso. De aspecto metálico, prefabricado, a modo de cubos. Formaba una estructura sólida e imponente. Por varios de sus conductos humeaban varios vapores de tóxica composición. A ojos de ellos aquello era una especie de inmensa gaviota metálica. A nuestro ver era una nave gumi. De las feas, por cierto.
—¿Qué clase de brujería es esta, Flynn?
Pero él estaba a otras cosas. En su mente se cocía la ira. Sea lo que sea. Fuese lo que fuese. Aquel trasto le había chafado un polvo que iba para la historia. Mantenía la mandíbula apretada y su geta se tornó a un color carmesí que apuntaba a síncope.
Se oyeron unos repiqueteos en el interior de la nave. Seguidos de unos golpes. De la base sumergida de la nave se desplegaron una serie de flotadores que se inflaron al unísono con rapidez. De la parte superior abrieron una compuerta y un ocupante asomó su cabezón.
—¡Hemos amerizado tíos! Cuanto farolillo… ¡No eran luces de pista!
Se oyeron unos murmullos en el interior del trasto.
—¡Hay gente! —chilló Rapunzel.— ¡Hola!
—¡No grites! —bramó Flynn mientras tiraba de ella para que dejara de saludar.
El recién llegado hizo una reverencia un tanto macarra.
—¡Saludos tíos! Sentimos molestar. Venimos en son de…
—¡Cierra el pico, garrulo! ¡Que casi nos matas!
Rapunzel arqueó una ceja.
—Flynn. Relájate. No creo que lo haya hecho a propósito.
—Tronco, ha sido una situación de emergencia. Deje que le explique…
—¡Las hostias habidas y por haber! ¡Encima van de amigotes! Eh, gilipollas ¿Cómo te llamas? ¿Dónde vives? Que te voy a denunciar.
—¿¡Cómo que gilipollas!? ¡Espera a que me baje, que te voy a dar tal somanta palos que te va a poner la perilla en el prepucio, pedazo de payaso!
—¿¡Beat!? ¡Beat! —gritaron desde dentro.
De la nave salieron otros dos chavales y agarraron a Beat, que ya estaba bajando por una escalerilla lateral hacia el agua.
—No se te puede dejar solo en ningún momento —dijo Neku ante un Beat que se negaba a ser reducido.
—¡Me ha insultado!
Flynn siguió despotricando desde el bote mientras que se aferraba a éste para no caer del agua:
—¡No! Si quieres te doy la bienvenida. Como si no hubiese pasado nada. Vamos anda.
Rapunzel, con los brazos en jarras y estupefacta hacia la actitud desafiante de Flynn, se limitó a resoplar de exasperación.
—Para por favor…
Flynn comenzó a hiperventilar: «Mantén la calma. Ya mañana se puede volver a intentar» Miró de reojillo a Rapunzel. «Ella se está avergonzando de mi conducta. Contrólate. Contrólate por dios.»
Encima de la nave gumi, Neku daba palmaditas en la espalda a Beat:
—Ea ea ea. Ya pasó. Venga. Cálmate.
—¡Es que se ha metido conmigo! —gemía en plena rabieta.— No me dejas hacer nada, no es justo.
—No conocemos las normas de este mundo. No sabes a lo que te expones —miró al agua con preocupación.— ¿Y acaso sabes nadar?
—No. Pero me da igual.
—¿Ves? No te controlas. Piensa antes de actuar.
—¡Ha sido borde!
—Y dale, Beat. Hijo. Calma.
Beat se dirigió al otro chico que le había impedido ir al agua:
—¿Y tú no crees que tenga razón? ¿Los dos estáis de acuerdo? Está mal que se haya metido conmigo. Tiene que pagar.
Joshua se llevó su mano a la barbilla.
—A ver. Que haya insultado a lo primero que ha visto salir de la nave me parece normal y consecuente. Si tenemos en cuenta que Neku, mientras pilotaba, extendió su brazo con la clara intención de poder echar mano de una serie de chetos esparcidos por la consola de mandos… El ángulo de giro ejercido sobre el mando de pilotaje es proporcional al desplazamiento… —alzó la vista al cielo sumido en una serie de cálculos mentales.— La arcotangente por el producto de la guiñada del navío… Pero, claro. Habría que tener en cuenta el volumen en galóncubos gumi y la carga neta porcentual de las bodegas en el momento de la sutil turbulencia al impactar con varios de los farolillos de estas fiestas tradicionales… Que si no recuerdo mal fueron dos: Uno chocó con el motor gumi sanctus trasero describiendo una trayectoria hiperbólica y el otro con el gumi esuna-G lateral, de refilón. Hmmm, claro. Y su rumbo efectivo, sería muy similar al rumbo de superficie cósmica por la ausencia aparente de vientos en estas latitudes del mundo… —todos los oyentes de Joshua permanecían sumidos en silencio a la espera del resultado.— Según las estimaciones propicias me da que justo se obtiene una desviación axial de unos doce metros con treinta y cinco centímetros. Por lo tanto, si no hubiese llegado a coger un puñado de chetos podríamos haberlos pulverizado de un choque considerable que hubiese impactado de lleno con la barca. Mandando directamente sus restos mortales al fondo del mar, con los peces y demás fauna marina que los hubieran devorado. Dada la temperatura del agua y del clima oceánico imperante del lugar estoy convencido de que hubieran sido un festín para las lubinas, mules y moluscos cefalópodos como la sepia o el pulpo. En especial la sepia.
Flynn, que continuaba respirando con cierta ansiedad se mantenía agazapado y callado. Hubo un ápice de comprensión en Shiki, que acababa de salir de la nave.
—Rogamos sus disculpas, lugareño. A fin de cuentas este es su mundo.
—Reincido en lo de la sepia. Es importante.
—¿Cómo que su mundo? —preguntó Rapunzel.
Neku que permanecía junto a Beat calmándolo alzó la vista a Rapunzel.
—Acabamos de huir de Shibuya, nuestro hogar. Ha sido devorado por la oscuridad.
—¿Devorado por lo oscuro? —respondió ella, perpleja.
—Vamos, que ha sido destruido.
—¡Que horrible!
Joshua se llevó su mano a la barbilla.
—Lo cual no tiene lógica alguna. Se supone que el orden de los mundos ha sido restaurado. Nuestro mundo acababa de reconstruirse y sus habitantes, nosotros, habíamos retornado a él desde el intersticio de los mundos dormidos. No entiendo esta nueva destrucción. Es como si una nueva oleada de oscuridad hubiera tomado forma. Y que, lejos de ser una mera réplica de la primera, apunta a tener una fiereza equivalente o mayor a la anterior. Se avecina una gran batalla.
—Que sí, que sí. Que sóis de otro mundo. Por supuesto —rumió Flynn.— Seguro que también son enviados de dios. Que tienen superpoderes y demás cosas. Sigan sigan, que me estoy divirtiendo —de seguido escupió repetidamente al mar.— Dejadnos en paz.
—Si no son de por aquí ya me explicarás de dónde se han sacado este aparato.
—Brujería. Hay cosas muy raras por el Reino de Corona.
—No puedes decirlo en serio. Flynn, esto se pasa de raro.
—Lo dice una moza cuyo pelo, al brillar al son de una canción, cura a la gente.
Rapunzel abrió mucho los ojos:
—¿Qué estás insinuando?
—¡Nada! No insinuo nada. Estos son unos brujos de la sierra del norte. Estoy convencido de ello ¡Cabrones! ¡Piraros a vuestra montaña! ¡Que nos habéis chafado el espectáculo de los farolillos!
—¡Somos de otro mundo! —aseguró Neku.— ¡Hay tantos mundos como estrellas en el firmamento!
—¿Y teníais que escoger este? Ya, claro. Sigue…
Joshua se llevó su mano a la barbilla.
—No ha resultado sencillo definir un destino para nuestra derrota por los flujos de tráfico gumi. Las barreras entre mundos están a medio arreglarse. Pero siguen existiendo rutas entre las grietas de estas; Nuestra idea. La prioritaria. Era ir a Ciudad de Paso, pero recibimos un radiotelegrama que nos informaba de que están colapsados todos sus centros de inmigrantes. Afirmaban que su mundo ha cumplido con creces todas las cuotas de acogida y no había forma de entrar. Asi que nada mas caer Shibuya fuimos aquí por ser el mundo que mas cerca se encontraba de entre los atajos de las barreras.
—Aun suponiendo que sois de fuera —comenzó a decir Flynn midiendo sus palabras.— Tendríais que pedir permiso antes de veniros aquí. A los gobernantes. De no ser así sería inmigración ilegal —arqueó las cejas a modo de triunfo.
Neku asintió.
—Todas las naves que pudieron huyeron de Shibuya. El combustible estaba racionado. Nos daba para viajar lo justo y por debajo de los límites necesarios como para poder utilizar la teleportación. No había alternativa.
Beat continuó con las excusas de Neku:
—Creíamos. Por el exceso de farolillos. Que esto era una pista de aterrizaje.
—Pobres chicos —dijo Rapunzel.— ¿Ves Flynn? Son buena gente. Y necesitan de nuestra ayuda.
—Los cojones. Que les den por saco.
—¡Flynn! ¡Eso es xenofobia! —gritó Rapunzel con un claro gesto de horror.
—¿Qué? ¿Cómo? —Flynn se percató en aquellos instantes sobre lo peligroso que era ahora despotricar sobre los chavales. Dado que se definían como extranjeros.— Por favor Rapun, no me malinterpretes pero quiero que nos dejen en paz. Bastante molestias nos han causado.
—¡Te niegas a acoger asiliados!
—¡Pero si no son de fuera! ¡Son humanos! Mismos brazos, mismas piernas. No son extranjeros. Y mucho menos alienígenas.
Rapunzel permaneció horrorizada:
—O sea, que para que sean de fuera tienen que ser distintos ¿No? Partes de la idea preconcebida de que para ser foráneo hay que tener diferencias. Exaltas la discriminación y la estereotipación de los individuos como criterio segregacionista. Y, por si fuese poco, llegas a poner un ejemplo extremo al compararlos con alienígenas.
—Yo no he querido decir eso.
—¡Si que lo has hecho!
—Pues no me has entendido bien.
—¡Acepta sus diferencias así como la carencia de ellas!
—Venga Rapun. Si son de lo mas normal.
—¡Y además los banalizas! ¡No sabía que fueses así de malvado! ¡Déjame!
Flynn se quedó con la boca abierta. No entendía que acababa de ocurrir.
«Vale. Ahora si que se la han cargado.» Flynn comenzó a crujirse los dedos para liberar la tensión.
—El problema es ahora —decía Neku a sus colegas.— Que tenemos que arreglar eso —señaló al ala izquierda de la nave, considerablemente dañada por el impacto con el agua.
Neku dio un salto y comenzó a inspeccionar con cuidado los desperfectos.
—Lo bueno es que no hay problema con que entre agua. La ala está compartimentada. Lo malo es que no es reparable —se agachó y palpó con suavidad la chapa como si se tratara de un paciente.— Fue la primera parte en tocar agua y de la tensión la ha reventado. Necesitamos piezas nuevas. De gumi aero. —empezó a contar los dedos pero dejó caer la palma de la mano con gesto triste.— No lo sé. Unas cuantas. El repintado se puede dejar para otra ocasión. Esto es serio. No podemos volar así.
—Dónde puñetas vamos a sacar bloques gumi de aquí, tíos. Estamos jodidos —bramó Beat.
Shiki echó mano de su gumi radar portátil.
—Y no hay cobertura —miró a sus compañeros con un ápice de nerviosismo.— ¿Estamos atrapados?
Joshua se llevó su mano a la barbilla.
«¡Oh no! Por favor. El plasta vuelve a abrir el pico.» Se quejó Flynn para sus adentros.
—Este lugar parece una apología del feudalismo. Vileza y bajeza del medioevo aderezado con tradiciones primitivas tales como un sencillo espectáculo de luces —señaló la torre mas alta de la ciudad, que se asomaba de entre tanto farolillo.— El castillo imperante en la ciudad realza su gobierno monárquico. Su sistema social es limitado. Su arquitectura no pasa de la piedra. Sus mentes raquíticas dan lo suficiente como para elaborar diseños navales bastos y simplones. Por poner ejemplo cercano: Fíjense en la barca. Madera de fresno. Taponado de fugas con resina de la subespecie endémica Pinus pinaster subsp. Coronalis para conseguir un correcto estancado en el fondo. Esmaltado tosco y artesanal. No me cabe la menor duda de que su tecnología dista mucho de la modernidad ansiada —Neku se mantuvo tenso ante las innegables declaraciones de Joshua.— Lo mas probable es que este mundo carezca de soporte para las naves gumi, y mucho menos que sirva de punto de parada. Si. Es oficial. Este lugar está fuera de la circulación galáctica —ante estas declaraciones todos los jóvenes mostraron una clara angustia. Joshua ni se inmutó.— Pero no sucumbáis al pánico amigos míos. Olvidáis algo fundamental. Tenéis que tener fe. Y hago fe de que siempre hay algo que está omnipresente ¡Y no hablo de dios! Ni del amor. O de los átomos. Ni siquiera hablo de la luz. Lo que está en todas partes no son ni mas ni menos que los moguri: Si hay un lugar existe un moguri en él —se dirigió hacia Rapunzel.— Seguro que alguna vez habrás visto alguno y ni siquiera te habrás dado cuenta.
—¿Moguri? No me suena.
Joshua asintió como si lo hubiese visto venir y por vez enésima se llevó su mano a la barbilla.
—Escuche atentamente mi descripción, rústica nativa. Buscamos a una serie de personajillos que forman una comunidad cerrada. Han tenido una gran diáspora y se pueden hallar por todos lados. Portan tocados de estridente estética por razones que no se sabe si son por gusto o por religión. Son de grandes narices. Con un gran afán por montar negocios y amasar grandes fortunas.
—¡Aquí los llamamos judíos!
—No Rapun —interrumpió Flynn.— Se refieren a otra cosa.
Pero entonces Flynn temió lo siguiente: Hacía lustros que era un cliente leal de la tienda de Mogjumo, el moguri de los barrios bajos de la ciudad. De hecho había ido allí aquella misma tarde. Su dependiente era una criatura de extraño aspecto y achuchable que encajaba a la perfección con la descripción de Joshua. Ahora bien: Facilitar la localización secreta del sitio no beneficiaba para nada a su imagen, dado que el local de Mogjumo se había especializado en la venta de toda clase de artículos BDSM, además de dildos y condones. Flynn parpadeó. Los de Shibuya le miraban expectantes de una respuesta.
—He oído hablar de ellos… en la ciudad. Nunca en mi vida me he topado con uno pero, sí, los hay. Hay habladurías… ya sabéis… —mientras decía todo esto hundía a presión el condón en el fondo del bolsillo de pana.— Pero son muy raros de ver. Insisto en que no conozco a ninguno de ellos. Nada. Ni una pizca. Tendréis que molestaros en buscarlos.
—Los moguris siempre están. No nos dices nada nuevo.
Flynn proseguía con sus reflexiones internas: «Casi nos mandan al otro barrio y encima desprecian mis intentos por ayudar. Son unos asquerosos. Definitivamente.»
Rapunzel también se estaba mosqueando. Pero su enfado era hacia Flynn:
—No intentes enmascarar tus horrorosos ideales xenófobos fingiendo ayudarles ahora dándoles información trivial. Eres falso y ruin. No sé cómo he podido estar tan ciega.
—Rapun. De verdad. Me estás malinterpretando.
—¡No me hables! ¡Llévame a la ciudad!
Rapunzel se dio la vuelta y estiró el brazo para recoger a Pascal. El camaleón miraba de reojillo a Flynn con una sonrisa burlona. Arqueó las cejas como si pudiese leer sus pensamientos y le dio la espalda también.
—¡Vamos Flynn! ¡A remar!
Aquello era la gota que colmó el vaso. Flynn suspiró.
—¿Qué tal si te calmas, Rapun? Al menos un poquito.
Rapunzel ni se dignó a girarse hacia él para hablarle.
—No te me pongas chulo.
Flynn se pasó la mano por el pelo. Le sorprendió lo sudado que lo tenía ¿Qué podía hacer? Estaba hundido en la miseria y no sabía como lidiar con su súbito cambio de ánimos. Forzar a Rapunzel a que le prestase atención sería con toda probabilidad un fracaso porque podría tomarlo como una agresión. Flynn se lo pensó mas fríamente: Tendría que echarle tiempo. Dejar cicatrizar. La cosa pintaba que ya no tenía solución de un día. Pero existía la esperanza de que al final las cosas saliesen como había planeado. Todo podía empezar a arreglarse con la vuelta al embarcadero. Remadas solitarias. Tristes. Sin intercambio de palabras. Ella saldría de la barca sin despedirse y se adentraría sola en la ciudad. Su corazoncito empezaría a arrepentirse de su brusquedad y tarde o temprano volvería a caer rendida en sus viriles brazos. Si no era mañana, sería dentro de un mes.
—¡Rubia! ¿Quieres que te llevemos? —preguntó Beat.
«¡Pero será hijo de puta!» Flynn miró a Beat con cara de pocos amigos y deslizó su meñique a lo largo del cuello.
Beat procuró hacer un corte de mangas a Flynn mientras Rapunzel se entretenía en incorporarse.
—Por supuesto que voy.
Flynn abrió mucho los ojos y resopló de exasperación.
—Rapun. Te estás equivocan… —Flynn se moderó.— Emm…
—¿A que esperas? Ya veo que aparte de xenófobo eres cortito de entendederas ¡Acércame a la nave!
Él se bloqueó. A tanto no llegaba el código del galán.
—¡Dame los puñeteros remos, joder!
Flynn ni se molestó en resistirse y ella se los arrebató con brusquedad. El color enrojecido de su cara se había tornado a un gris ceniza. Estaba descompuesto. Aquello era un bajón.
Por otro lado, los de Shibuya habían accionado un mecanismo que permitía a los gummi sanctus desplazarse hasta la sección emergida de la nave, actuando esta como un hovercraft improvisado.
—¡Beat! —gritó Neku desde dentro.— Quédate fuera de vigía, no vayamos a chocarnos con algo.
—¡Oído! ¿Qué tal va mi hermana?
—¡Sigue vomitando!
—¿Ves, Joshua? Y mira que la dije que fuese en ayunas. No me hizo ni caso. Así aprenderá.
Joshua se llevó su mano a la barbilla.
—Sin lugar a dudas. Estaba dentro del grupo de riesgo. El tracto digestivo de infantes como Rhyme difiere…
—¡Echadme una mano! ¡Coño! ¡La escalerilla está empapada y me puedo resbalar! —gritó Rapunzel desde abajo.
—¡Voy señorita! —Beat alargó el brazo y agarró a Rapunzel con firmeza. Ella, siendo tan ligera, ascendió con facilidad.
—Bueno —comentó la joven mientras hacía una reverencia.— Me presento como es debido. Yo soy Rapunzel. El bichejo que está a mi hombro es Pascal.
—¡Yo soy Beat, tía!
—Me llamo Shiki. Y este es Mr. Mew —dijo mientras sostenía su peluche.
Joshua se llevó su mano a la barbilla.
—Joshua.
Y se oyeron dos voces desde dentro:
—¡Neku Sakuraba, a los mandos!
—¡Rhym… Buagh!
La nave gumi, ahora embarcación improvisada, pegó un tirón súbito y comenzó a deslizarse sobre la superficie del agua.
—Tenemos que encontrar a un moguri cuanto antes —comentó Shiki mientras miraba su radar gumi.— Nunca se sabe cuando nos… —parpadeó al darse cuenta de algo.— ¡El combustible! —echó a correr hacia dentro.— ¡Neku! ¿Cuánto combustible nos queda?
Beat no se alteró lo mas mínimo.
—Tenemos lo justo para llegar al puerto de la ciudad. Esperemos que los moguris no inflen el precio. Son unos aprovechados.
—Podéis talar unos árboles —dijo Rapunzel señalando a la orilla opuesta. Donde había bosque.
Joshua se llevó su mano a la barbilla mientras esbozaba una sonrisilla.
—Rústica nativa. Que ignorante eres. Nosotros utilizamos fuentes de energía mucho mas modernas. Verás, las naves gumi se impulsan con caras felices… De media salen a 6000 platines por cada barril refinado. Están compuestos por rostros arrancados de bebés procedentes de mundos subdesarrollados, todos ellos son disueltos en ácido fluoroantimónico y aromatizados a fresa; En caso de que se agoten puede seguir produciéndose energía de forma renovable sonriendo en cabina, una simple sonrisa feliz puede acelerar la nave con facilidad, pero pasadas las horas se te acaban paralizando los músculos de la cara entre inmensos dolores. Si dejas de sonreír en pleno viaje espacial y la nave no tiene combustible de reserva, los sistemas de renovación de aire y presurización dejarán de funcionar y en el mejor de los casos te explota la cabeza antes de que te des cuenta.
—Fantástica tecnología —afirmó Rapunzel con los ojos como platos.
—Ya ves. Todo progreso es un pequeño milagro.

Atrás de ellos quedaba el bote. Su ocupante restante se mantenía estático. Disgustado. Con la hombría atrofiada. Del dolor surgió una vocecilla en el subconsciente de Flynn. La voz del código del galán había acudido a él:
«¿Vas a quedarte rezagado? ¿O vas a reclamar tu polvo legítimo?»
—He fracasado.
«Simplemente has tropezado. Las circunstancias. Pero hasta en lo mas profundo de la caída. En la oscuridad mas abismal. Siempre hallarás un destello de luz. La luz entre las piernas que se abrirán ante ti. Ve, hijo mío. Reclama tu chumino.»
—¡Mis erecciones son mi poder!
A espaldas de la nave gumi se oyó un intenso chapoteo:
—¡Cabrones! —gritó un Flynn que se iba acercando.— ¡Remaré hasta que se me caigan los brazos! ¡Nadie me deja atrás!
Beat resopló entre risitas y le vociferó:
—¡A callar, xenófobo!
—¡No soy eso! ¡Mírame Rapun!
Ella no respondía y rehuía de hacer cualquier tipo de contacto visual
—¡Es igual! ¡Sólo quiero que me escuches! ¡Tienes razón, he sido un borde y un incomprensivo! ¡Me he comportado como un crío! Pero si aún te queda alguna duda, si aún crees que he sido excesivamente soez contigo pido de todo corazón tu perdón.
«Piensa en otra gilipollez. Tiene que parecer sincero. Tiene que sonar bien al rebotar dentro de su cabeza hueca.» Le decía la voz a Flynn. «Espera ¡Ya lo tengo!»
—Y has de creer que amo de manera equitativa a todos los seres independientemente de que pudiesen existir diferencias inexistentes en su físico. Lo que importa es querer a su ser como tal. El resto nos es indiferente. Pues sólo cuando se focaliza el afecto hacia el espíritu se consigue un amor genuino.
Rapunzel perdió la respiración. Sonaba tan bien que tenía que ser algo bonito. Pero en el fondo tenía el presentimiento de que todo lo que había ido diciendo no era mas que burda palabrería. Los engranajes de dentro de su cabeza comenzaron a desempolvarse y empezó a comprender sus verdaderas intenciones. Era mejor dejarlo estar.
Pero otra no estaba por la labor:
—¡Paren máquinas! ¡Dejen que se suba!
Todos fijaron sus miradas en el la persona que había gritado. Era Rhyme.
—¿Por qué? —dijo Beat sorprendido.
—¡Que bellas palabras! ¡Que corte de cara! ¡Que brazada mas musculada! ¡Le amo!
Flynn a lo lejos veía barullo en la nave. No parecían haberse tomado a bien sus palabras.
—¿Qué ocurrirá?
Debido a un acto reflejo hizo un brusco movimiento de cabeza. Acababa de esquivar un botellazo que iba directo a su frente.
—¡Como te pille cerca nuestra, te mato! ¡Pederasta!
Flynn dejó de remar. Aquella no era su noche y no podía ir a peor. Habría que esperar a que viniesen otras ocasiones. Otra vez a cocer a fuego lento un romance. Las veladas esplendorosas llegarían. Y se haría la luz. Literalmente. Por segunda vez consecutiva aquella noche. El brillo deslumbró a todos y el mar volvió a menearse. Los destellos se mezclaron con las astillas. A espaldas de la nave de los de shibuya apareció otro trasto gumi, de mayor envergadura que la anterior.
Beat la señaló mientras esta desplegaba sus flotadores de emergencia:
—¡La nave de Sanae!
Uno de los flotadores cubrió la parte de la barca que todavía quedaba intacta y la hundió como un ladrillo. Flynn asomaba su sanguinolenta cabeza del agua intentando agarrarse a algo.
—¡Cabrones! ¡Esto es un abuso!
—¿Véis lo poco que ha tardado en quejarse? No tiene solución —Rapunzel asintió de seguido con la cabeza.
—Voy a decirle a Neku que de la marcha atrás —dijo Beat sumido en una mezcla de culpa y compasión.
Rapunzel negó con el dedo.
—Continua o de lo contrario comenzaré a sonreír.

Muchas cosas cambiaron aquella noche. Cuando los farolillos se fueron despejando del horizonte, los habitantes de Corona descubrieron a una auténtica flota gumi fondeando en la bahía de la ciudad. Durante las semanas siguientes los moguris hicieron su Agosto. Los hostales se colapsaron y tuvieron que recurrir a las tiendas de campaña. Numerosos comercios subieron sus precios.
El Reino de Corona veía crecer su población de forma desbocada pues muchos de los forasteros shibuyanos se resistían a irse. Poco a poco los espacios se fueron limitando y el reino comenzó a sobrepoblarse. También supuso la entrada de Corona en una liga superior de mundos, ya que se convirtió en parada espacial, con un considerable apoyo monetario por parte de inversores extranjeros.
Pero a Flynn aquella estrechez de su mundo se le hacía holgada, como su cuerpo tras haberse dado de sí tras un impacto que en un principio no había sido tan grave. Había tenido un desgarro interno de la pleura que le había desplazado parte de los órganos y que le obligaba a andar de lado para evitar una serie de vértigos y cefaleas, por no hablar de sus numerosas costillas rotas, el collarín, las mordeduras de sepia en el talón y la prótesis de cadera que le habían apañado con un puñado de hierros oxidados en la cuadra de su primo.
Pero muchos de sus colegas ladrones parecían mas interesados sobre el cambio en su forma de plantearse la vida. Hacía tiempo que había dejado de ser un mujeriego. Y no lo achacaba a sus crecientes discapacidades. Solía decir lo mismo:
—Aquella noche descubrí el verdadero significado del amor. Y dista mucho de ser algo limitado al alma, como dije. O a las excusas, como creía. Es algo físico. Es algo que te incita a ser llenado o derramado. Es algo que te hace recordar que eres un pedazo de carne.
—¿Lo dices por el accidente? —dijo el mayor de los hermanos Stabbington.
—Lo digo por la cantidad de excusas que hay que echar sólo para un puñetero frote genital. Demasiadas molestias.
—Muy reflexivo te veo estas últimas semanas.
Flynn cabeceó nervioso.
—Es que ando algo preocupado y no paro de reflexionar sobre aquella noche. El tío de la nave que me dio la hostia. Un tal Sanae Hanek… Como cojones se llame. Pues, veréis. Me sacó del agua y me empezó a hablar del Submundo espiritual de Corona que si estaba en fase de desarrollo y de mi espíritu en una encrucijada, que tal. Y también habló de mi nueva ascensión a la vida… No se qué de una misión fundamental. La verdad es que no recuerdo mucho de lo que me decía antes de que me desmayara. No le he vuelto a ver y los shibuyanos dicen que no pueden ayudarme. Bueno, pues que desde entonces tengo un contador en la palma de la mano —enseña un número pintado de rojo que va decreciendo.— Me quedan dos horas y no se que mierda más me dijo porque también me pitaban los oídos. No entiendo nada. Estoy jodido.


E
Spoiler: Mostrar
FRENTE AL MAR


El mar era inmenso, brillante y desprendía un olor penetrante que lo impregnaba todo gracias a la constante brisa. Le hacía darse cuenta de lo limitada que era su imaginación. En otras circunstancias, se habría reído de su convicción de que era capaz de llegar a visualizar una maravilla así.

Armin caviló, sentado en la arena, con los pies descalzos hundidos en la misma, que ese debería haber sido el momento más feliz de su vida. Ya no quedaban Titanes en la isla, sus amigos de la infancia habían sobrevivido para atravesar las Murallas y recorrer unos vastos y casi interminables territorios. Había sido, por fin, un viaje emocionante como había soñado de pequeño. Sin muertes. Sin dolor. Con Eren y Mikasa.

Y, sin embargo, Eren…

Armin jugó con la arena, que se le escurría entre los dedos. Notaba la sal por todo el cuerpo y no le habría podido importar menos, aunque anticipaba que esa noche se le irritaría la piel al dormir. Luego acarició el extraño objeto, suave por dentro y rugoso por fuerza, retorcido como si fuera ropa que escurrir. No se le ocurría cómo se podía haber formado, a menos que fuera la concha de algún bicho gigantesco.

Eren no le había echado ni un solo vistazo.

—Si matamos a la gente que hay más allá del mar, ¿seremos libres?

Armin cerró los ojos y meneó la cabeza. No era la solución, no podían luchar contra el mundo entero. Su amigo jamás habría querido matar a seres humanos.

Entonces recordó las frías miradas de Eren, cómo a veces cambiaba a posturas a la hora de sentarse que nunca le había visto antes, y su rostro envejecía y se volvía más distante, más pétreo…

Más…

—¿Armin?

El chico se dio la vuelta y vio a Mikasa. Armin asintió con la cabeza, pero no hizo amago de levantarse. Le gustaba el frescor que le atravesaba la tela de los pantalones, la caricia del viento.

—¿Ya está la comida?

—No.

—Me imagino que, si de Sasha dependiera, ya estaría todo listo. —Armin se apoyó contra el árbol, delgado y con unas curiosas hojas, y volvió a verse atrapado por el resplandeciente mar. Parecía una piedra preciosa. ¿Cómo sería al atardecer?—. Me gustaría quedarme aquí, pero Levi sigue diciendo que el agua es venenosa, ¿no?

Mikasa asintió con el ceño fruncido y se sentó al lado de Armin, abrazándose las rodillas.

—Siempre hablabas de esto —dijo de pronto—. Con Eren. Y nunca terminaba de entenderlo o imaginarlo.

Armin se sonrojó un poco. No le había mostrado a Mikasa su libro secreto. Se preguntó qué habría sido de él. No se le había ocurrido buscarlo cuando regresaron a su ciudad. No con todo lo que sucedió. Ni siquiera sabía si su casa habría acabado aplastada durante la batalla.

—Era mi sueño. Con Eren. —reconoció al final, con la voz rota.

Había renunciado, había dejado que Eren fuera quien siguiera adelante cuando comprendió que tendría que morir para detener a Bertholdt. Pero luego lo salvaron en lugar de a Erwin. ¿Cómo podía odiarles por ello, aunque no lo entendiera? ¿Cómo podía darles las gracias sin sentir el peso de la responsabilidad y el enorme e injusto sacrificio que se había cometido para que él siguiera vivo?

—Lo sé —susurró Mikasa.

Notó sus dedos en el hombro y Armin se volvió hacia ella, enfadado consigo mismo. Le escocían los ojos como cuando era pequeño y sus amigos tenían que venir a rescatarlo, porque él se negaba a retroceder, pero era demasiado débil para defenderse.

«Como contra Bertholdt.»

Intentaba no contar las horas. Los días. Pensaba que era una condena adecuada tener contado el tiempo que le quedaba en la tierra. Un castigo justo. Y luego se recordaba a todas las personas que habían matado Bertholdt, Reiner y Annie y se le revolvía todo.

—¿Armin? ¿Qué…? —Su amiga vaciló—. ¿Quieres hablar conmigo?

Armin abrió la boca y luego la cerró. Mikasa apartó la vista y Armin maldijo para sus adentros.

—Es solo… —se forzó a decir—, que pensé que… que habiendo llegado aquí, a pesar de todo… Siempre había querido ver este sitio.

«Tendría que haber sido especial.»

—Pero Eren…

Una vez dijo que el destino de Eren parecía alejarse de ellos dos. Nunca había pensado que sería de esa forma.

Armin, que nunca la había visto llorar, ni siquiera cuando creyó que Eren estaba muerto, vio cómo se le anegaban de lágrimas los ojos. Se sintió la persona más miserable del mundo.

—Lo siento, Mikasa, de verdad que…

En vez de contestar, Mikasa le tocó la mano y se la levantó, como para verla bien. Al final la envolvió con su propia mano. Tenía la palma dura y callosa, pero cálida.

—No quiero perderos. A ninguno de los dos. Te dije que no ibas a morir. Hasta te quité la cuchilla pero después…—Armin lo recordaba bien. Cómo Mikasa se a quitó de las manos y la tiró por el tejado. Pensó que solo podría morir devorado por un titán, pero Mikasa le dijo que iba a vivir—. No luché lo suficiente —farfulló—. Me rendí.

—Mikasa. —Armin esbozó una temblorosa sonrisa y le apretó de vuelta la mano—. Hange me contó lo que pasó. Y no te culpo. Jamás lo haría. Sé que lo intentaste y también que luego hiciste lo correcto.

Ella pareció dolida.

«¿Debería haberme dejado morir? ¿Les habría dejado yo?»

—Pero…

—Me alegra —saltó él— que lo intentarais. Me alegra, a pesar de todo, me alegra que insistierais. Me alegra saber que confiasteis en mí y que me queríais lo suficiente para anteponerme a Erwin.

—Oh Armin…

Mikasa le acarició el brazo y Armin apretó su mano. Se miraron un momento, haciendo un amago incompleto de acercarse, sin saber bien cómo actuar. Nunca había habido espacio para muestras de cariño desde que ingresaron en el ejército. Armin no recordaba que nadie lo hubiera abrazado como hizo Eren cuando se despertó en… años.

Ella no llegó a estrecharlo, pero sí lo miró a los ojos y dijo en voz baja:

—Yo no creía en el mar. No imaginaba nada más allá de las Murallas. Pero gracias a ti, estamos aquí. —Entonces y, para sorpresa de Armin, esbozó una sonrisa. Miró hacia el mar y dejó escapar un pequeño suspiro—. Es hermoso.

Armin también miró y se abrazó las rodillas con el brazo libre.

—Lo es.

Se quedaron un rato contemplando y escuchando el rumor de las olas que batían contra la orilla. Luego, Mikasa se fijó en el objeto que tenía entre manos.

—¿Es de un caracol?

—¿Tú también lo has pensado? Pero es demasiado grande, no puede ser.

Mikasa cogió el objeto, que podría ser una concha o no, y lo estudió con curiosidad. De pronto se la llevó al oído y Armin, que fruncía el ceño, iba a reír y preguntarle si escuchaba algo cuando los ojos de ella se abrieron de par en par y se iluminaron.

—Había notado algo y creía que no podía ser pero…

—¿A ver?

Al principio, creyó que debía ser cosa del mar y su arrullo. Pero pronto distinguió el sonido encerrado del que escuchaba por el oído libre. El corazón se le aceleró. Se oía el mar dentro.
Mikasa esperaba, ansiosa y vagamente ruborizada.

—¿Lo oyes?

—¡Sí! ¿Cómo es posible? ¿Tendrá algo dentro? ¿O será por su disposición? ¿O es algo característico de las piedras del mar? —balbució Armin, con la voz temblorosa de la emoción—. ¿Buscamos otras?

Se levantaron entre cortinas de arena y se acercaron rápidamente a la orilla, donde comenzaron a desenterrar pequeñas piedras y también lo que Armin supuso que serían conchas de alguna clase de insecto, aunque las había de toda clase de tamaño. Les llevó un rato encontrar algo parecido pero, en cuanto se la pusieron al oído, sonrieron.

—Tenemos que llevarla a Hange, seguro que le encanta —dijo Armin.

—¡EEEEH! —gritaba Sasha, desgañitándose desde el pequeño campamento que habían organizado y del que salía una columnita de humo por la hoguera—. ES HORA DE COMEEEEEER. NO OS VA A QUEDAR NADA.

—¿Se lo mostramos a Jean y los demás? —preguntó Armin.

De pronto le entró un poco de angustia por si alguno de sus descubrimientos acababa roto pero, a la vez, se moría por compartirlos.

Y, a la vez… ¿Qué cara pondría…?

—Guárdalo. Dejémoslo para esta noche —respondió Mikasa ante su repentino silencio.

Se miraron un momento. Armin sonrió y dejaron su pequeño tesoro a los pies de uno de los árboles antes de sacudirse las manos y encaminarse hacia donde estaba el resto del grupo.

—Hacía mucho que no hablábamos así —murmuró la chica, que se había quitado la bufanda y la llevaba enrollada en la mano. Hacía demasiado calor incluso para ella.

Armin asintió con la cabeza. A veces costaba creer que hubiera pasado menos de un año desde que terminó su entrenamiento y comenzó la pesadilla. Se le encogió la garganta al pensar en Bertholdt, pero lo disimuló con naturalidad. Aun así, tuvo la sensación de que a Mikasa no se le escapó el hecho por alto.

—Lo echaba de menos —reconoció.

Casi siempre eran él y Eren hablando y Mikasa escuchando, pero siendo parte del grupo… Y la cuidadora de Eren. Así eran las cosas y así se habían mantenido hasta ahora.

Pero Mikasa estaba a su lado y no con Eren.

—¿Estás bien, Mikasa? —preguntó entonces.

Ella, que se estaba recogiendo el cabello negro tras una oreja, no lo miró, sino que pareció desear perderse en el mar.

—No —reconoció—. No quiero pensar en lo que hay más allá.

Armin también miró y sintió un profundo peso en el estómago. Quién se lo habría dicho. Humanos. Humanos que los odiaban. El mundo era inmenso. Ni siquiera tenían claras las dimensiones de la isla en la que vivían. Se le hundieron los hombros y soltó un pequeño suspiro.

Luego escuchó el arrullo del mar y las casi carcajadas de los enormes pájaros blancos que sobrepasaban la zona. Y aunque no era la felicidad desmedida que había sentido al visualizar aquella inmensidad de agua salada, se sintió un poco mejor. Porque estaba allí.
Estaban allí.

Y Mikasa había sonreído, como casi nunca hacía, al meterse en el agua como si fuera una niña pequeña.

—Mikasa.

—¿Hmm?

—Me alegra que tú también estés aquí. Me alegra que hayas podido ver el mar.

La chica lo miró con algo de sorpresa. Después su rostro impasible se derritió con una pequeña y dulce sonrisa.

—También yo.



Tendréis una semana para mandar las votaciones por mensaje privado, esto es, hasta el 1 de Febrero.

¡Buena suerte!
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor Sito » Vie Ene 26, 2018 2:27 am

Posss ya he votado. Está bastante lindo todo, así que he dado mis votos según las cosas que conocía más o me recordaban a cosas de hace tiempo qNostálgico ñ_ñ
ImagenImagenImagen
v. Ficha de Nicoxa .v
Imagen
ImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Sito
161. Kairixula
161. Kairixula
The Unknowns
 
Mensajes: 6996
Registrado: Jue Ene 25, 2007 1:28 pm
Dinero: 33,564.44
Banco: 3,517,943.83
Ubicación: Onett
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 127

RESULTADOS

Notapor LightHelco » Vie Feb 02, 2018 5:00 pm

Pues votaciones cerradas, damos paso al recuento de votos para sacar a los ganadores de esta edición de Escucha y Crea. Nuevamente, muchas gracias por participar y votar, vuestros compañeros de foros os agradecen el tiempo dedicado para leer, ver y opinar sobre sus obras.

No nos alarguemos mas, aquí están los resultados:

En Quinto lugar con solo 2 puntos debido a no haber votado, se queda la participación C perteneciente a Dark. Sus temas habían sido The Opened Way de Shadow of the Colossus, esa que conocemos como "ESTOY ESCALANDO EL TITAN" y el primer opening del anime Death Note, ese que no es alguien soltando una parrafada de insultos:



El Cuarto puesto se lo queda la participación B de Fornax con unos modestos 7 puntos. Se le dieron de temas la combinacion de Bergentrückung y el tema de batalla de Asgore de ese juego que solo nombrarlo causa guerras, Undertale y The Breaking of the Fellowship del Señor de los Anillos, considerado el tema principal de la película:



Nuestro primer premiado en el Tercer puesto y que se llevará un sprite de estilo 8 bits es nuestro querido Gooby y su participación D, que consiguen aferrarse al puesto con un total de 9 puntos, felicidades. Los temas que lo ayudaron a escribir tal inusual historia fueron Calling de The World End With You, muy pronto en Switch mas cercana y Por fin ya veo la luz de la pelicula Enredados, un dueto más bonito que cualquier puerta hacia el amor:



15 puntos son aquellos que ha ganado Suzume con su participación E para llegar al Segundo puesto y llevarse un sprite de 50x50, enhorabuena. Podría decirse que fue la más REVOlucionaria en lo referente a canciones teniendo para elegir entre Ballad Moving Toward Hope de Bravely Default, gran juego, mejor banda sonora y el opening de la tercera temporada del anime Ataque a los Titanes, Attack on Titan, Shingeki no Kyojin o Como esquivar spoilers del manga durante cuatro años:



Y el Primer puesto, el ganador que ha logrado juntar 25 puntos y ahora os debe un jamon de pata negra a todos, el que se llevara un precioso sprite de 100x100, el que tuvo los dos temas que le habrían gustado a Malfuin, por ser el tema de Terra de su juego favorito Final Fantasy VI y el opening Again de su anime favorito Fullmetal Alchemist: Brotherhood, no es otro que el que envió la participación A... ¡KAOS! ¡ENHORABUENA, ERES NUESTRO GANADOR!



Los tres ganadores pueden contactar conmigo para decirme de que quieren el sprite y los de KHW además, se llevaran el numero de votos conseguido y multiplicado por 1000 en platines, esto es: 9000 para Gooby y 15000 para Suzume.

Y aquí termina todo, espero que os lo hayais pasado bien con esta edición tanto ¡que deseis que haya una nueva en el futuro!

¡Hasta otra!
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3302
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: Escucha y Crea

Notapor _ElMasterGooby_ » Dom Feb 11, 2018 2:31 pm

Entonces tengo derecho a un sprite de 8 bits??
Pos que sea de Saitama, de One-Punch-Man, por ejemplo.
Mis cosucas:
Spoiler: Mostrar



Imagen
Avatar de Usuario
_ElMasterGooby_
11. Estrella Angelical
11. Estrella Angelical
 
Mensajes: 313
Registrado: Vie May 13, 2016 1:59 pm
Dinero: 51,767.67
Banco: 161,730.80
Sexo: Moriré solo y virgen
Tumblr: No me mola.
Facebook: Tampoco.
Youtube: Me da que no.
Instagram: Nanay.
Estantería de objetos
Karma: 5


Volver a Concursos KHWorld

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron